Saltar a: navegación, buscar

Rómulo Loredo Alonso

Rómulo Loredo Alonso
Información sobre la plantilla
Rómulo Loredo Alonso.jpg
Escritor, poeta, ensayista y revolucionario cubano
Nacimiento6 de julio de 1925
Jatibonico, Sancti Spíritus, Cuba
Fallecimiento2 de septiembre de 2002
Camagüey, Cuba
NacionalidadCubana
Rómulo Loredo Alonso. Escritor, poeta, ensayista que desde sus obras supo poner en alto el amor a la patria, y la defensa por ella.

Origen familiar e infancia

Nació en Jatibonico el 6 de julio de 1925. Hijo de Severiano Loredo Antigua trabajador azucarero y de Agustina Alonso Castro ama de casa. Inició los estudios primarios en la escuela Pública ubicada en el Batey del Central Uruguay, dirigida por Maria Montejo Pérez, continuando después en la escuela Pública # 1 del pueblo. Al no existir escuelas Superiores en Jatibonico recibió estudios particulares con vista a ingresar en el instituto de Ciego de Ávila, siendo aprobado para superarse en el mismo; pero no pudo matricular por problemas económicos, comenzando a trabajar a los 15 años como aprendiz en la tienda El Radio.

Vida profesional

Se inicia como escritor desde niño, componiendo poesías; a los 11 años escribe una novela, por lo que se le prometió una beca. Sus primeros poemas fueron publicados en "El Veguero Libre", "El pueblo" y "Ecos de Jatibonico" que eran periódicos locales.

Desde los comienzos Rómulo se inclina hacia lo festivo y al tema campesino. Precisamente el maestro Eduardo Robreño, ya fallecido, calificó como "teatro montuno", la producción de Loredo.

Conjugó armónicamente su quehacer artístico con su responsabilidad social, ha recibido múltiples reconocimientos y homenajes a lo largo de más de cuarenta años de actividad literaria; entre estos cabria destacar la Orden por la Cultura Nacional, en 1982, y, en su opinión, uno de los más emotivos: la entrega del Premio "Silvestre de Balboa" -por el conjunto de su obra- otorgado en 1997 por el Centro Provincial del Libro de Camagüey.

Esta edición de teatro para todos viene a sumarse al reconocimiento, muy justo y merecido, de una de las figuras más significativas de la dramaturgia cubana de la Revolución, uno de los autores más populares y queridos en nuestro país, un intelectual que se ha ganado el respeto y la admiración del público con un trabajo continuado y diverso en el que se puede advertir una exquisita sensibilidad ante el hecho artístico y un particular sentido del humor en los temas tratados.

Su primera puesta profesional, en la década de los años 60, fue "Pedro Manso", musicalizada por el maestro Enrique Jorrín e interpretada por el grupo "Jorge Ankerman", del Teatro Martí, con las actuaciones de Candita Quintana, Ramón Espígul, y Américo Castellanos, entre otros. Se nutrió además del "teatro vernáculo" y abordó acertadamente el género, incorporándole temas de actualidad.

En 1954 le publicaron su primer libro de versos "Sueños de Azúcar". En 1961 fue fundador de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba UNEAC en Camaguey. En 1962 fue nombrado Cordinador Municipal de Cultura en Jatibonico, simultáneamente con Ciego de Ávila; fue promotor de la creación de la Casa de Cultura “María Montejo Pérez” y de la Biblioteca Municipal “Elcire Pérez” de su pueblo natal. En 19641965 cursó la escuela nacional de cuadros del Consejo Nacional de Cultura; regresando a Jatibonico.

En 1967 fue asesor teatral en Camaguey. Desde 1969 hasta 1981 fue Director Provincial de Literatura en la provincia de Camaguey. En 1985 fue electo Presidente del Comité Provincial de la UNEAC en dicha provincia hasta 1989 en que se jubiló; pero continuó su labor como asesor del comité provincial de la UNEAC.

En 1983, cuando existía una depresión del teatro cubano, Loredo, muy a pesar de las condiciones existentes, insiste en hacer realidad el Festival Nacional de Teatro de Camagüey, con las mismas características que posee el actual certamen de las tablas, hoy día el más importante que se celebra en el país.

Además realizó recitales y conversatorios, escribió cuentos y poemas. Tiene publicado varios libros de poesía, teatro y novela. Recibió carias distinciones y reconocimientos por su abnegada labor de creación y dirección.

Obras realizadas

Su obra para niños La guarandinga de Arroyo Blanco fue traducida y publicada en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Ha colaborado de forma permanente desde 1982 en el periódico Adelante de esa ciudad, y de forma esporádica en La Gaceta de Cuba.

Sus obras Carnaval de Palmarito y Cantar por Tilín García resultaron premio provincial de teatro del Consejo Nacional de Cultura en 1966 y mención en el concurso José A. Ramos, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, en 1970, respectivamente.

La guarandinga de Arroyo Blanco recibió mención en el concurso La Edad de Oro 1974 y Las mil y una noches guajiras igual distinción en el José A. Ramos de 1980. Otras de sus obras estrenadas son:

  • Domingo de picnic (1963),
  • versiones de Mefistófeles (1966),
  • La botija y la felicidad (1967),
  • Pedro Manso (1967),
  • Bufos de fin de siglo (1968),
  • Matrimonio por decreto (1970),
  • El médico improvisado (1983),
  • El velorio de Pachencho (1984) y
  • Donde comen dos... (1985).
  • La calabaza de la finca de mi abuela (1989)


También han sido puestas por grupos de aficionados sus comedias breves Las malangas y Nueva tierra de Jauja. Versiones de varias piezas suyas se han representado en Nicaragua, Etiopía, Ecuador y Brasil.

Muerte

Muere en Camaguey el 2 de septiembre del año 2002. En el año 2004 recibe la distinción POST-MORTEM Hijo ilustre de Jatibonico.

Fuente