Saltar a: navegación, buscar

Tespis

Tespis
Información sobre la plantilla
Tespis.jpg
Poeta trágico griego (VI a.C.). Según la tradición ateniense, fue el creador de la tragedia al introducir en los espectáculos dionisíacos de la primavera. el recitado, a cargo del coro de tragodoi o «coro de machos cabríos», que narra las aventuras del héroe.

Se dice que Tespis, el primer Autor trágico de quien tenemos noticias, impresionaba a su público gracias a su famoso carro, en el que llevó a Atenas, a mediados del s.VI a.C., la primera compañía de Actores ambulantes.

Descripción

Fue un Dramaturgo griego nacido en Icaria (siglo VI a. C.) Se dice que fue el ganador del primer concurso de tragedias durante las Dionisias de Atenas celebradas entre el 536 a. C. y el 533 a. C.

Piezas Teatrales

Se le atribuyen cuatro piezas teatrales de tema Mitológico: Sacerdotes, Muchachos (tal vez sobre el mito de Teseo), Juegos en honor de Pelias o Forbante y un Penteo, obra de la que conservamos un verso por transmisión indirecta.

Atribución

Se le atribuía la invención de la acción trágica, la máscara y el juego de los actores. No quedan restos de sus obras y parece que tuvo que vencer en Atenas cierta resistencia a aceptar este espectáculo, eminentemente popular.

Relevancia

El primer trágico fue Tespis, que triunfó en el año 536 a.C. en el Primer Concurso Trágico instituido por Pisístrato para las grandes dionisíacas (fiestas que se celebraban durante los primeros días de abril y que duraban 6 días). En su Poética, Aristóteles le atribuye este papel al haber sido el primero en introducir a un personaje o actor (hipocrites, ὑποκριτής), lo que abría la posibilidad del diálogo con el Corifeo, el jefe del coro. De esta manera la representación coral perdía parte de su carácter recitativo para iniciar nuevos caminos por la vía del diálogo y del enfrentamiento entre las partes. Temistio le atribuye también la invención del prólogo.

Mascaras

Tespis reemplazó el pintarrajeo grosero de los Coreutas por una máscara de Género estucado. Las máscaras representaban las facciones de los distintos personajes. Las más primitivas estaban hechas de corteza de árbol luego de cuero forrado con tela y finalmente, de madera. Los creadores eran verdaderos Artesanos, la abertura de la boca era grande y prolongada como un Embudo hecho de Cobre. Este formato contribuía a aumentar el volumen de la voz en escena. Hubo varias clases de máscaras: cómicas, trágicas y satíricas. Las primeras eran ridículamente toscas, con los ojos bizcos, la boca torcida y las mejillas desvencijadas. Las trágicas eran notablemente grandes, tenían la mirada furiosa, los cabellos erizados y las sienes o la frente deformes. Las satíricas eran las más repugnantes y representaban solamente figuras extravagantes y fantásticas, tales como Cíclopes, Centauros, Faunos y Sátiros.

Fuente