Saltar a: navegación, buscar

Rávena

Rávena
Información sobre la plantilla
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Italia Italia
Ravena.jpeg

Rávena, capital de provincia Emilia Romaña, surge en la llanura nororiental de la Romaña a pocos kilómetros del mar Adriático. De hecho, la ciudad hoy es un importante centro industrial y marítimo con un puerto comercial muy activo.

Rávena es famosa también por sus monumentos bizantinos y paleocristianos que revelan su origen antiguo y su papel histórico en el desarrollo italiano. Además, a unos 36 km de la ciudad se extienden los “lidi ravennati”, playas inmersas en el verde de la famosa costa romañola.

Historia

El origen de Rávena tiene lugar con los primeros asentamientos etruscos y más tarde umbros. En el siglo II a.C. fue una colonia romana y fue elegida como capital del Imperio de Oriente en el 402, convirtiéndose así en un núcleo de pasaje importante entre las culturas bizantina y romana.

Con la caída del Imperio, Rávena fue la capital del reino de Odoacre y, más tarde del de Teodorico jugando el papel de potencia bizantina en Italia (553-751). En la Edad Media, llegadas a su fin las relaciones con el Oriente, la ciudad afrontó un período de grande declive y aislamiento que acabará en 1400 con el dominio veneciano cuando la ciudad volverá a resplandecer y crecer, sobre todo desde el punto de vista urbanístico.

A partir del siglo XVI, Rávena se une al Estado Pontificio que la gobernará durante tres siglos y medio provocando de nuevo su declive. Los rasgos positivos de éste periodo fueron: la abertura del puerto-canal Corsini en 1738, la desviación al Sur de la ciudad de los ríos Ronco y Montone y la construcción de la carretera de Forlí.

El último momento de crecimiento tendrá lugar en la segunda posguerra con el descubrimiento de los yacimientos de gas metano que permitirán el desarrollo social y económico de la ciudad.

Hoy, de hecho, alrededor de la ciudad, hacia el Puerto Corsini, aparace un escenario moderno formado por una amplia zona industrial dedicado al sector de la química y de la petrolquímica.

Monumentos

El centro histórico de Rávena muestra muchos rasgos de su antiguo pasado gracias a la óptima conservación de sus monumentos paleocristianos y bizantinos. Junto a la particular belleza de los característicos campanarios cilíndricos de los siglos IX y X, se encuentran edificios renacimentales construidos durante la reestructuración urbanística de los Venecianos en 1400. Estos son los más destacados y fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en el año 1996,

Images12.jpeg


Además podemos añadir La Tumba de Dante objeto de peregrinación de todos los amantes de la literatura.

Naturaleza

Rávena no quiere decir solamente arte y playa, sino también naturaleza que está representada por el “Oasi Naturale di Punta Alberete” y por los silenciosos Valles del Delta del Po que acogen ejemplares de vegetación característica y de especies animales raras.

Este parque es el más grande de los parques regionales y ocupa una parte importante del territorio de la región Emilia-Romaña.

El parque tiene su inicio al Norte con el cauce del Po de Goro y se extiende hasta comprender todo el delta histórico del río Po y la desembocadura de algunos ríos apenínicos como el Reno y el Lamone.

Dentro del parque se incluyen la Pineda de San Vitale, las Piallasse y la Pineda de Classe con sus valles, zonas húmedas, las lagunas y las desembocaduras caracterizadas por los grandes bosques de pinos que determinan la ambiente natural de Rávena.

Eventos

•El Rávena Festival, certamen de música clásica y sinfónica de fama internacional que se celebra en el periodo de junio-julio.

•El festival italiano de música de órgano, celebrado también en este periodo.

•Bienal Internacional de la pequeña escultura y de la escultura de bronce que se celebra entre abril y septiembre.

•Fiesta del Mar y el Concurso de pintura rápida de Marina de Rávena, en agosto.


Fuentes