Saltar a: navegación, buscar

Shirley Chisholm

Shirley Chisholm
Información sobre la plantilla
220px-Shirley Chisholm.jpg
NombreShirley Anita St. Hill Chisholm
Nacimiento30 de noviembre de 1924
Brooklyn, Nueva York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento1 de enero de 2005
Florida, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadAmericana
Partido políticoDemócrata
Shirley Chisholm fue la primera mujer negra que sirvió en el Congreso de los Estados Unidos. Activista defensora de los derechos de las minorías.

Biografía

Shirley Chisholm, nació el 30 de noviembre de 1924 en Brooklyn, Nueva York, hija de inmigrantes antillanos. Cuando tenía tres años de edad, fue a vivir con su abuela en una granja en Barbados. Ella recibió gran parte de su educación primaria en el sistema escolar de Barbados. Cuando tenía diez años, regresó a Nueva York durante la Gran Depresión (1929-1939). La vida no era fácil para los Chisholms.

Chisholm asistió a escuelas públicas y fue capaz de desempeñarse bien en las clases. Asistió a la escuela de niñas en Bedford-Stuyvesant de Brooklyn. Obtuvo becas en varias universidades distinguidas pero no podía pagar el alojamiento y la comida.

Durante su formación, participó activamente en los grupos del campus y la comunidad. Desarrolló interés en la política y pronto se sentiría animada hacia el papel de la mujer en la política local, que en ese momento, consistía principalmente de permanecer en el anonimato y jugar un papel secundario. A través de la política estudiantil encontró una manera de expresar sus opiniones acerca de las estructuras sociales. En 1949, se casó con Conrad Chisholm y se establecieron en Brooklyn.

Carrera de educadora

Después de graduarse con honores de la Universidad de Brooklyn en 1946, comenzó a trabajar como profesora de jardín de infancia y más tarde como directora de las escuelas de educación infantil. Ella se volvió políticamente activa con el Partido Demócrata y se convirtió rápidamente en una persona que desafió a los roles tradicionales de las mujeres, los afroamericanos y los pobres.

Durante su exitosa carrera como profesora, Shirley se involucró en varias organizaciones, incluyendo la Liga de Mujeres Votantes y el Club de la Asamblea del Distrito XVII Democrática. De 1983 a 1987 se desempeñó como Profesora de Mt. Holyoke College en Massachusetts, donde impartió clases de política y estudios de la mujer. En 1985 fue profesora invitada en Spellman College y en 1987 se retiró de la enseñanza.

Vida política

A partir de 1964 se dedicó a la política en el Partido Demócrata y en 1969 alcanzó un escaño en la legislatura estatal. En la Cámara de Representantes, Shirley se erigió como una abierta defensora de las mujeres y en especial, de las minorías.

Con una gran franqueza y férrea voluntad, empezó a cuestionar el sistema de la Cámara: "Nuestra democracia representativa no funciona, porque el Congreso, que se supone que tiene que representar a los votantes, no responde a sus necesidades". En 1972 se presentó para las primarias presidenciales por el Partido Demócrata; ella fue la primera mujer en postularse, y aunque no ganó, declaró que "encontró más discriminaciones por ser mujer que por ser negra. Los hombres son hombres"

Shirley fue autora de dos libros, donde exponía sus preocupaciones sobre la legislatura estadounidense: "La próxima vez que se presente una mujer, un negro, un judío o cualquier persona de un grupo que el país no esté preparado para elegir, creo que será tomada en serio desde el comienzo".

En 1983 abandonó el Congreso y declaró que quería ser recordada por su trabajo a lo largo de su vida su lucha por los derechos de las mujeres y los afroamericanos.

Dejó Washington en 1982, después de siete años de servicio en la Cámara de Representantes. En 2002, recordando su carrera, tres años antes de su muerte, a los 80 años, describió su candidatura a la presidencia como un paso necesario “catalizador para el cambio”. “Los adelantos no se consiguen permaneciendo al margen, lamentándose y quejándose. Los adelantos se logran poniendo en práctica ideas”, dijo. “Yo no juzgo a Estados Unidos por lo que ha hecho, sino por lo que puede hacer”.

Shirley Chisholm murió en el estado de Florida, 1 de enero de 2005 , a los 80 años cerca de Daytona Beach. Fue enterrado en el cementerio Forest Lawn en Buffalo, Nueva York.

Fuentes