Saltar a: navegación, buscar

Teatro de la Reina

Teatro de la Reina
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba Bandera de Cuba
Fundación:30 de junio de 1850
Tipo de unidad:Institución Cultural
País:Cuba Bandera de Cuba

Teatro de la Reina. Sustituiría en Santiago de Cuba al Coliseo, desaparecido durante el ciclón de 1846.

Fundación

El domingo 29 de julio de 1848 se coloca la primera piedra con su correspondiente ceremonia, en la que se entierra un pomo con periódicos de La Habana, Puerto Príncipe y Santiago de Cuba, y tres monedas, una de ellas con la efigie de Isabel II, cuyo nombre llevaría, aunque terminó denominándose Reina o de la Reina.

Su arquitecto fue el santiaguero Manuel Heredia Ivonet, primo de José María Heredia, el cantor del Niágara. El 30 de junio de 1850 (algunos señalan el 3 de julio) abría sus puertas el teatro de la Reina Isabel II, con la presencia de José Robreño y la imprescindible obertura por toda la orquesta.

La capacidad de la sala oscilaba entre mil trescientos y mil cuatrocientos espectadores, dispuestos en trescientas sesenta y cuatro lunetas, cua renta y un palcos de primer, segundo y tercer pisos, su tertulia y cazuela.

Inauguración

El trabajo de decoración y pintura de los telones escenográficos correspondió a Francisco Becantini. Con la República, se le reconstruyó y pasó a llamarse Teatro Cuba. Escenario de numerosos eventos musicales de esa ciudad, entre otros, la actuación del Trío Matamoros que le valió contrato para grabar en Estados Unidos en 1928, así como la presencia constante de Pepe Sánchez en cuanta función de ópera italiana se realizaba.

El costo de las obras ascendió a 80 000 pesos. Apenas cinco años después, el Reina estaba en venta y dos años más tarde el estado de la construcción impedía recargar la capacidad del teatro, que en algunas ocasiones pasaba de mil quinientos espectadores.

El día de la inauguración subió a escena la comedia de Cazurro "Trabajar por cuenta ajena" y antes, como era costumbre, se ejecutó la obertura "Los diamantes de la corona" de Daniel Auber tocada por una orquesta de treinta profesores y una banda militar dirigida por Laureano Fuentes Matons (Lauro).

Casi todas las empresas teatrales que estuvieron en La Habana eran contratadas para actuar en Santiago de Cuba en el Teatro de la Reina. En 1915 se le cambió el nombre por el de Oriente, llevándose a escena el 3 de abril, fecha de su inauguración con ese nombre, la ópera "La Traviata" de Giuseppe Verdi, por artistas en recorrido por las principales ciudades de la isla.

Bibliografía

  • Rine Leal. La selva oscura. Ed. Arte y Literatura, La Habana, 1975, pp. 369-370.
  • Elena Pérez Sanjurjo. *Historia de la música cubana. La Moderna Poesía, Miami, Florida, 1986. pp. 290-291.

Fuentes