Saltar a: navegación, buscar

Sinusitis

Sinusitis
Información sobre la plantilla
Sinusitis.jpg
Infección de uno o varios senos paranasales que puede ser aguda o crónica. En la mayoría de los casos, la causa de la inflamación son virus o bacterias.
Clasificación:Enfermedad infecciosa

La sinusitis. Es la inflamación o infección de uno o varios senos paranasales que puede ser aguda o crónica. En la mayoría de los casos, la causa de la inflamación son virus o bacterias.

Los senos paranasales (o perinasales) son cavidades huecas dentro de los huesos de la cara, alrededor de los ojos y detrás de la nariz. Su principal función es la de calentar, humedecer y filtrar el aire en la cavidad nasal.

La sinusitis puede surgir aislada o estar asociada a signos y síntomas de una enfermedad respiratoria general. Si usted tiene tos y taponamiento nasal más de una o dos semanas, es probable que tenga algo más que un resfrío.

Descripción

La sinusitis puede presentarse en uno o más de los 4 pares de paranasales. Los senos frontales se localizan encima de los ojos, en el área de las cejas; los senos maxilares, dentro de las mejillas, los senos etmoidales justo detrás del puente de la nariz y entre los ojos y detrás de ellos los esfenoidades que se localizan en la región superior de la nariz y detrás de los ojos.

Cuando las aberturas paranasales resultan bloqueadas o se acumula demasiado moco, las bacterias y otros microrganismos pueden multiplicarse más fácilmente.

Según la localización de la infección, la sinusitis puede ser:

Factores de riesgo

Los siguientes factores pueden incrementar el riesgo de que un adulto o un niño presente sinusitis:

  • Rinitis alérgica o fiebre del heno
  • Fibrosis quística
  • Ir a guarderías (círculos Infantiles)
  • Enfermedades que impiden que los cilios trabajen apropiadamente
  • Cambios de altitud (volar o bucear)
  • Adenoides grandes
  • Tabaquismo
  • Sistema inmunitario debilitado por VIH o quimioterapia

Causas

La sinusitis puede ser causada por infecciones, alergias o medicinas. En ocasiones es el resultado de cambios de temperatura, presión atmosférica o irritantes ambientales.

La causa más comun son las infecciones virales (producen inflamación y atascamiento de los senos paranasales).

Otras causas son:

  • Alergia nasal (también llamada rinitis alérgica).
  • Obstrucciones (estrechamiento de conductos de drenaje de la nariz): pólipos nasales, tumoraciones, desviaciones del tabique nasal.
  • Traumatismo de la nariz.
  • Fumar
  • Bucear

Sintomas

Para poder definir los síntomas de la sinusitis de forma adecuada, hay que tener en cuenta que esta puede ser:

Aguda

Los síntomas de la sinusitis aguda en adultos por lo regular se presentan después de un resfriado que no mejora o uno que empeora después de 5 a 7 días de tener los síntomas. Los síntomas abarcan:

  • Mal aliento o pérdida del sentido del olfato
  • Tos que generalmente empeora por la noche
  • Fatiga y sensación de malestar general
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza: dolor similar a presión, dolor detrás de los ojos, dolor de muela o sensibilidad facial
  • Congestión y secreción nasal
  • Dolor de garganta y goteo retronasal

Crónica

Los síntomas de la sinusitis crónica son los mismos que los de la sinusitis aguda, pero tienden a ser más leves y a durar más de 12 semanas.Los síntomas de la sinusitis en niños abarcan:

  • Resfriado o enfermedad respiratoria que ha estado mejorando y luego comienza a empeorar
  • Fiebre alta junto con secreción nasal oscura durante al menos 3 días
  • Secreción nasal con o sin una tos que ha estado presente por más de 10 días y no está mejorando

Los síntomas pueden variar dependiendo de la gravedad de la inflamación de los senos paranasales y en algunos casos se pueden presentar todos los síntomas anteriores, de ser así, lo más recomendable es acudir con el médico.

Para hacer un diagnóstico correcto el médico realizará un examen físico acompañado de algunas pruebas cutáneas de alergia; radiografías de senos paranasales e incluso tomografía computarizada; muestras del revestimiento y de secreciones nasales.

Diagnóstico

La historia clínica y la exploración física son esenciales y pueden identificar la sinusitis purulenta en el 80 % de los casos.

En el examen clínico, puede visualizarse una mucosa nasal roja, edematosa, con secreción nasal purulenta, asociada con sensibilidad del seno a la presión. Por el contrario, la exploración física en la sinusitis crónica puede ser normal o revelar pólipos nasales o secreción nasal purulenta.

La mayoría de las veces, las radiografías simples de los senos paranasales no diagnostican bien la sinusitis.

Observar los senos paranasales a través de un endoscopio de fibra óptica (lo que se llama rinoscopia o endoscopia nasal) puede ayudar a diagnosticar la sinusitis. Esto generalmente lo realiza un otorrinolaringólogo (especialista en problemas de la nariz, el oído y la garganta).

Los exámenes imagenológicos que se pueden usar para decidir sobre el tratamiento son:

  • Tomografía computarizada de los senos paranasales: Ayuda a diagnosticar sinusitis u observar los huesos y tejidos del área en mayor detalle.
  • Resonancia magnética de los senos paranasales: Permite definir si hay un tumor o una infección micótica.

Si usted o su hijo padecen sinusitis que no desaparece o que es recurrente, otros exámenes pueden abarcar:

  • Pruebas para alergias
  • Exámenes de sangre para VIH u otros exámenes para inmunodeficiencia
  • Pruebas de la función ciliar
  • Cultivos nasales
  • Citología nasal
  • Pruebas de cloro en sudor para fibrosis quística

Tratamiento

Como en todas las enfermedades, en la sinusitis exiten diferentes modalidades de tratamiento:

Preventivo Aunque difícilmente puede prevenirse la sinusitis, al igual que los resfriados y las infecciones bacterianas, se pueden tomar ciertas medidas para reducir el número y la severidad de los ataques y así poder evitar que la sinusitis se convierta en un problema crónico.

Muchas personas que padecen sinusitis encuentran un poco de alivio a sus síntomas con el uso de humidificador.

Las personas con problemas de senos paranasales o de alergia deben evitar el humo del cigarrillo y otros contaminantes del aire. La inflamación en la nariz predispone a un paciente a reacciones alérgicas en presencia de todos los irritantes. Consumir bebidas alcohólicas también provoca que las membranas nasales se inflamen.

Las personas propensas a padecer sinusitis pueden también presentar problemas al nadar en albercas que contengan cloro, puesto que irrita las membranas de la nariz y los senos paranasales.

Viajar en avión también constituye un problema para quienes sufren de sinusitis aguda o crónica. Una burbuja de aire atrapada dentro del cuerpo se expande a medida que la presión dentro del avión se ve reducida, esta expansión provoca presión en los tejidos y puede resultar en el bloqueo de los senos paranasales o de las trompas de Eustaquio (en los oídos), dando como resultado molestias en los senos paranasales o en el oído medio durante el ascenso o de descenso del avión.

Muchos médicos recomiendan utilizar gotas para descongestionar la nariz antes de tomar un avión, para evitar este problema.

Si sospecha que su problema de sinusitis se encuentra relacionado con el polvo, el polen, moho, o con algún alimento, consulte a su médico. A través de diversas pruebas se puede determinar la causa de la alergia y encontrar un tratamiento adecuado para reducir o eliminar los síntomas.

Curativo

La mayoría de las infecciones que provocan la sinusitis generalmente se pueden controlar con medicamentos, además de algunos antibióticos cuando se ha demostrado que este padecimiento está relacionado con una infección bacteriana.

El tratamiento incluye en algunos casos inmunoterapia, medicamentos antinflamatorios, descongestionantes y medidas de control ambiental el cual a largo plazo puede controlar y reducir la sensibilidad alérgica.

Otras medidas

Otros tratamientos que se pueden utilizar, siempre y cuando el médico esté de acuerdo son:

  • Inhalaciones de vapor pueden contribuir al alivio de las cavidades inflamadas en los senos paranasales.
  • Para desinflamar puede utilizar compresas de agua caliente sobre el área afectada
  • Usar un aerosol de alguna solución salina para humectar la mucosa nasal.
  • Aumentar el consumo de líquidos.

Cuando los antibióticos no son eficaces, es posible recurrir a la cirugía para mejorar el drenaje de la nariz y eliminar el material infectado.

Pronóstico

Generalmente, las infecciones sinusales se curan con cuidados personales y tratamiento médico. Si usted presenta episodios recurrentes, lo deben evaluar para buscar las causas, como pólipos nasales, u otros problemas, como alergias.

Complicaciones

Desde la introducción de los antibióticos, las complicaciones graves de la sinusitis paranasal son infrecuentes. Estas complicaciones pueden ser:

  • Osteomielitis del seno frontal
  • Empiema extradural subdural
  • Trombosis de seno cavernoso.

La sinusitis etmoidal aguda es más frecuente en los niños que en los adultos y puede causar tumefacción orbitaria y periorbitaria unilateral y celulitis.

Fuente