Saltar a: navegación, buscar

Procesionaria

Procesionaria
Información sobre la plantilla
Procesionaria1-150x150.jpg
Clasificación:Cryptosporidiiae
Región más común:Bandera de España España
Forma de propagación:chupar o tocar

Procesionaria (u orugas). Son un peligro para nuestros perros. La procesionaria que mas abunda en España es la Thaumatopea pytocampa, procesionaria del pino. Son conocidas como procesionarias por su forma de trasladarse, yendo en hilera o procesión y también por sus nidos en forma de bolsa blancas que observamos en las ramas de los pinos.

La procesionaria: En esta época de primavera, causan la mayor parte de las consultas de urgencias en el veterinario.

Tiempo de propagación

Durante el verano, la mariposa de la Thaumatopea, pone los huevos sobre las agujas del pino, y aproximadamente al mes, salen las larvas que empiezan a alimentarse y a construir sus nidos. Durante su vida sufren cinco mudas. Al llegar el invierno construyen el verdadero nido. Suelen estar en las ramas mas altas de los pinos y dichos nidos pueden haber hasta 300 orugas, pudiendo resistir temperaturas de hasta - 12 ºC. Cuando el clima es benigno y se alcanzan temperaturas superiores a 10 ºC, las orugas empiezan a salir del nido y bajan a través del tronco haciéndolo a su típica manera, en hilera.

Si las temperaturas aumentan, son capaces de enterrarse bajo tierra y pueden permanecer, si las condiciones son favorables, durante años. En julio y agosto, suelen nacer las mariposas que son nocturnas y que apenas viven 24 horas, empezando a aparearse rápidamente para así volver a comenzar el ciclo.

Contagio

El contagio sobre el perro puede ser directo al llamar su atención la hilera en movimiento y chupar o tocar dicha hilera o bien el contagio puede ser a través de un nido que se haya caído, ya que en el exterior existen pelos urticantes de las mismas orugas. El pelo urticante de la oruga se clava primero en la piel actuando como un arpón que contiene una ampolla de tóxico que provoca la liberación de histamina por parte del animal y consecuentemente la reacción alérgica.

Sintomatología

Los síntomas más característicos son inflamación edematosa de labios, lengua y cabeza en general. El animal presenta babeo, dolor, excitación. Si ha contactado con la oruga con la lengua, en dicha zona se produce una necrosis que puede provocar la caída de dicho trozo de lengua.

El mayor peligro existe si el contagio ha sido a nivel laringe, por producirse una reacción, inflamatoria que puede llegar a asfixiar al animal, teniendo que realizar rápidamente una traqueostomía. Puede haber también choques anafilácticos por contagio sucesivos con temblores musculares y muerte del animal.

Tratamiento

Lavar muy bien toda la cavidad oral con agua templada ya que el calor destruye la toxina y acudir urgentemente al veterinario.

Prevención

Durante los meses primaverales o con temperaturas superiores a 15 º C evitar que los perros paseen por zonas de pinares. Si tiene pinos en su casa o alrededor, durante los meses de invierno puede localizar los nidos en los pinos, quitarlos y quemarlos. Si observa los nidos en pinares seria conveniente avisar a las autoridades para que los retiren o se realice tratamientos. La toma de contacto por parte de animales excesivamente curiosos (cachorros) con orugas del pino (procesionaria) puede producir este tipo de reacciones alérgicas generalizadas. Avispas, reptiles e insectos, junto con plantas con pelillos urticantes componen el abanico de posibilidades etiológicas en este tipo de casos. No se debe menospreciar nunca al enemigo, debemos realizar diagnósticos diferenciales, exploraciones a conciencia hasta llegar a la conclusión certera de estar en presencia de este tipo de problemas. Suelen ser problemas estacionales. Sobre todo hay que ir al veterinario inmediatamente.

Fuentes

  • Rudolf, C. Patología y Terapéutica especiales de los animales domésticos¨ Tomo II