Saltar a: navegación, buscar

Tratado de Versalles

Este artículo trata sobre el Tratado de Versalles de 1919. Para otros usos de este término, véase Tratado de Versalles (desambiguación).
Tratado de Versalles (1919)
Información sobre la plantilla
Tratado de Versalles (1919).jpeg
De izquierda a derecha, el Primer Ministro David Lloyd George del Reino Unido, el Primer Ministro Vittorio Emanuele Orlando de Italia, el Primer Ministro Georges Clemenceau de Francia, y el Presidente Woodrow Wilson de los Estados Unidos.
Fecha:28 de junio de 1919 (Suscripción)
10 de enero de 1920 (Efectivo)
Lugar:Versalles, Bandera de Francia Francia
Descripción:
El más importante de los tratados firmados en Versalles. Puso fin oficialmente a la Primera Guerra Mundial
Resultado:
Fin de la Primera Guerra Mundial y concesiones de territorios y otras condiciones para los derrotados.
País(es) involucrado(s)
33 países firmantes


El Tratado de Versalles de 1919 fue uno de los tratados de paz que se firmaron al final de la Primera Guerra Mundial y que puso fin a esta de manera oficial. Fue firmado el 28 de junio de 1919, exactamente cinco años después del asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria que provocó el inicio de la conflagración mundial.

Anteriormente, el 11 de noviembre de 1918 se había firmado un armisticio que puso fin a los combates.

Una de las más importantes y controvertidas disposiciones del tratado, estipulaba que Alemania estaba obligada a aceptar la responsabilidad de haber iniciado la guerra (junto con Austria y Hungría, de acuerdo con el Tratado de Saint-Germain-en-Laye y el Tratado de Trianon), debía entrar en un proceso de desarme, realizar importantes concesiones de territorio y pagar fuertes indemnizaciones. El costo total de estas reparaciones se estimó en unos 31,4 millones de dólares de la época (equivalentes a 442 mil millones de dólares en la actualidad), considerado excesivo por muchos economistas de la época. El pago final de las indemnizaciones fue hecho por Alemania el 3 de octubre de 2010.[1]

Acontecimientos posteriores fueron socavando el tratado que ya en la década de 1930 no era cumplido. Los excesos en la redacción del tratado causaron estupor y humillación en la población alemana, lo que contribuyó en gran medida en el ascenso al poder de Adolfo Hitler y el posterior inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Negociaciones

Al finalizar la Primera Guerra Mundial fue declarado un armisticio. El bloque Aliado (Francia, Reino Unido y Estados Unidos, así como representantes de sus aliados durante la guerra) se reunieron en la Conferencia de Paz de París para acordar los términos de la paz con Alemania, el desaparecido Imperio Austrohúngaro, el Imperio otomano y el Reino de Bulgaria. Los Aliados redactaron y firmaron tratados por cada uno de las potencias vencidas; el Tratado de Versalles fue el que se le impuso a Alemania.

Las negociaciones para discutir los términos de la paz se iniciaron el 18 de enero de 1919 en la Sala de l'Horloge en el Ministerio de Relaciones Exteriores francés , en el Quai d'Orsay en París. Inicialmente 70 representantes de 27 países participaban en las negociaciones, pero luego Alemania, Austria, Hungría y Rusia fueron excluidos, esta última por haber negociado la paz por separado con Alemania en 1918.

Hasta marzo de 1919 el papel principal en las negociaciones recayó en el llamado “Consejo de los Diez”, el cual comprendía a los jefes de gobierno y ministros de Relaciones exteriores de los cinco principales vencedores (el Reino Unido, Francia, los Estados Unidos, Italia y Japón). El proceso resultó ser complicado y el consejo difícil de manejar para llegar a tomar una decisión efectiva, por lo que solo los cuatro principales jefes de gobierno se mantuvieron. Posteriormente el primer ministro italiano dejó las negociaciones (aunque regresó para firmar el tratado en junio) quedando solo el primer ministro británico David Lloyd George, el primer ministro francés Georges Clemenceau y el presidente estadounidense Woodrow Wilson.

El Reino Unido y Estados Unidos, con perdidas menores en la guerra en comparación con los franceses, buscaban reparaciones menores por parte de Alemania. Reino Unido veía a este país como un importante socio comercial y se preocupaba por el efecto que las sanciones a los alemanes pudieran provocar en la economía británica. Por otra parte, el primer ministro británico se mostró preocupado por la propuesta del presidente norteamericano Woodrow Wilson y apoyó los tratados secretos y los bloqueos navales para lograr el pago de daños a su país.

Los norteamericanos, que antes y después de la guerra habían mostrado un fuerte deseo de no intervención en la misma, estaban ansiosos por librarse de los asuntos europeos tan pronto como les fuera posible. Estados Unidos quería continuar su comercio con Alemania por lo que no quería que esta fuera tratada con demasiada dureza en los asuntos económicos.

Condiciones del Tratado de Versalles

El Tratado de Versalles también estipuló la creación de la Sociedad de Naciones (o Liga de Naciones), por iniciativa del presidente norteamericano Woodrow Wilson y sus famosos "14 Puntos". La Sociedad de Naciones pretendía arbitrar las disputas internaciones y por medio de eso evitar futuras guerras. El presidente francés Clemenceau era el más vigoroso en las represalias contra Alemania, ya que gran parte de la guerra había transcurrido en suelo francés.

Otras clausulas incluían la perdida de las colonias alemanas y de los territorios que Alemania había anexado e invadido durante la guerra.

Cláusulas territoriales

  • Francia recupera Alsacia y Lorena.
  • Eupen y Malmedy pasan a manos de Bélgica.
  • El pasillo polaco (Posnania y otras regiones) y el sur de la Alta Silesia se anexionan a la recién nacida Polonia. Esto significaba el aislamiento territorial del resto de Prusia Oriental.
  • Danzig y Memel, poblaciones germanas del Báltico, fueron declaradas ciudades libres
  • Schleswig-Holstein: Hubo una cláusula que convocaba un plebiscito en Schleswig. La franja septentrional, que votó a favor del control danés, fue incorporada a Dinamarca. La región meridional votó abrumadoramente a favor de Alemania, y se convirtió en parte del estado de Schleswig-Holstein.
  • El conjunto de las pérdidas territoriales de Alemania ascendió a 76.000 kilómetros cuadrados (13% de su territorio), donde vivían 6.5 millones de habitantes (10% de su población)
  • La cuenca carbonífera del Sarre pasa a ser administrada por la Sociedad de Naciones y explotada económicamente por Francia durante 15 años
  • Alemania pierde todas sus colonias, que son repartidas como mandatos de la Sociedad de Naciones entre el Imperio Británico y Francia. Bélgica y Japón se anexionaron territorios muy pequeños.
Mapa de Europa (1923) en el que se muestran los cambios territoriales ocurridos como consecuencia de la Primera Guerra Mundial.

Cláusulas militares

  • Drástica limitación de la Armada (el grueso de la Armada de guerra fue confiscado y confinado en la base británica de Scapa Flow) y el Ejército (100.000 efectivos, no tanques, aviones, artillería pesada...)
  • Desmilitarización de Renania (zona occidental y franja de 50 km. al este del Rin)
  • Ocupación temporal de la orilla occidental del Rin. Las tropas aliadas se retirarían escalonadamente en plazos que concluirían en 1935.

Reparaciones de guerra

  • Como responsable de una guerra iniciada por su agresión, Alemania quedó obligada a pagar reparaciones o indemnizaciones de guerra a los vencedores.
  • Conferencia de Spa (1920) fija el porcentaje que recibiría cada país del total: Francia 52%, Gran Bretaña 22%, Italia 10%, Bélgica 8%
  • En la Conferencia de Londres (1920) se fija el monto total de las reparaciones: 140.000 millones de marcos-oro, una enorme cantidad.

Otras cláusulas

  • Alemania reconoce su responsabilidad por la guerra y todos los daños que trajo consigo. Fue la agresión alemana la que desencadenó el conflicto.
  • Prohibición de ingreso en la Sociedad de Naciones.
  • Prohibición del Anschluss (unión Alemania y Austria)
  • Establecimiento del Pacto de la Sociedad de Naciones, como un anexo al Tratado.

Referencias

  1. «Berlín salda las cuentas de la Primera Guerra Mundia» Disponible en El Mundo. Consultado el 1 de agosto de 2011

Fuentes

  • Díez Espinosa, José Ramón. 1994. Sociedad y cultura en la República de Weimar: el fracaso de una ilusión. UVA, Valladolid ISBN 84-7762-607-3
  • Ferro, Marc.1998. La Gran Guerra (1914-1918). Alianza, Madrid. ISBN 84-206-7927-5
  • Hobsbawm, Eric J. 1995. Historia del siglo XX (1914-1991). Crítica, Barcelona. ISBN 84-8432-042-1
  • Klein, Claude. 1985. De los espartaquistas al nazismo: La república de Weimar. Sarpe, Madrid. ISBN 84-7291-938-2
  • Keynes, John Maynard. (1919) 2002. Las consecuencias económicas de la paz. Crítica, Barcelona. ISBN 84-8432-354-4
  • Mises, Ludwig von. 2002. Gobierno omnipotente: en nombre del Estado. Unión, Madrid. ISBN 84-7209-377-8