Saltar a: navegación, buscar

Rudolf Diesel

(Redirigido desde «Rodolfo Diesel»)
Rudolf Diesel
Información sobre la plantilla
Rudolf-Diesel.jpg
Ingeniero e inventor alemán
NombreRudolf Christian Karl Diesel
Nacimiento18 de marzo de 1858
París, Bandera de Francia Francia
Fallecimientonoche del 29 al 30 de septiembre de 1913
canal de la Mancha
EducaciónUniversitario
OcupaciónIngeniero

Rudolf Diesel, Ingeniero e inventor alemán, en 1892 patentó un motor caracterizado por un alto rendimiento térmico a expensas de un grado de compresión muy elevado. Es conocido sobre todo por ser el inventor de este nuevo motor de combustión interna, la base del motor diesel.

Biografía

Nació en París el 18 de marzo de 1858, hijo de un matrimonio de emigrantes alemanes radicado en París. En 1870 la familia tuvo que abandonar Francia al estallar la guerra franco-prusiana, y Rudolf fue enviado a Augsburgo.

En 1875 Rudolf Diesel se matriculó en el Instituto Politécnico de Munich con sólo 17 años, y a los 22 se graduó en ingeniería. Antes de los 30 años había hecho fortuna con algunas representaciones industriales en Francia.

Fue discípulo de Carl Von Linde, para cuya empresa de máquinas frigoríficas empezó a trabajar como representante en París. En la capital francesa, se interesó por el diseño de un motor de expansión que funcionaba a base de amoniaco; aunque no tuvo éxito, ello le condujo a invertir su tiempo libre y sus ahorros en el desarrollo de un motor de combustión interna que evitara el despilfarro energético inherente a los motores térmicos.

En 1890, año en que se trasladó a Berlín para ocupar un cargo como director en una importante empresa berlinesa de Von Linde. Comenzó a trabajar para resolver el problema del bajo rendimiento de los motores térmicos y fue ahí cuando concibió la idea que a la postre se traduciría en el motor que lleva su nombre.

El 28 de febrero de 1892 registró la patente de su “procedimiento de trabajo y tipo de realización de motores de combustión interna”, la base del motor diesel. El primer prototipo, sin embargo, explotó y el propio Diesel resultó herido, pero no cejó en su empeño. Tardó cinco años en conseguir que uno de sus motores funcionara correctamente.

Los resultados obtenidos provocaron una fuerte controversia: Diesel malgastó su salud en las disputas y sofrío un fuerte estrés psicológico, que le obligó a someterse a diversas curas.

Con el patrocinio de la Maschinenfabrik Augsburg y de las industrias Krupp, Diesel produjo una serie de modelos cada vez más eficientes que culminó en 1897 con la presentación de un motor de cuatro tiempos capaz de desarrollar una potencia de 25 caballos de vapor. La alta eficiencia de los motores Diesel, unida a un diseño relativamente sencillo, se tradujo rápidamente en un gran éxito comercial, que reportó a su creador importantes beneficios económicos.

Conocido sobre todo por ser el inventor de este nuevo motor de combustión interna, Diesel se distinguió también como sociólogo, lingüista y experto en arte.

Fue visto por última vez en la cubierta del vapor Dresden en ruta hacia el Reino Unido a través del canal de la Mancha, por lo que se asumió su fallecimiento en alta mar a causa de un accidente.

Su muerte

Rudolf Diesel desapareció en extrañas circunstancias la noche del 29 al 30 de septiembre de 1913, mientras atravesaba el canal de la Mancha en el vapor Dresden que lo llevaba de Amberes a Inglaterra.

El Almirantazgo británico lo había llamado porque quería estudiar la posibilidad de adaptar motores diesel a sus submarinos.

Logros importantes

En 1892 Diesel patentó un motor caracterizado por un alto rendimiento térmico a expensas de un grado de compresión muy elevado. En 1897 el nuevo motor estaba a punto y su eficacia quedó satisfactoriamente demostrada; expuesto en Munich al año siguiente, atrajo en seguida la atención mundial y Diesel se convirtió en un personaje célebre y millonario.

En 1899 fundó en Augsburgo una fábrica para la producción de sus motores, pero, entre otras causas, la mala salud de Diesel hizo que la empresa fracasara. De hecho, Diesel no vivió lo suficiente como para ser testigo de la plena explotación de su propio invento, que revolucionaría la industria y las comunicaciones del siglo XX.

En 1943 publicó un libro, El nacimiento del motor diesel.

Ver también

Enlaces externos

Fuentes