Saltar a: navegación, buscar

Sarna canina

Para otros usos de este término, véase Sarna sarcóptica (desambiguación).
Sarna canina
Información sobre la plantilla
Sarna4.jpg
Clasificación:Enfermedades contagiosas
Agente transmisor:ácaros
Región de origen:Piel
Región más común:Parte superior del cuerpo
Forma de propagación:Por contacto entre animales infectados

Sarna canina. Enfermedad infecciosa de la piel producida por ácaros de la familia de la garrapata que ataca a los caninos y que se clasifica en dos tipos diferentes según el agente causal.

Tipos de sarna canina

Existen dos tipos de sarnas en los perros, la sarna sarcóptica y la sarna demodécica. En ambos casos el agente causal es un ácaro, un insecto de la misma familia de la garrapata pero con la diferencia que es microscópico.

El ácaro causante de la sarna sarcóptica del perro se llama Sarcoptes scabiei var canis y el causante de la sarna demodéctica es el Demodex canis.

Sarna sarcóptica

La Sarna sarcóptica es producida por el ácaro microscópico (Sarcoptes scabiei) de la misma familia que el de la Sarna felina, aunque cada uno es específico para una especie y es muy raro el contagio entre perros y gatos. Sin embargo pueden afectar a otra especie durante un corto tiempo en forma leve (incluidos los humanos).

Estos ácaros hacen todo su ciclo de vida sobre el animal, depositando sus huevos en galerías que cavan bajo la piel. Nunca bajan al suelo, de hecho no logran sobrevivir más que unos pocos días en el ambiente fuera de su huésped porque mueren por efecto de la desecación.

Signos clínicos

Los ácaros prefieren las zonas del cuerpo que tiene poco pelo, por lo tanto prefieren las zonas bajas del cuerpo. Los primeros sitios afectados son las orejas y los codos. La enfermedad se extiende a otras partes del cuerpo cuando el pelo se va perdiendo por el rascado constante.

Las primeras lesiones son pápulas (granos) costrosas, rojizas, que causan mucha comezón (prurito). Tienen costras amarillentas espesas, y el rascado constante provoca heridas diversas en poco tiempo. El perro se nota muy molesto y no logra descansar; las lesiones pican más cuando la piel está más caliente, como en el interior de la casa o cerca de una estufa.

En los casos crónicos la piel se engrosa y se oscurece por la inflamación, son muy frecuentes las infecciones. Algunos perros muy acicalados presentan una rara forma de sarna oculta. Los baños frecuentes limpian la piel de costras y escamas y eliminan muchos ácaros, por lo que solo permanecen en el cuerpo los suficientes para generar algo de prurito. El perro se rasca, pero sin provocarse heridas; frecuentemente se diagnostica como una alergia y se trata con corticoides, pero sin resultado positivo.

El veterinario realiza varios raspajes de la piel para intentar detectar los ácaros en un microscopio pues es difícil de encontrar. Este es el único método para diagnosticar con certeza esta enfermedad, pero hay otros que sugieren la sarna, como frotar el borde de las orejas y ver si el perro hace movimientos de rascado con su pata trasera. Esto unido a la experiencia del veterinario puede ser suficiente para un diagnóstico presuntivo que justifica iniciar el tratamiento.

Tratamiento

Aplicación de Ivermectina subcutánea u oral. Esta droga no está aprobada para su uso en perros, pero de hecho se la utiliza desde hace años. Los collies, Shetland y sus cruzas no deben recibir esta droga jamás, pues en ellos pasa la membrana hemato-encefálica y puede provocarles un coma y la muerte. La ivermectina elimina rápidamente todos los ácaros; es necesario aplicar una segunda dosis a los 10 días aproximadamente y a veces también una tercera, según lo que indique el veterinario.

Como esta es una enfermedad contagiosa, se debe tratar a todos los perros en contacto con el enfermo aunque no presenten síntomas. El veterinario puede darles medicamentos o solo baños. Aunque el ácaro no sobrevive muchos días en el ambiente conviene también hacer una higiene profunda y desinfección de los colchones, cobijas y ropas del perro y fumigar la caseta y demás instalaciones.

Una vez que la piel está sana y se han eliminado todos los ácaros, resta esperar hasta que crezca el pelo. Para esto ayuda una buena alimentación y grandes dosis de juego, atención y cariño

Medicina verde y baños con:

  • Hojas de laurel de la india
  • Escoba amarga, hojas de guayaba y sábila
  • Güira cimarrona
  • Hoja de tabaco

Sarna demodéctica

La sarna demodéctica o demodicosis es producida por el Demodex canis, llamado también ácaro de los folículos por encontrarse localizado con su cabeza dirigida hacia el fondo del folículo piloso, en la proximidad de la raíz del pelo; parece una hoja de laurel, tiene la cabeza en forma de lira o herradura, 4 pares de patas en el tórax en forma de muñones con 3 miembros articulados y 2 uñas, abdomen largo,afilado y estirado transversalmente.

Ataca con predilección las partes del cuerpo revestidas de piel fina y desprovista de pelo, el labio superior y los párpados son generalmente los puntos de partida de la enfermedad que se propaga hacia la zona dorsal de la nariz , la frente y las orejas sin afectar sus puntas a diferencia de la sarna sarcóptica y luego hacia el cuello, el pecho, los costados, regiones inguinales y pliegues articulares de las extremidades.

Tipos de sarna demodéctica

  • Sarna escamosa o roja. La piel se enrojece y se inflama, se vuelve escamosa y se cae el pelo, luego toma una coloración azul verdoso y cobrizo
  • Sarna pustular. No es más que una complicación de la anterior, al presentarse la infección con bacterias, generalmente staphilococos, pudiendo formarse pústulas sépticas o grandes abscesos.

Signos clínicos

Los animales despiden un olor repulsivo, semejante al de los ratones y no hay prurito o es débil. La demodicosis es la dermatosis más grave para la especie canina. Se trata en efecto de una enfermedad tenaz, recidivante y por las formas generalizadas y supurativas, incurable.

Se plantea que existe cierta predisposición hereditaria al padecimiento de esta enfermedad, actualmente se acepta que la demodicosis generalizada es una manifestación de un defecto especifico de las células T, hereditario por naturaleza donde al ácaro Demodex canis le es fácil multiplicarse en gran número e inducir a una sustancia humoral que causa una supresion generalizada de las células T.

El ácaro se transmite por contacto de un animal a otro. El parasitismo por estos seres no está ligado necesariamente a la producción de alteraciones patológicas, pues los ácaros pueden encontrarse también en animales aparentemente sanos. Una población de Demodex canis en la piel de perros está bajo control inmunológico. La mayoría de los perros tienen una pequeña cantidad de estos en sus folículos pilosos sin mostrar signos de la enfermedad y para que se establezca la misma es una condición previa esencial el que exista una disminución de la resistencia natural. Como factores debilitantes para el perro, sobre todo en el primer año de vida, intervienen:

  • Los cambios de dentición
  • El desarrollo rápido
  • La nutrición inadecuada o insuficiente
  • Las deficiencias vitamínicas y minerales
  • Las enfermedades recién curadas o coexistentes
  • Un exceso de cuidados a la piel ya sea por lavados excesivamente frecuentes o los realizados con preparados irritantes.

Terapéutica

Debido a que se cree que la enfermedad es una reacción de hipersensibilidad, se persiguen 3 propósitos con el tratamiento, la eliminacion de los ácaros,la reducción de la reacción de hipersensibilidad y la recuperación del estado general.

Para la eliminación de los ácaros pueden utilizarse acaricidas como Organofosforados: dipterex_asuntol, esteladón_ttos tópicos, bacdip_ pedifor y el lindano_amitraz.

Remedios caseros para la sarna ácaros en perros

Además de la medicación adecuada, ciertos remedios caseros también se pueden aplicar en los cachorros y los perros que les proporcione alivio del dolor y la incomodidad de la sarna.

  1. Peróxido de hidrógeno y bórax (El peróxido de hidrógeno y el bórax)

Mezcla de solución de peróxido de hidrógeno al 1% en el polvo de bórax y agua es un remedio casero eficaz para la cura la sarna. Asegúrese de que la mezcla se disuelve por completo antes de aplicarlo a su perro. Lave su perro una vez en una semana con esta solución, pero recuerda que no debes seque. Si va a limpiar la seca para perros, el tratamiento no se mostrará efecto adecuado. Continuar con este tratamiento durante al menos dos semanas.

2. Miel

La miel es de nuevo un excelente remedio para el tratamiento de los ácaros de la sarna en perros y cachorros. La miel puede ser aplicado directamente sobre la piel del animal, pero recuerde borrarlo por la noche; de lo contrario, la piel del perro será mordida por las hormigas.

3. Yogur

Aplicar dos cucharadas de puro yogur a los oídos del perro para hacer frente al problema de la formación de costras y la descarga debido a la sarna.

4. Aceite para cocinar

La aplicación directa de unas gotas de aceite de cocina es una medida eficaz para abordar el problema de la picazón y la irritación en la piel del perro. Esto alivia los depósitos de cera sobre la piel del perro y mata los ácaros.

5. Vinagre de manzana

Una cucharada de vinagre de manzana sin pasteurizar sidra (ACV) en la comida de la mascota es un potente cura para el tratamiento de los perros, que sufren con el problema de los ácaros de la sarna.

6. Agua jabonosa

Use una solución de jabón suave en la piel de su perro como la naturaleza alcalina del jabón evita la propagación de ácaros de la sarna y los mata, también.

7. Limón

Cortar un limón (con cáscara) y hervir en agua. Remoje durante la noche. Frote con la esponja en la mañana. La aplicación de esta solución en la piel de la mascota la hará brillante, además de tratamiento para la sarna.

8. Muelle amarillo, Aloe Vera o té de caléndula

La aplicación de té de cualquiera de estas hierbas matará a los parásitos en la piel del perro y curar la herida rápidamente. Se puede aplicar varias veces al día.

9. Aceite de Neem

El aceite de neem es también un remedio casero eficaz para curar la sarna en perros y cachorros.

10. Limón-Ajo Enjuague

Haga una mezcla de 30 a 40 dientes de ajo picados con seis o más pieles de limón y un limón entero picado. Añadir unos cuatro litros de agua y llevar a ebullición. Cuando la solución se enfría, aplicar generosamente sobre la piel del perro. Úsalo diariamente durante diez días.

Remedios homeopáticos para curar la sarna en los perros

Los remedios homeopáticos también trabajan de una manera natural para el tratamiento de esta condición molesta en perros y cachorros.

Psorinum: Se utiliza para el tratamiento de la sarna y como profiláctico así.

Azufre: Este remedio se utiliza en potencias ascendentes.

Telurio: Se recomienda cuando las lesiones aparecen en ambos lados del cuerpo.

Arsenicum alb: Se utiliza para la inquietud severa y picazón, que empeora por la noche.

Mezereum: Es un excelente remedio para lesiones pustulosas en la cara y la cabeza.

Pulga Defendex totalmente natural, Tick y Mange Shampoo: Es un champú homeopático evita la infestación de sarna, pulgas y garrapatas.

Véase también

Fuentes