Saltar a: navegación, buscar

Potabilización del agua

Potabilización del agua
Información sobre la plantilla
Potabilización.JPG
Concepto:Proceso para transformar el agua en agua potable

Potabilización del agua Consiste en la eliminación primero de la sustancia en suspensión, lo que se logra por sedimentación o por filtración, y luego se eliminan por medios químicos los microorganismos que pueden ser perjudiciales a los seres humanos.

El agua potable

Debe contener en disolución aire, cationes metálicos como son Ca2+ , Mg2+, K1+, y Na1+ y aniones HCO3, CL, Br,I, F, que son necesario para el buen funcionamiento del organismo humano, pero debe evitarse usar fuentes de abasto de agua contaminadas con nitratos , nitritos o amoniacos puesto que estas sustancias perjudican la salud.

Características del agua potable

El agua potable tiene características físicas, químicas y bacteriológicas que definen su calidad. Dentro de las físicas están la claridad, ser inodora y no presentar sedimentos. En el caso de sus características químicas, los elementos deben encontrarse dentro de límites establecidos para el consumo. Ácidos, sales y metales tóxicos como el mercurio y el plomo en altas concentraciones en el agua pueden causar graves daños a la salud de los seres vivos. Un buen índice para medir la salubridad de las aguas es el número de bacterias coniformes presentes en el agua. La Organización Mundial de la Salud recomienda que el agua para beber debe estar libre de colonias de coniformes por cada 100 mililitros.

Su consumo

La calidad microbiológica del agua es importante para evitar la propagación de enfermedades diarreicas, parasitosis, hepatitis, fiebre tifoidea y epidemias como el cólera. Los microorganismos responsables de esas enfermedades se transmiten por vía fecal-oral, la cual puede ser directa o a través del agua -incluido el hielo-, la leche o alimentos contaminados con excretas, así como mediante las manos. Los vectores -insectos y roedores- pueden desempeñar también un papel activo en este proceso. El agua potable garantiza una vida sana y permite el funcionamiento armónico del organismo.