Saltar a: navegación, buscar

Reloj de ajedrez

Reloj de Ajedrez
Información sobre la plantilla
Relojdeajedrez.jpg
Reloj de doble esfera que contabiliza el tiempo invertido por cada jugador al pensar sus jugadas durante una partida de ajedrez

Reloj de Ajedrez. Es un dispositivo que sirve para contabilizar el tiempo invertido por cada jugador al pensar sus jugadas durante una partida de ajedrez. Previamente se pacta el ritmo del juego, y pierde por tiempo el jugador que no haya hecho el número de jugadas pactadas en un determinado periodo de tiempo.

Origen

Surge para controlar el tiempo total que puede durar una partida. Antes de su introducción las partidas podían alargarse durante horas y horas (e incluso días) ya que cada jugador podía pensar todo el tiempo que considerase conveniente.

Tipos

Reloj Analógico

Relojes analógicos

Siguen usándose, han sustituido la bandera externa por una «bandera» interna: un dispositivo rojo situado un poco por encima de las 11; con lo que comienza a subir en los últimos cinco minutos. Este dispositivo se continúa denominando bandera. Suele ser un dispositivo ligero, no obstante, a la aguja del reloj le cuesta levantarla, por lo que el tiempo real es algo más de cinco minutos; aunque el mismo retraso para ambos.

Reloj Digital

Relojes digitales

Estos son mucho más precisos y no tienen bandera, pero continúa denominándose «caída de bandera» al consumo total del tiempo pactado. Algunos modelos indican esto con una banderita en la pantalla.

Modo de uso

Después de cada jugada, el jugador aprieta un botón que desactiva su cronómetro y simultáneamente activa el de su adversario.

La puesta en marcha del reloj se debe de hacer con la misma mano que se juegan las piezas; sin embargo no es obligatorio presionarlo, de modo y manera que si un jugador se olvida de hacerlo el adversario puede hacer su jugada cuando lo considere oportuno. No obstante lo dicho, siempre se debe de permitir que el adversario nos ponga el reloj en marcha una vez que haya hecho su jugada. El estar con una mano presionando continuamente el reloj, o permanentemente por encima del botón, es motivo de sanción por parte del árbitro, hasta el punto de que un jugador persistente puede ser expulsado de un torneo por conducta antideportiva.

Sin embargo: no se considera que una jugada está terminada hasta que no se aprieta el reloj. El tiempo transcurrido entre la realización de la jugada en el tablero y la presión del reloj es parte de la jugada. Si en el intervalo se «cae la bandera» la partida se considera perdida. Caída de bandera se denomina cuando se termina el tiempo pactado. La expresión se debe a que los primeros relojes de competición tenían una banderita que iba subiendo a medida que se iba terminando en tiempo. Era una bandera externa que se veía desde el público.

El reloj se coloca donde dice el árbitro. Normalmente se coloca a la derecha de las piezas negras, pero si el negro es zurdo y desea tener el reloj a la izquierda puede decírselo al árbitro que decidirá si cambia de sitio el reloj o no. Si el árbitro tiene una buena visión del reloj en ambos lados del tablero normalmente no hay problema, pero si el árbitro no ve el reloj cuando se coloca a la izquierda el negro lo normal es que no atienda la advertencia.

En un torneo el reloj se pone en marcha a la hora prevista de comienzo, y en todo caso cuando da la orden el árbitro. En ese momento el jugador de negras pone en marcha el reloj de blancas. Si a la hora de comienzo el jugador de negras no está en la sala es el árbitro quien pone en marcha el reloj.

Si un jugador detiene los relojes para solicitar la asistencia del árbitro, sin una razón válida para hacerlo será sancionado y si está imposibilitado para presiona el reloj puede ser ayudado por un asistente.

Fuentes