Saltar a: navegación, buscar

Rata

Rata
Información sobre la plantilla
Rata.jpeg
Son roedores de mediano tamaño
Clasificación Científica
Nombre científicoRattusrattus
Reino:Animalia
Orden:Vertebrados
Hábitat:Terrestre

La rata común o de alcantarilla, también conocida como rata parda por la coloración de su pelo, es un indeseable y molesto roedor, de mayor tamaño que su congénere la rata negra o campestre (Rattus rattus) de la que también se diferencia por su mayor peso, de modo que mientras que esta especie puede alcanzar los 600 gramos de peso, la rata campestre no suele sobrepasar los 250 gramos. Las patas anteriores son cortas y con cuatro dedos (el pulgar, rudimentario) y las posteriores, más largas, con cinco. El género alberga entre 56 y 65 especies. Existen evidencias fósiles de R. rattus desde el Pleistoceno.

Origen

Probablemente son originarias de Asia, en concreto India y Persia. Numerosas especies del género Rattus, originarias de Asia, se hallan hoy dispersas por casi todo el planeta, principalmente en las zonas habitadas por el hombre. Esto no es imputable a la negligencia por parte de éste, sino a la extraodinaria vitalidad y capacidad de adaptación de tales múridos que a veces son vehículo de graves enfermedades.

Características


Las ratas son roedores de cuerpo alargado, hocico puntiagudo y orejas largas que alcanzan el borde del ojo al estirarse hacia delante. La cola es alargada, delgada y casi desnuda, con algunas pequeñas escamas y pelos cortos; los ojos y las orejas son grandes y el pelaje espeso y de color variable, dependiendo de la especie. El vientre es siempre más claro; la línea de separación no está muy bien definida, pero es visible. Las hembras poseen cinco pares de mamas, dos pectorales y tres inguinales. Las hembras son ligeramente más pequeñas que los machos. Su dentición consta de 32 piezas, presentando tanto en la mandíbula superior como en la inferior, 2 incisivos, de crecimiento continuo, y 6 molares; carecen de colmillos y premolares.La cola es una excelente herramienta que sirve para controlar sus saltos, como barra de equilibrio cuando caminan sobre tubos, cables o cuerdas y para equilibrarse mientras nada

Reproducción

Las ratas poseen la capacidad de procrearse a gran velocidad: son fértiles desde los tres meses y son capaces de tener cría –entre 8 y 12- hasta cinco veces por año. Debido a esto, las ratas son consideradas plagas, por lo tanto su promedio de vida es de un año.


Trampas.

Elija trampas con base de madera que se cierren de golpe, y aumente el tamaño de las trampas colocándole un cuadrado de cartón de 2 pulgadas a cada gatillo. Coloque varias trampas a la vez, por lo menos 10, si cree tener muchas ratas. Coloque las trampas detrás de cajas y contra las paredes para que las ratas tengan que pasar sobre el gatillo. ¡Asegúrese de que las trampas no queden al alcance de niños o animales domésticos! Colóqueles algún alimento que atraiga las ratas, como manteca de maní, pan de pasas de uva, tocino o caramelos de goma, fijándolo bien al gatillo de cada trampa. Mantenga la trampa siempre con carnada. Una de las ventajas de las trampas es que son menos peligrosas que el veneno para niños y animales domésticos.

Veneno.

Warfarin, chlorophaconone y Pival son todos venenos para ratas. No permiten que la sangre de las ratas coagule, haciendo que las ratas se mueran por la hemorragia interna. Los venenos para ratas se deben colocar diariamente durante de seis a diez días. Lea las instrucciones en el envase de veneno antes de usarlo, y asegúrese de seguir todos los pasos. ¡Tenga cuidado con niños y animales domésticos! Asegúrese de que las carnadas estén claramente marcadas, y colóquelas en áreas de poco tránsito y seguras que puedan llamar la atención de las ratas, como por ejemplo debajo o detrás de tablas, cajas, caños o latas, y fuera de la lluvia y de la nieve. Retire las carnadas cuando hayan desaparecido todas las señales de las ratas. Siga las instrucciones en el envase sobre cómo deshacerse del veneno que haya sobrado. Si después de uno o dos meses, aún hay señales de ratas, saltee un mes y realice nuevamente la operación. Interrumpir durante un mes y luego volver a comenzar evita que las ratas desarrollen defensas contra el veneno.


Otros datos

La rata ha sido odiada y erradicada a través de los tiempos, por ser portador de muchas enfermedades. Desde hace unos años, las ratas de laboratorio han sido la clave para muchas investigaciones y avances médicos. Este gran enemigo del hombre ha salvado muchas vidas, gracias a años de domesticación, que les han hecho fáciles de cuidar, siendo sujetos dóciles para estudios experimentales y con condiciones genéticas similares a los hombres. En el ultimo estudio realizado por le investigador belga, Dirk Adang, ha demostrado que la tasa de mortalidad de las ratas aumenta, tras largas exposiciones a las ondas de radiación de teléfonos móviles y redes wifi. En este estudio se mantuvo durante 18 meses a un grupo de ratas, a niveles distintos de ondas, cada día durante dos horas. Aumentando la mortalidad en un 70 %.

Fuentes

Suárez pérez, R. (1992). Compendio de Agronomía. Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación.


Vease también