Saltar a: navegación, buscar

Víctor II

Víctor II
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
16 de abril de 1055 - 28 de junio de 1057
Papa Victor II.jpg
PredecesorLeón IX
SucesorEsteban IX
Información personal
Nombre secularGebhard de Dollnstein-Hirschberg
NacimientoBaviera Sacro Imperio Romano Germánico
Víctor II. (De nombre Gebhard de Dollnstein-Hirschberg ). (* Baviera, (¿?) – Arezzo, 28 de junio de 1057). Papa nº 153 de la Iglesia católica de 1055 a 1057.

Síntesis biográfica

Primeros años

Hijo de un barón suabo, el conde Hartwing de Calw, y de la condesa Baliza. Además era pariente del emperador Enrique III, fue nombrado obispo de Eichstätt en 1042, cuando contaba 24 años de edad, gracias a la influencia de su tío, el obispo Gerhard de Ratisbona. Desde esa posición apoyó las políticas e intereses del emperador Enrique y se convirtió en uno de sus principales asesores.

Pontificado

Fue nominado al papado en Maguncia, en septiembre de 1054, por Enrique III,y una delegación romana encabezada por Hildebrando, futuro papa Gregorio VII, siendo consagrado en la catedral de San Pedro, y su pontificado se enmarca en la reforma gregoriana.

En junio de 1055, Víctor II se encontró con el emperador en Florencia, donde celebró un concilio que reforzó la condena de León IX al matrimonio de los sacerdotes, la simonía y la pérdida de los bienes de la Iglesia.

En 1056 se desplazó a Alemania para solicitar la protección imperial frente a los normandos. Durante su estancia en tierras germanas Enrique III falleció, dejando en el trono a su hijo de seis años Enrique IV y como regente su viuda la emperatriz Agnes de Poitou.

Principalmente, se enfocó en la condena al matrimonio de los sacerdotes y la simonía, que era el intercambio de bienes espirituales con bienes materiales, corrupción, compra de cargos y puestos eclesiásticos, entre otros.

Muerte

Víctor II falleció poco después en Arezzo, el 28 de junio de 1057, a causa de la malaria siendo enterrado en la ciudad de Rávena.

Tras su muerte, y aprovechando el vacío de poder en Alemania con un emperador que es sólo un niño y una regente totalmente inexperta, la nobleza romana volverá a ser la institución determinante en la elección papal y Víctor II se convertirá en el último Papa nombrado por un emperador alemán.

Fuentes