Saltar a: navegación, buscar

Dinastía Han

Dinastía Han
Información sobre la plantilla
Dinastia han.jpg
Concepto:Dinastía imperial china que siguió a la dinastía Qin y precedió al periodo de los Tres Reinos en China desde el 202 a.n.e. hasta el 220.

Dinastía Han. Dinastía imperial china (206 a.n.e.-220), fundada por Liu Bang (cuyo título imperial fue Gaozu), un humilde soldado de fortuna que llegó a ser duque de Pei, después príncipe de Han y por último (206 a.n.e.) emperador de China. Los Han lograron hacer de China un poderoso estado unificado.

Historia

Liu Bang forjó su imperio, el de los Han anteriores (o Han occidentales), durante la lucha por la sucesión que siguió a la muerte del primer emperador, Qin Shi Huangdi, y el desmembramiento del corto Imperio de su dinastía Ch'in (Qin), tomando la ciudad de Ch'ang-an, hoy en día Xi'an en la provincia de Shaanxi, como su capital. Mitigó las duras leyes y los fuertes impuestos del régimen Ch'in, pero mantuvo su estructura. Gaozu también otorgó a su familia y a sus aliados extensas provincias en China oriental como reinos subordinados. Lo crucial para el futuro de China fue el hecho de convertir el confucianismo en la ideología del estado Han, a pesar de que se añadieron elementos de adivinación y del legismo totalitario de la dinastía Ch'in al reforzado gobierno imperial. Los Han siguieron el principio de nombramiento por méritos y un rudimentario sistema para valorar la capacidad de desempeñar un cargo público. A finales del siglo II a.C. se fundó una universidad imperial que proporcionaba el estudio de los clásicos del confucianismo.

Han anteriores

El hijo de Gaozu, Wendi (reinó entre el 180 y el 157 a.n.e.), continuó con las benevolentes políticas de su padre y se quedó con las tierras anteriormente concedidas como reinos. El emperador Wudi (que reinó entre el 141 y el 87 a.n.e.) utilizó la riqueza acumulada de la nación. Los Han se expandieron al sur del río Yangzi Jiang (Yang-tsê), tras ir acumulando territorios hasta casi alcanzar las actuales fronteras de China, y establecieron colonias en Annam. El sur de Dongbei Pingyuan (Manchuria) y el norte de Corea fueron subyugados, y las fuerzas que combatían a los nómadas xiongnu penetraron en Asia central hasta alcanzar el río Jaxartes (actual Sir Daria). Estas costosas campañas conllevaron el aumento de los impuestos, el establecimiento de los monopolios estatales sobre industrias clave, tales como la producción de sal y de acero, y la alteración del dinero. La próspera población creció más que los propios territorios ocupados. El reinado de Wudi finalizó con desórdenes debido a los enfrentamientos por la sucesión y a las derrotas militares, y el periodo culminante de la grandeza de los Han se disipó.

Los Han anteriores decayeron en el siglo I a.n.e., con varios emperadores niños, consortes nepotistas y luchas de poder. Importantes familias de las provincias se aseguraron exenciones impositivas, redujeron la base fiscal del Estado y trasladaron las cargas a los campesinos cada vez más rebeldes. Finalmente, Wang Mang (que murió en el año 23), cortesano y regente del último emperador niño de los Han anteriores, se apoderó del trono, iniciando así el breve interregno de la dinastía Xin (9-23 d.n.e.). Buscando el respaldo popular, Wang nacionalizó bienes exentos y los redistribuyó entre los campesinos, expandió monopolios estatales y abolió la esclavitud. La resistencia por parte de los propietarios de tierras acabó con sus intentos políticos, en el inicio de una crisis agraria empeorada por el descuido estatal de los sistemas hidráulicos en el norte de China. Los campesinos rebeldes del norte, conocidos como los ‘Cejas rojas’ se unieron a las familias importantes, tomaron Ch'ang-an y mataron a Wang Mang.

Han posteriores

Liu Xiu (más tarde Huang Wudi), el decimoquinto Archivo:Emperador Han, restableció la dinastía, conocida con el nombre de los Han posteriores (o Han orientales) (25-220 d.C.), y trasladó la capital a Luoyang, en la actual de Henan. Restauró la estructura gubernamental de los Han anteriores, pero hacia el 100 d.C., ésta volvió a deteriorarse. Los eunucos se hicieron más poderosos y empezaron a luchar encarnizadamente contra los funcionarios del gobierno, y triunfaron durante un corto periodo en el 186 d.C. para ser exterminados tres años después. El taoísmo clásico se había convertido en una religión popular que dio lugar a dos importantes sectas religiosas, la de los ‘Turbantes amarillos’ de Shandong y la ‘Sociedad de las Cinco Medidas de Arroz’ de Sichuan, que no fueron dominadas hasta el año 215 d.C. La movilización contra los rebeldes estimuló la creciente autonomía provincial, y en el 220 d.C. el debilitado Imperio se escindió en tres partes, iniciándose así un periodo que pasó a conocerse como el de los ‘tres reinos’, que habría de durar hasta el 316. Los Han anteriores sumaron catorce emperadores y los Han posteriores doce.

Sociedad

Prosperidad económica

Durante la dinastía Han, China se convirtió oficialmente en un Estado confuciano y prosperó en el ámbito interno: la agricultura, los productos hechos a mano y el comercio florecieron, y la población llegó a los 50 millones. Mientras tanto, el imperio extendió su influencia cultural y política sobre los actuales Vietnam, Asia central, Mongolia y Corea antes de derrumbarse bajo una combinación de presiones internas y externas. El primero de los dos periodos de la dinastía, llamado Dinastía Han Anterior (前漢朝, qián hàn cháo) o Dinastía Han Occidental (西漢朝, xī hàn cháo) que duró hasta el año 9 tuvo su capital en Chang'an (actual Xi'an, provincia de Shaanxi). La Dinastía Han Posterior (後漢朝, hòu hàn cháo) o Dinastía Han Oriental (東漢朝, dōng hàn cháo ), que duró del 25 al 220 tuvo su capital en Luoyang. La convención de denominarlas occidental y oriental se usa hoy en día para evitar la confusión con la dinastía Han del período de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos, aunque la nomenclatura de anterior/posterior se usaba en los textos históricos, incluyendo en Zizhi Tongjian de Sima Guang. La dinastía fue fundada por la familia Liú (劉).

Riqueza y cultura

Los logros intelectuales, artísticos y literarios revivieron y florecieron durante la dinastía Han. El periodo Han produjo el historiador más famoso de China, Sima Qian (145 a.C. - 87a.C.?), cuyas Memorias históricas proveen una crónica detallada desde los tiempos de la legendaria dinastía Xia a aquéllos del emperador Wu (141a.C. - 87 a. C.). Los avances tecnológicos también marcaron este periodo. Uno de los grandes inventos chinos, el papel, data de la época Han.

Poderio militar

La dinastía Han, que ha dado nombre al principal grupo étnico de China, "los Han", fue notable también por su poderío militar. El imperio se expandió hacia el oeste hasta llegar a la depresión de Tarim (en la actual Región Autónoma Uigur de Xinjiang. Los ejércitos chinos también invadieron y se anexionaron partes del norte de Vietnam y Corea hacia el final del siglo II a. C. Pero el control por parte de los Han de las regiones periféricas era generalmente escaso. Para asegurar la paz con los poderes locales fuera de China la corte Han desarrollo un "sistema tributario" mutuamente beneficioso. A los estados no chinos se les permitía autonomía a cambio de la aceptación simbólica de la dominación Han. Los lazos tributarios se confirmaron y reforzaron a través de enlaces matrimoniales entre clases altas y los intercambios periódicos de regalos y bienes.


Fuentes

Enlaces externos