Saltar a: navegación, buscar

Sergio Antuña Rodríguez

Sergio Antuña
Información sobre la plantilla
180px-Sergio.jpg
NombreSergio Antuña Rodríguez
Nacimiento9 de septiembre de 1936
Luyanó, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento22 de octubre de 1958
Finca Juan Francisco, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana

Sergio Antuña Rodríguez. Combatiente del M-26-7 del antiguo central Morón. Ingresa en la Juventud Ortodoxa, desde cuyas filas comienza a luchar contra el régimen imperante.

Síntesis biográfica

Nació el 9 de septiembre de 1936, en la calle Teresa Blanco # 148, del barrio Luyanó, La Habana. Sus padres fueron Emeterio Antuña e Isabel Rodríguez.

A los tres años la familia se traslada para Santiago de las Vegas, es ahí donde Sergio comienza sus primeros estudios. Un tiempo después se traslada para Chambas y comienza sus estudios en una escuela pública; más tarde se traslada la familia al central Morón, hoy Ciro Redondo, aquí asistió a la escuela nacional, también fue al colegio de Brown, colegio de Oscar Hernández y colegio de Juan Bosco, culminando en este la primera enseñanza, posteriormente pasó al Instituto de Segunda Enseñanza de Ciego de Ávila, hoy Secundaria Básica Ricardo Pérez Alemán.

Este pequeño valiente demostró su heroicidad desde sus primeros años. Como parte de su preparación de estudiante practicó natación en la piscina del círculo social, perteneciente al club de la clase adinerada. El estilo que desarrolló fue motivo de inspiración para que un compañero estudiara para profesor de natación.

Tiene fotos con traje de baño, tomadas en Pozo Brujo, que pueden ser apreciadas en el museo que lleva su nombre, donde se puede percibir la gran fortaleza física que poseía este joven.

Cuentan los jóvenes de la época que detrás de su casa practicaba pesas y practicaba tiro en Hoyo de la Palma, a espaldas de las autoridades. En el equipo de selección Díaz, era el tercera base. Ese fue uno de los equipos en que jugó pelota.

Comienza Sergio a cursar estudios en el Instituto de Morón, lo sorprende el golpe militar del 10 de marzo e ingresa en la Juventud Ortodoxa, desde cuyas filas comienza a luchar contra el régimen imperante.

Como parte de su preparación de estudiante practicó natación en la piscina del círculo social, perteneciente al club de la clase adinerada. El estilo que desarrolló fue motivo de inspiración para que un compañero estudiara para profesor de natación.

Obra revolucionaria

Sergio se encuentra cursando estudios en el Instituto de Morón, donde lo sorprende el golpe militar del 10 de marzo e ingresa en la Juventud Ortodoxa, desde cuyas filas comienza a luchar contra el régimen imperante.

Cuando comienza a organizarse el M-26-7, Sergio pasa a ser uno de sus miembros. Dentro de la organización realizó importantes actividades entre las cuales se encuentran la distribución de propagandas, regó grampas, trasladó valiosos documentos, participó en la quema de la caseta de la Pedrera.

En 1955, en La Habana, se organiza un grupo de Sergio González (El Curita) y Sergio adopta el nombre de Miguel Ramírez. Traslada armas, participa en la huelga del 9 de abril, participa en la toma de la armería nacional, donde de un grupo de 10 compañeros sólo él logra salvarse. Por el peligro que lo acechaba se ve obligado a regresa a Pina.

La organización revolucionaria siente nuevamente entre sus miembros la actividad incansable de Sergio. Trabaja como miembro de acción aportando experiencia al grupo, destacándose por su valor participa en el traslado de armas, en la recaudación de fondos, de parque, de dinero, así como utensilios de campaña. Ante las persecuciones decide iniciarse a la lucha armada junto a sus compañeros.

Fragmentos del libro "Camilo, Señor de la vanguardia”

“...Cuando llegamos a la casa de Tomasito Álvarez –en el Batey Juan Francisco- nos enteramos del asesinato del combatiente Sergio Antuña de la Columna “Marcelo Salado” después de haber caído prisionero de los soldados enemigos”
Los hechos se desarrollaron de esta manera: Antuña y otro compañero fueron designados para vigilar los movimientos del ejército de la tiranía en el Batey Juan Francisco de la provincia Villa Clara. 
Obelisco San Francisco.JPG
El 22 de octubre de  1958 fue herido en un avanzada en dicha finca, al tratar de huir por un lugar donde existía una mayor vegetación. Fue horriblemente torturado para que revelara la posición y el número de tropas rebeldes, pero aquellos chacales nada pudieron obtener del valiente revolucionario. Sergio Antuña pagó con su joven y fecunda vida, el alto precio de su firmeza.

Una vez asesinado Sergio Antuñas, la dictadura no permitió que lo enterraran, para que aquello fuese motivo de escarmiento para todo aquel que luchaba contra la dictadura. Transcurrido unas 12 horas, sus compañeros de lucha lograron sepultar el cuerpo, fue envuelto en yaguas, protegido de los animales y marcado el sitio. Los restos del mártir permanecieron en el sitio que hoy ocupa el obelisco, en el batey San Francisco,   hasta que son trasladados el 6 de octubre de 1959 al muninicipio Ciro Redondo y depositado en el Panteón de los Mátires caídos.


Enlaces externos

Enlaces relacionados

Fuente

  • Documentos del museo: Casa Memorial “Sergio Antuña Rodríguez”
  • Multimedia" Sergio en mi memoria"
  • Gálvez Rodríguez William, “Camilo, Señor de la vanguardia”, Editorial Ciencias Sociales, 1979.