Saltar a: navegación, buscar

Pseudomonas aeruginosa

Pseudomonas aeruginosa
Información sobre la plantilla
Pseudomonas aeruginosa.JPG
Concepto:Es un microorganismo común en el medio ambiente y puede encontrarse en las heces, el suelo, el agua y las aguas residuales.
Pseudomonas aeruginosa. Tienen gran interés dada su alta frecuencia y resistencia antimicrobiana. La mayor parte de estas infecciones están producidas por Pseudomonas aeruginosa y afectan fundamentalmente a pacientes inmunodeprimidos y hospitalizados.

Taxonomía

El género Pseudomonas se dividía hasta hace unos años en cinco grupos. En la actualidad algunas especies que se incluían en este género se clasifican como géneros distintos, entre ellas Stenotrophomonas (Xanthomonas) maltophilia así como P. cepacia, P. mallei y P. pseudomallei que constituyen el género Burkholderia junto a otras cuatro especies. Los géneros Pseudomonas y Burkholderia comprenden bacilos gramnegativos, aerobios, no fermentadores. Son catalasa positiva, la mayoría oxidasa positiva y móviles (excepto B. mallei). No producen esporas.

Epidemiología

Pseudomonas aeruginosa es un microorganismo común en el medio ambiente y puede encontrarse en las heces, el suelo, el agua y las aguas residuales. Puede proliferar en ambientes acuáticos, así como en la superficie de materias orgánicas propicias en contacto con el agua. Pseudomonas aeruginosa es una fuente conocida de infecciones intrahospitalarias y puede producir complicaciones graves. Se han aislado en gran variedad de ambientes húmedos, como fregaderos, baños de agua, sistemas de distribución de agua caliente, duchas y bañeras de hidromasaje.

Vías de exposición

La vía de infección principal es la exposición de tejidos vulnerables, en particular heridas y mucosas, a agua contaminada, así como la contaminación de instrumentos quirúrgicos. La limpieza de lentes de contacto con agua contaminada puede causar un tipo de queratitis. La ingestión de agua de consumo no es una fuente de infección importante.

Diagnóstico microbiológico

Las especies del género Pseudomonas pueden aislarse de múltiples muestras con los sistemas y medios de cultivo de rutina. Para aislar las especies del género Burkholderia en muestras con flora mixta, sí puede ser necesario el uso de medios selectivos como OFPBL (agar lactosa – bacitracina– polimixina B para oxidación fermentación) que inhiben a P. aeruginosa. Los aislamientos de P. aeruginosa son fáciles de reconocer en base a las características de sus colonias la producción de pigmentos y su olor característico. Se pueden describir varios morfotipos de colonias: gelatinoso, puntiforme, rugoso, enterobacteriáceo, metálico y mucoso, este último típico de pacientes con fibrosis quística.

Etapas de sus procesos infecciosos

  • Unión y colonización bacteriana (se unen por Pili o fimbrias al epitelio respiratorio, células bucales, traquea dañada o mucina traqueobronquial)
  • Invasión Local (enzimas)
  • Diseminación e invasión sistémica (toxinas)

Enfermedades que causan

Causa infecciones en distintos sitios anatómicos: órganos y sistemas. Puede causar infecciones de vías aéreas superiores, como por ejemplo otitis; infecciones de las válvulas cardiacas (endocarditis bacteriana), infecciones de vías urinarias, infecciones de herida quirúrgica en pacientes postoperados, infecciones pulmonares (neumonía) en pacientes que utilizan ventilación mecánica. Este tipo de infecciones suelen presentarse en pacientes susceptibles con defensas disminuidas incluyendo pacientes con cáncer. Las infecciones nosocomiales generalmente incluyen neumonías, bacteremias, infección de herida quirúrgica e infecciones de vías urinarias.

Tratamiento

Es frecuentemente aislada de sitios no estériles (boca, esputo, y demás) y en esas circunstancias, frecuentemente representa una colonización, sin infección. El aislamiento de P. aeruginosa de especímenes no estériles debería interpretarse con cautela y el aviso del microbiólogo o el médico infectólogo deberían corroborase antes del comienzo del tratamiento. A veces, no es necesario tratar. Cuando es aislada de sitios estériles (sangre, hueso, colecciones profundas), debe tomarse con mucha seriedad y en la mayoría de los casos requiere tratamiento rápido.

Es naturalmente resistente a una gran cantidad de diferentes familias de antibióticos. Es indispensable usarlos con una guía de tratamiento acorde con los resultados de antibiogramas (sensibilidad de la especie de P. aeruginosa a diferentes potentes antibióticos), más que a elegir determinado antibiótico empíricamente. Si se comienza con un antibiótico genérico empíricamente, hay que realizar lo adecuado para obtener cultivos y elegir el mejor de los resultados bioquímicos, revisando el elegido.

Fuentes