Saltar a: navegación, buscar

Urología

Urología
Información sobre la plantilla
Esp-urologia.jpg
Principales exponentesAmbroise Paré (siglo XVI), J Beaulieu (siglo XVII), B Frankling (siglo XVIII),del siglo XIX, P Bozini, J Civiale, P Segales, JD Fisher, Guthrie, A Nelaton, AJ Desormeaux, E Bottini, EJ Bigelow, M Nitze, A Brenner, A Freudenberg y J Albarrán

La Urología es una especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos; así como de las enfermedades del aparato genital masculino, sin límite de edad.

Lo que estudia y trata la Urología

La Urología tiene como ámbito anatómico de actuación el riñón y sus estructuras adyacentes, las vías urinarias y el aparato genital masculino, atendiendo las disfunciones de los siguientes órganos y estructuras: glándula suprarrenal, riñón (aspectos morfológicos y alteraciones obstructivas), retroperitoneo y región lumbar, uréter, vejiga, próstata, vía seminal, uretra, estructuras del suelo pelviano, pene, escroto, testículos y epidídimo. El tratamiento de las correspondientes enfermedades puede ser médico, con el empleo de todo tipo de fármacos, y quirúrgico, incluyendo intervenciones por vía abierta, laparoscopia, endoscopía y métodos radiológicos.

Las principales enfermedades urológicas son los tumores (benignos y cancerosos) y los traumatismos de cada uno de los órganos antes señalados, la infección urinaria, la litiasis (formación de cálculos o piedras), las estenosis (estrecheces de los conductos urinarios), las malformaciones renales y de la vía urinaria (ausencia de riñón, ectopia renal, poliquistosis, síndrome de la unión pieloureteral, megauréter, ureterocele, válvulas de uretra, hipospadias-epispadias, criptorquidia, estados intersexuales), la incontinencia de orina y otras alteraciones de la micción, los problemas de la próstata (cáncer, hiperplasia y prostatitis), la disfunción eréctil (antes llamada impotencia), la infertilidad (antes llamada esterilidad) así como otros problemas genitales masculinos (incurbación del pene, hidrocele, varicocele) y ciertos problemas de suelo pelviano femenino (cistocele).

La urología debe diferenciarse de la nefrología. Ésta es una especialidad médica (no quirúrgica) que se encarga de las enfermedades relacionadas con la función del riñón (depuradora, hormonal, reguladora de la homeostasis y el equilibrio iónico y ácido-base), así como de la diálisis y la hipertensión arterial.

La urología comparte áreas multidisciplinares con otras especialidades como la Oncología Médica, Endocrinología, Radiología, Ginecología y Cirugía Pediátrica.

Historia de la neurología

La actividad urológica se remonta a los albores de la humanidad pero el nacimiento de la Urología como especialidad diferenciada tiene lugar en la segunda mitad del siglo XIX. Produjeron esta individualización tres factores fundamentales: el desarrollo de la Endoscopía destinada a explorar la vejiga (visualmente) y los uréteres (mediante catéteres), la reglamentación quirúrgica de la litotricia vesical y la necesidad asistencial de organizar la atención sanitaria en unidades monográficas derivadas del cada vez más amplio campo de la Cirugía General en aquella época. A finales del siglo XIX el cistoscopio (endoscopio de la vejiga) queda técnicamente a punto para su popularización como elemento diagnóstico y operatorio entre los urólogos. Se llegó a ello después de varios siglos de desarrollo de ingenios endoscópicos, desde Abulcassis y Avicenna (hacia el año 1000), con sus sondas y lavados uretro-vesicales, Ambroise Paré (siglo XVI) con sus sonda-resector, J Beaulieu (siglo XVII) con su técnica de litotomía, B Frankling (siglo XVIII) con la sonda de plata, y los grandes precursores de la cistoscopia, la litotricia y la cirugía vesico-prostática del siglo XIX, como P Bozini, J Civiale, P Segales, JD Fisher, Guthrie, A Nelaton, AJ Desormeaux, E Bottini, EJ Bigelow, M Nitze, A Brenner, A Freudenberg y J Albarrán, todos ellos con aportaciones técnicas fundamentales para el desarrollo de la endoscopía y de la propia urología moderna. Las enfermedades urológicas tienen su origen en padecimientos congénitos, traumáticos, infecciosos, metabólicos, funcionales y oncológicos. Se atribuye al cirujano francés Louis d´Etoilles haber utilizado por primera vez la palabra “urología” en 1840. La fundación de las asociaciones francesa y americana de Urología en 1896 y 1902 respectivamente, homologan la denominación de la especialidad. Félix Guyon es reconocido como el primer profesor universitario en la asignatura de Urología en la Sorbonne de París a finales del siglo XIX.

Entidades Específicas

La urología se compone de una serie de áreas de conocimiento específico:

  • Andrología
  • Urolitiasis
  • Endourología (o endoscopía urológica)
  • Laparascopía
  • Uro-Oncología
  • Urodinamia (o Uro-Neurología)
  • Urología Pediátrica
  • Trasplante Renal

Estas áreas de conocimiento pueden ser desarrolladas de forma independiente en algunos grandes hospitales, donde tienen cabida las súper-especialidades. En centros de menor envergadura, o bien por decisión de algunos profesionales, el ejercicio de la urología se basa en la práctica general (Urología General) en la que se incluyen la mayoría de las áreas de conocimiento de esta especialidad.


Véase También

Fuentes