Sijú platanero

(Redirigido desde «Sijú Platanero»)
Sijú Platanero
Información sobre la plantilla
Sijú.jpeg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Cordados
Clase:Aves de Bandera de Cuba Cuba
Orden:Strigiformes
Familia:Strigidae

Sijú platanero (Glaucidium sijú). Es la menor de las lechucitas que cubren el área de las Antillas Mayores. Esta especie endémica de  Cuba es una de las rapaces de costumbres crepusculares y nocturnas. A pesar de ser, de las aves de presa la de más pequeño tamaño, se le considera un hábil cazador. Emite un sonido algo parecido a un “cu-cu-cu, se-se, si-si-si”, con las últimas notas de un tono más alto. Su nombre vulgar se debe a que frecuenta constantemente los platanales en busca de alimento, no porque se alimente de plátanos. Una particularidad de este animal es que puede hacer girar su cabeza completamente y como presenta dos manchas negras en la nuca, éstas dan la impresión de ser ojos. Su nombre científico Glaucidium sijú proviene del latín: Glaucidium, significa del color del glaucio (una hierba) y Sijú por el nombre común y aborigen sijú. Los indios lo llamaban también Cuyaya. En inglés es llamado Cuban pygmy-owl.

Curiosidades

Las Tropas insurrectas que en el Siglo XIX enfrentaron a los ejércitos españoles por la Independencia de Cuba, utilizaron una argucia segura de correo: el canto imitado de sijú. De esta forma, entre pintoresca y heroica, penetró esa criatura de la Avifauna a las páginas de la Historia. El cu-cu-cu se-se si-si del pájaro sirvió a menudo para enlazar a Patriotas en la oscuridad de la noche o para advertir la proximidad inminente del enemigo.

Características

El Sijú Platanero alcanza un tamaño entre 17,0 y 18,5 centímetros de largo, la hembra es mayor que el macho. Su cuerpo es compacto. La cabeza por la parte superior es de color castaño claro con moteados blancuzcos. La espalda es castaña con barrados blancuzcos. Su cara y la garganta son claras pardo amarillentas. El pecho es variante en blanco moteado de castaño claro. Las otras partes inferiores más posteriores son blancas. La cola es muy corta con timoneras oscuras con barrados transversos blancos. Los ojos son grandes y excéntricos de color amarillo y dirigidos hacia adelante en un mismo plano, con ellos puede mirar hacia distintos lugares a la vez. El pico y la cara adyacente son verdosos. Las patas son cortas y completamente cubiertas por plumas cortas y blancuzcas. Los dedos son de color verdoso. En la nuca tiene dos manchas negras a modo de falsos ojos que pueden poner hacia el frente al girar la cabeza 180 grados. Los juveniles tienen el dorso castaño rojizo sin barrados y la parte superior de la cabeza sin moteados y el vientre a veces con manchas rayadas oscuras.

Tiene hábitos de caza nocturnos y diurnos. Es difícil de ver, aunque se le escucha frecuentemente en los lugares que habita y suele permitir que se le aproximen. Su vuelo de caza es veloz, pero si no, vuela lentamente y cortas distancias. Pueden ser mansos cuando son mantenidos en cautiverio desde polluelos, aunque resulta difícil por su voracidad y por sus requerimientos de alimento vivo, ya que a base de carne no viven mucho tiempo.

Constituye una de las joyas más preciadas de la Ornitología Cubana, a causa de la preciosa Maquinaria biológica que es y también por su exclusiva y antigua residencia en estos territorios del Archipiélago Cubano. Es fama que la primavera da comienzo cuando el sijú macho levanta la cola, como parte del cortejo amoroso, y se apresta a la conquista galante de la hembra, la cual pone de 3 a 4 huevos blancos en los meses de marzo y abril en algún agujero perforado por Carpinteros que toman como nidos los troncos de las palmas.

Los sijúes son fácilmente domesticables, a causa de su mansedumbre, pero viven una corta vida lejos de las fuentes naturales de alimento. La voracidad del sijú lo convierte en un gran adversario de dañinos insectos, beneficiando con su perenne labor a la agricultura y los bosques. Estas aves pueden considerarse como trofeos vivos con que la Naturaleza dotó al paisaje. Son piezas palpitantes e invalorables del gran patrimonio que la civilización humana tiene bajo su custodia.

Hábitat

Es común en toda la Isla de Cuba, vive en bosques y arboledas. Tiene por costumbre acercarse a las casas de los suburbios de pueblos y ciudades, si cerca de las mismas existen árboles altos.

Alimentación

El Sjú Platanero se nutre de insectos, larvas, lagartijas, y otros animalitos que tragan enteros si son pequeños; si son mayores los despedazan antes de ingerirlos; en realidad es muy voraz.

Subespecies

Enlace relacionado

Véase además

Enlaces externos

Referencias

  • García, F. (1987). Las Aves de Cuba. Especies endémicas. Subespecies endémicas. Tomos I y II. Editorial Gente Nueva, La Habana. 207 pp.
  • Garrido, O.H.; Kirkconnell, A. (2000). Birds of Cuba. Helm Field Guides, Londres. 253 pp.
  • 1.↑ F. Bernis, E. de Juana, J. del Hoyo, M. Fernández-Cruz, X. Ferrer, R. Sáez-Royuela y J. Sargatal, Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Quinta parte: Stringiformes, Caprimulgiformes y Apodiformes). Ardeola 47(1), 2000, 123-130.
  • Fernández Ricardo, Luis H. 2005. Maravillas de la Zoología, Aves de Cuba 1, Segunda Edición, Editorial Academia, La Habana, Cuba.

Fuentes