Saltar a: navegación, buscar

Wang Mang

Wang Mang
Información sobre la plantilla
Wang Mang.JPG
Reinado Año 9 d.n.e. – Año 23 d.n.e.
Nombre real Wang Mang
Nacimiento Año 45 a.n.e.
Bandera de la República Popular China China
Fallecimiento Año 23 d.n.e.
Bandera de la República Popular China China
Predecesor Ruzi
Sucesor Liu Xuan
Dinastía Dinastía Xin

Wang Mang. Emperador y regente chino, que gobernó dictatorialmente el Imperio desde el año 1 a..n.e., hasta su muerte. Usurpó el trono en el año 9 d.n.e., despojando del mismo al último emperador Han Occidental, Ruzi, y fundó una nueva dinastía denominada Xin (Nueva o Renovación) de la que él fue su único representante. El periodo de Gobierno de Wang Mang fue un interregno que se caracterizó por las amplias reformas en el campo económico, pero también por la inestabilidad política del Imperio que condujo a la guerra civil y finalmente a la restauración de la dinastía Han.

Síntesis biográfica

Nacido en el año 45 a.n.e. Miembro de un poderoso linaje de la Corte de los Han occidentales, Wang Mang fue ascendiendo posiciones dentro del aparato del Estado gracias a la protección brindada por su tía, la influyente emperatriz Wang Cheng-chun. En el año 1 a.n.e. logró hacerse nombrar regente del nuevo emperador Pingdi, quien sólo tenía ocho años en el momento de ser proclamado emperador, y a partir de entonces se dedicó, con gran habilidad política, a aumentar su poder dentro de la Corte restándoselo al resto de clanes imperiales.

El temprano fallecimiento de Pingdi (6 d.n.e.) le brindó la oportunidad de colocar en el trono a un niño de dos años (Ruzi) como paso previo a su propio ascenso a la dignidad imperial, que se produjo sólo dos años más tarde (9 d.n.e.), comenzó entonces la era Xin.

Gobierno

La necesidad de legitimar este cambio dinástico llevó a Wang Mang a elaborar una cuidadosa y compleja estrategia de propaganda, sostenida tanto en una hábil utilización de los presagios, factor tenido muy en cuenta en esta época, como en la reivindicación del antiguo linaje de los Zhou, un caso de acceso al poder parecido al suyo pero cuyos gobernantes fueron ensalzados por el propio Confucio como ejemplo de sabiduría y buen Gobierno; dicha estrategia le permitió a Wang afianzarse en el trono sin necesidad de usar la fuerza militar, además de contar con bastantes partidarios dentro de la Corte, no así en el ámbito provincial, donde siguió predominando la lealtad hacia los Han.

El Gobierno de Wang Mang revistió muchos de los rasgos de una dictadura, con medidas que en la mayoría de los casos estaban encaminadas a afianzar el poder absoluto del soberano y otras que suponían una reforma notable del panorama social y económico del Imperio, aunque siguiendo casi siempre modelos antiguos: también en este aspecto los Zhou fueron un referente para el soberano. Entre las medidas llevadas a cabo destacaron el restablecimiento de los antiguos monopolios del Estado, la reorganización del sistema monetario, el reparto de tierras entre los campesinos y la prohibición de la esclavitud privada y la usura, esta última sustituida por créditos estatales.

Asimismo, Wang intentó reformar la Administración, tarea que resultó inabarcable y terminó por extender el caos burocrático; mientras, el Ejército absorbió gran parte de los recursos económicos para hacer frente a las costosas campañas militares contra los Hsiung-nu (hunos), los principales enemigos exteriores de China en esta época.

Caída de su imperio y muerte

La caída del régimen de Wang Mang fue provocada por la rebelión de los Cejas Rojas, bandas de campesinos formadas a raíz de unas desastrosas inundaciones en la cuenca del río Huang He, en el año 11 d.n.e., que provocaron enorme miseria y migraciones en todo el Imperio. Ciertamente, el emperador subestimó en un principio la fuerza de este movimiento, que fue haciéndose cada vez más poderoso con la inclusión en su seno de los linajes marginados por él, entre los que se encontraban los Liu, los legítimos herederos Han.

En el verano del año 23 d.n.e., las fuerzas rebeldes derrotaron al ejército imperial y a continuación ocuparon la capital, Changan, donde Wang Mang murió intentado defender la entrada al palacio.

Fuente