Saltar a: navegación, buscar

Platelmintos

Platyhelminthes
Información sobre la plantilla
Tenia.JPG
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Platyhelminthes

Platelmintos. (Platyhelminthes o Plathelminthes), son un filo de animales invertebrados acelomados protóstomos triblásticos, que comprende unas 20.000 especies. Sin aparato digestivo o con él incompleto, sin celoma ni aparatos respiratorio y circulatorio, hermafroditas y con desarrollo directo de órganos de fijación. Se considera que el filo comprende varios clados, y desde un punto de vista riguroso la clasificación tradicional se considera obsoleta.

Características

Se caracterizan por poseer una región cefálica que acoge órganos de los sentidos y redes nerviosas. Igualmente, en esta zona se encuentra la boca en posición ventral, que utiliza también para expulsar aquellos restos que no digiere (su aparato digestivo es ciego, no posee ano). Carecen de aparato respiratorio y circulatorio diferenciado. Las especies que son parásitas tienen órganos en forma de ventosa para asirse a sus víctimas.

La forma de locomoción de los platelmintos es mediante la actividad del epitelio ectodérmico ciliado, o la musculatura lisa. Son hermafroditas, aunque algunas especies se reproducen por partenogénesis (desarrollo espontáneo a partir de un solo gameto sin intervención directa del sexo masculino, o sea sin fecundación previa).

Tampoco tienen apéndices locomotores; se desplazan mediante las vibraciones de su epitelio ciliado. Tienen un sencillo sistema nervioso bilateral que recorre el cuerpo y un aparato excretor rudimentario está constituido por los protonefridios, que comienzan ciegos en el mesénquima.

Clasificación

Los platelmintos constituyen un amplio grupo de unas 10.000 especies, según la clasificación tradicional, el filo platelmintos, comprende cuatro clases:

  • Turbelarios
  • Monogéneos
  • Trematodos
  • Cestodos

Más de la mitad de las especies pertenecen a los cestodos y trematodos; se trata de parásitos internos y externos de animales vertebrados e invertebrados. El otro grupo, los turbelarios, engloba a especies carnívoras y caníbales de vida libre.

Turbelarios

Los turbelarios o planarias, son una clase de platelmintos bentónicos, de vida libre, que ocupan el medio marino, lacustre o dulceacuícola. Éstos últimos suelen presentar colores más bien grisáceos, mientras que los marinos son llamativos, de colores muy vistosos. Son pequeños (no mayor de 5 cm.), de cuerpo más largo que ancho, con vientre aplanado y el dorso convexo. Los órganos de los sentidos (y en ocasiones tentáculos) están situados en el extremo anterior. Son carnívoros y caníbales, y se alimentan tanto de animales vivos como muertos; pueden soportar ayunos prolongados (superiores al año), mientras tanto pueden alimentarse de sus propios tejidos, que pueden después recuperar en su totalidad.

No son animales nadadores (aunque vivan en el agua), su forma de desplazarse es mediante los cilios en forma de pelillos que cubren su epidermis, y que segregan un mucus sobre el que se arrastra por el fondo.

Aunque son hermafroditas, no se produce una autofecundación, sino que se realiza una fecundación cruzada por la cual un individuo se comporta como macho y otro como hembra. También se reproducen asexualmente mediante fragmentación (si se parte un animal en dos se regeneran ambas mitades). A esta clase pertenece el género Euplanaria.

Monógenos

Todos los monogéneos son hermafroditas, pero es muy frecuente la fecundación cruzada. Se da el caso, único en el reino animal, de Diplozoon paradoxum en que los individuos llegan a fusionarse por completo por sus conductos genitales. En algunas especies sin vagina, la fecundación se produce por una especie de impregnación hipodérmica o el esperma penetra por las heridas causadas por las espinas del pene. Los huevos tienen con frecuencia un filamento pegajoso para fijarse al substrato o al hospedador.

La mayoría son ovíparos, pero algunas especies son ovovivíparas y en el momento de la puesta el huevo ya contiene la larva infestante u oncomiracidio (denominada antiguamente giractiloide), típica de monogéneos y que recuerda de modo superficial a un protozoo ciliado. Dicha larva hace vida acuática libre hasta que se fija al hospedador.

El ciclo biológico es simple, directo y monoxeno (con un solo hospedador); se distinguen tres fases esenciales, huevo, oncomiracidio y adulto. El adulto vierte los huevos al medio acuático donde eclosionan en forma de oncomiracidio, que nada activamente en busca del hospedador definitivo, al que penetran (en el caso de los peces) de forma pasiva a través de la cámara branquial o fijándose primero en la piel y migrando luego a las branquias. En el caso de especies que parasitan anfibios, las larvas oncomiracidio penetran por la cloaca y se alojan en la vejiga urinaria.

Trematodos

Los trematodos o duelas, son una clase de platelmintos parásitos internos y externos, tanto de vertebrados como invertebrados. Poseen ganchos o ventosas en su parte ventral para sujetarse a las víctimas; su adaptación parásita se ha traducido en una ausencia de órganos sensoriales, tales como los ojos. Aunque son hermafroditas y se da la auto fecundación, es frecuente la fecundación cruzada (un individuo comportándose como macho y otro como hembra).

En los trematodos del orden digenéticos, durante sus diferentes estados larvarios ocupan otros tantos huéspedes diferentes (generalmente invertebrados), que pueden ser de 1 a 3 según las especies, para después vivir en un huésped definitivo durante su etapa adulta (generalmente vertebrados). Las duelas suelen vivir en el intestino y otras cavidades del cuerpo de otros animales (también en la sangre), tales como peces y moluscos; también ocupan superficies externas de los animales, tales como las branquias de peces y anfibios. Se defienden de la acción de los jugos digestivos de sus huéspedes, mediante una cutícula muy resistente que reviste su superficie corporal. A esta clase pertenece el género Fasciola.

Cestodos

Los cestodos o tenias son una clase de platelmintos endoparásitos (parásitos de zonas internas), de cuerpo aplanado. En su extremidad anterior está situado el denominado escólex, que constituye la cabeza y unos órganos de fijación para asirse a sus víctimas (ventosas, espinas, etc.); el resto del cuerpo posee unos segmentos llamados proglotis en número variado.

Los cestodos carecen de tubo digestivo, su forma de alimentación es por medio de absorción a través de la vía cutánea. A lo largo de su ciclo vital, los animales sobre los que se hospedan pueden ser varios o uno solo, dependiendo de la especie de cestodo. El desarrollo de la larva tiene lugar en el interior del hospedante, que puede presentar distintas fases: procercoide, plerocercoide y cisticercoide. Cuando determinados vertebrados, como los cerdos, vacas, perros, o incluso el propio hombre, ingieren y se infectan con cestodos, éstos se fijan en las paredes intestinales a través de las ventosas o ganchos situados en el escólex, donde se desarrollan como adultos y producen nuevos segmentos con gran cantidad de huevos. Son hermafroditas pero, dada la existencia de un único individuo por hospedante, no se produce la fecundación cruzada (se autofecundan).

Cestodos o tenias muy comunes y frecuentes son la tenia del cerdo (taenia solium), tenia del perro (taenia echinococcus) y tenia de la vaca (taenia saginata). La tenia del cerdo tiene su fase larvaria en este animal, pero su huésped definitivo es el hombre (el cerdo es huésped inCategoría:Invertebradostermediario). La tenia del perro puede producir en el hombre la formación del quiste hidatídico (hidatidosis).

Fuente