Saltar a: navegación, buscar

Endoscopía

Endoscopía
Información sobre la plantilla
Upperendoscopy.jpg
Concepto:Procedimiento que permite que el médico vea el interior del cuerpo utilizando un instrumento llamado endoscopio o tubo visor.

Endoscopía. Es una forma de mirar dentro del cuerpo usando una sonda flexible que tiene una pequeña cámara en su extremo. Este instrumento se denomina endoscopio o tubo visor.

Definición

Es una técnica que permite visualizar el interior de la porción alta del tubo digestivo (esófago, estómago y duodeno) de una forma directa mediante la introducción de un tubo flexible por la boca o nariz con un material de fibra óptica en su extremo que hace de cámara de video y que es trasladada a una televisión donde es valorada por el especialista que maneja el endoscopio.

Procedimiento

Esta prueba debe realizarse en una sala de endoscopias debidamente acondicionada. Se sitúa al paciente tumbado sobre su lado izquierdo, y se va introduciendo por la boca un tubo flexible llamado fibroscopio o endoscopio que va recorriendo el esófago, llega al estómago y pasa al duodeno. Durante la prueba es importante estar relajado y respirar despacio por la boca o nariz. Suele ser necesario meter algo de aire para dilatar un poco el tracto digestivo y separar sus paredes para ser correctamente valorado.

El endoscopio lleva incorporada una luz y una cámara que va recogiendo imágenes del tubo digestivo. Estas imágenes las va viendo el médico en tiempo real en una pantalla de televisión que se encuentra junto al paciente. Además al tener el fibroscopio una cabeza dirigible se pueden explorar todos los rincones de la parte del tubo digestivo estudiada.

Además de la simple visualización, que proporciona importantes datos, a través del endoscopio es posible realizar biopsias, cepillados de la pared para recoger muestras de células e incluso realizar pequeñas operaciones de microcirugía como puede ser extirpar un pólipo o esclerosar un vaso sanguíneo que está sangrando en el momento de la realización de la prueba.

La exploración es molesta para el paciente pues el contacto del endoscopio con la pared de la garganta aunque no es dolorosa produce nauseas; pero hay que tener en cuenta que la duración de esta prueba es muy breve (unos minutos) y la información que aporta muy valiosa. El paciente puede notar hinchazón del abdomen. En ocasiones puede ser necesario realizar una sedación del paciente bien suave manteniendo la consciencia del paciente o incluso una sedación importante con monitorización del paciente y que debe ser asistido por un anestesista.

Indicaciones

  • Sospecha de patología del esófago, como divertículos, anillos, úlceras o tumores.
  • Localización de una lesión sangrante en un paciente en el que se ha producido una hemorragia digestiva. Además de diagnosticar y localizar la lesión, como ya se ha comentado, si en el momento de la exploración hay sangrado activo se puede esclerosar el vaso para cortar la hemorragia.
  • Ante la sospecha de un tumor, la endoscopia está indicada para visualizar la lesión, determinar su localización y su tamaño y tomar muestras de biopsia para su posterior estudio. Los resultados de la endoscopia en este caso son de gran ayuda para el cirujano pues le permiten planificar con detalle la cirugía cuando esta es necesaria.
  • Valoración de los efectos del tratamiento sobre una úlcera sangrante y comprobar su cicatrización.
  • Estudio de pacientes con alto riesgo de presentar un tumor, como por ejemplo aquellos que ya han tenido un tumor previo o los que tienen algún familiar afectado por algún tipo de cáncer que puede ser hereditario. En estos pacientes está indicado hacer endoscopias de forma periódica para vigilar la aparición de estas lesiones y detectarlas precozmente.

Contraindicaciones

  • Pacientes que como consecuencia de una hemorragia han perdido mucha sangre y se está afectando el funcionamiento de sus órganos vitales (shock hemorrágico grave). En este caso primero habrá que corregir esta situación y después realizar la endoscopia.
  • Cuando el paciente ha sufrido un infarto al corazón reciente.
  • En pacientes que presentan una insuficiencia cardiaca o respiratoria graves.
  • Cuando hay sospecha de perforación del tubo digestivo.
  • Alteraciones de la coagulación no controladas.

Instrucciones y cuidados

Preparación del paciente antes de la prueba: Es importante tener en cuenta antes de la realización de una endoscopia que el paciente debe haber permanecido en ayunas al menos 6 horas antes de la prueba para que la cavidad del estómago esté vacía y pueda visualizarse bien.


Además a todos los pacientes se les debería realizar un estudio básico de coagulación para evitar complicaciones, pero sobre todo a aquellos a los que se les vaya a hacer una microcirugía endoscopia (toma de biopsias, extracción de pólipos).

La preparación psicológica del paciente explicándole en que consiste la prueba y los beneficios que va a tener para él, también es importante y ayuda a que el paciente esté tranquilo y colaborador. Indicaciones posteriores: No deben tomar alimentos hasta 2 horas después de la realización de la prueba.

Riesgos y complicaciones

Perforación de la pared del tubo digestivo, que puede producirse por el propio endoscopio, generalmente en el sitio donde se localiza un tumor, en una zona inflamada o en el momento de la toma de una biopsia. Se puede producir una hemorragia tras la toma de una biopsia o la extracción de un pólipo. Normalmente durante la propia prueba se soluciona esclerosando el vaso, pero cuando afecta a vasos sanguíneos grandes a veces es necesaria la cirugía. Esta complicación es más frecuente en pacientes con problemas de la coagulación sanguínea.

La endoscopia es una prueba que produce ligeras alteraciones cardiorrespiratorias en condiciones normales. Pero éstas pueden ser graves en pacientes con una enfermedad de base o en aquellos con una hemorragia grave, por lo que en estos casos se tomaran las precauciones oportunas como son la monitorización del paciente o incluso la sedación e intubación si fuera necesario.

La infección generalizada por el paso de gérmenes del tubo digestivo a la circulación sanguínea es una complicación muy poco frecuente y que en general se evita con una correcta limpieza de los aparatos. Hay personas que se pueden sentir incómodas con la realización de la prueba. Con molestias o dolor de diferente intensidad. Pueden ocurrir reacciones adversas a la medicación administrada o sustancias utilizadas durante la prueba.

Historia y fundamentos de la endoscopia

El estudio del interior del aparato digestivo se remonta desde el año 1806, cuando Philipp Bozzini (Frankfurt de la academia imperial Josephinic en Viena), presentó sus primeros trabajos acerca de la visión de la mucosa del aparato digestivo. Posteriormente, estos hallazgos fueron perfeccionados y desarrollados por varios médicos, considerados como los pioneros en el estudio endoscópico con equipos rígidos: A Kussmaul JV Mikuliez-Radecky, G Leiter, G Kelling, R Schindler, N Henning, entre otros.

El primer gastroscópio flexible con sistema de fibra óptica fue presentado por Basil Hirschowitz en el 1er congreso mundial de gastroenterología, celebrado en 1958, que posteriormente con el desarrollo de la tecnología fueron perfeccionados, reconociéndose actualmente en el mundo a Japón como el principal fabricante de equipos endoscópicos de fibra óptica, considerado desde 1970 como medio para el diagnóstico de las enfermedades del aparato digestivo.

Indicaciones

La técnica endoscópica del aparato digestivo superior se nombra según el segmento de estudio.

Esofagoscopia

  • Disfagia
  • Pirosis mantenida o rebelde al tratamiento.
  • Dolor toráxico no cardiovascular.
  • Estudio y seguimiento de proceso neoproliferativo.
  • Diagnóstico y terapéutica de varices esofágica.
  • Terapéutico: (polipectomía, cuerpo extraño, prótesis, dilataciones y cauterización).
  • Seguimiento y sospecha radiológica (estenosis, defecto de lleno, etc).
  • Biopsia, citología, tinción.
  • Ultrasonido endoscópico.
  • Enfermedades sistémicas (colagenosis, diabetes mellitus).
  • Trastornos motores (acalasia).

Gastroscopia

  • Epigastralgia de etiología no precisada y/o rebelde al tratamiento.
  • Síndrome emético mantenido o síndrome pilórico (intrínseco o extrínseco).
  • Sospecha clínica y radiológica de proceso neoproliferativo, úlcera gastroduodenal.
  • Terapéutica: (polipectomía, cuerpo extraño, control de sangramiento alto).
  • Biopsia, citología, tinción.
  • Trastornos motores.
  • Operados gástricos.
  • Sangramiento de urgencia.
  • Anemia de etiología no precisada.
  • Hepatopatias crónicas.
  • Ultrasonido endoscópico.
  • Test de ureasa para diagnóstico de Helicobacter pylori.

Duodenoscopia

  • Sospecha clínica y radiológica de úlcera duodenal
  • Síndrome pilórico postbulbar
  • Epigastralgia de localización baja de etiología no precisa
  • Estudio y seguimiento de proceso neoproliferativo
  • Terapéutico: (polipectomía, cuerpo extraño)
  • Seguimiento y sospecha radiológica (estenosis, defecto lleno, compresión extrínseca, etc)
  • Biopsia, citología, tinción
  • Ultrasonido endoscópico
  • Enfermedades sistémica (colagenosis, diabetes mellitus
  • Estudio de la papila de vater
  • Sangramiento digestivo alto (melena o hematemesis)

Panendoscópia

  • Epigastralgia de etiología no precisada y/o rebelde al tratamiento
  • Síndrome emético mantenido o síndrome pilórico postbulbar
  • Sospecha clínica y radiológica de proceso neoproliferativo,úlcera postbulbar
  • Terapéutica: (polipectomía, cuerpo extraño, control de sangramiento alto)
  • Biopsia, citología, tinción
  • Trastornos motores
  • Operados gástricos
  • Sangramiento de urgencia
  • Anemia de causa no precisada
  • Ultrasonido endoscópico
  • Sangramiento digestivo alto: (melena o hematemesis)

Contraindicaciones y riesgos

La endoscopía es un procedimiento seguro, en manos diestras y con gran paciencia por parte del personal que la practique, por lo que se exige que todo el personal encargado de realizarla deba conocer sus contradicciones y riesgo a que esta sometido. Las contraindicaciones se dividen en dos grupos: absolutas y relativas.

Absolutas

  • Infarto del miocárdio reciente
  • Coma
  • Ataque epiléptico
  • Deformidad de columna cervical
  • No coopera el paciente

Relativas

  • Hipertensión arterial
  • Enfermedad cardio - respiratoria
  • Retraso mental
  • Ancianos en mal estado
  • Trastorno de coagulación
  • Alergia a anestésico local

Preparación del paciente

Antes de indicar una endoscopia es importante que el médico ofrezca una información sencilla y detallada del proceder al paciente, que incluya una explicación de las posibles complicaciones y riesgos a que será sometido, con el fin de obtener su consentimiento oral.

Equipamientos y accesorios a utilizar

El equipo endoscópico tiene aditamentos y accesorios de utilidad para su funcionamiento, por ejemplo:

  • Sistema de aspiración.
  • Fuentes de luz.
  • Sistemas auxiliares de lavado a chorro
  • Pinzas de biopsia, cepillos para citología, pinza de extracción de cuerpo extraño, aguja de esclerosis, etc.
  • Equipo de ultrasonido endoscópico.
  • Cámara de vídeo y fotográfica.
  • Computadora.
  • Otros.

Maniobras de penetración peroral

Se coloca al paciente en decúbito lateral izquierdo, previamente anestesiado la cavidad orofaringe, hiperextendido el cuello y con la boca abierta se coloca la boquilla y el babero, comenzando la introducción del equipo con ayuda o no del personal de enfermería. Una vez el equipo en la orofaringe se orienta al paciente deglutir y se pasa hacia la luz del esófago a través del esfínter esofágico superior, continuando con el progreso del equipo hasta la segunda porción del duodeno siempre que sea factible. Una vez que el equipo esta dentro de la cavidad esófago – gástrica – duodenal, se observa toda la mucosa de estos con ayuda de los mandos del equipo, previa insuflación de aire para la distensión de la cavidad de los mismos.

Precauciones

  • No avanzar el equipo sin visión
  • Ante la duda, retirar el endoscópio.

Descenso guiado bajo visión directa e introducción a ciegas

El descenso guiado bajo visión directa es el método más exacto y rápido para introducir el endoscópio de visión frontal. Cuando la introducción es a ciega el médico coloca con sus dedos y la porción delantera del equipo en la cavidad bucal y ordena deglutir al paciente en dos ocasiones hasta que el mismo halla conseguido la penetración.

Maniobra de retroversión

Esta maniobra se utiliza para visualizar el fundus del estómago. Mediante una flexión completa de 180 grado del extremo dirigible del endoscópio; asociado a un movimiento de introducción (con la punta del equipo en el antro y el estómago distendido) la punta queda en retroversión sobre el antro y pone de manifiesto la incisura angular y la totalidad de la curvatura menor que al retirar el endoscópio permite llegar hasta el fundus gástrica, es conveniente rotar el equipo en este momento para poder de esta forma ver toda la circunferencia de la zona del fundus y el cardia en su parte inferior. denominada maniobra en J.

Fuentes