Saltar a: navegación, buscar

Actitud

Actitud
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Concepto:Disposiciones o predisposiciones a reaccionar ante determinados objetos, situaciones u otras personas en correspondencia con sus motivos.
Actitud. La Real Academia Española, define este término como: Disposición de un ánimo que se manifiesta de algún modo (Ej. una actitud amenazadora). Las otras dos definiciones hacen referencia a la postura: de un cuerpo humano (cuando expresa algo con eficacia o cuando es determinada por los movimientos del ánimo) o de un animal (cuando llama la atención por al gún motivo).

Definición

Estado de disposición nerviosa y mental, que es organizado mediante la experiencia y que ejerce un influjo dinámico u orientador sobre las respuestas que un individuo ofrece a los objetos y a las situaciones.

Existe unidad de criterio en que las actitudes se forman y desarrollan a lo largo de la vida del individuo a través de la actividad y la comunicación que se despliega en un contexto sociocultural y son susceptibles de ser modificadas a través de los propios mecanismos que las forman.

Dentro de las distinciones específicas de la categoría actitud, encontramos una serie de definiciones como las actitudes ambientales que son consideradas como un conjunto de creencias y/o juicios que reflejan una valoración general de la problemática ambiental frente a creencias y/o juicios focalizados sobre acciones ambientales en función de la estimación subjetiva de los costos.

Actitud de ahorro se ha definido como la forma organizada y estable en que se expresa una manifestación concreta hacia la energía y su ahorro, que incluye tanto su comportamiento, como su sistema de valoraciones y expresiones emocionales.

Actitudes energéticas, son disposiciones de los sujetos hacia el ahorro de la energía (incluyendo su generación y uso eficiente) la obtención de información acerca de los problemas energéticos globales, territoriales y locales como vía para la autoeducación y la educación de los demás.

Clasificación

Las actitudes son un tipo de diferencias individuales que afectan el comportamiento de los individuos. Se adquieren de los padres, maestros y de los grupos de amigos y compañeros. Además desde que nacemos poseemos una determinada predisposición genética. A medida que la persona crece, educa sus actitudes en concordancia con el medio donde se desarrolla.

Frente a una situación de conflicto, sea cual sea su naturaleza, hay multitud de posibilidades de reacción, tanto a nivel individual como colectivo, dándose las diversas actitudes, según se acepte, evite o niegue el conflicto. La manifestación de las actitudes inicia con la aparición de una señal informativa proveniente del interior o el exterior del sujeto, el procesamiento de dicha información, la emisión de una respuesta y la concientización de la situación se produce sobre el saber anterior.

En tales situaciones las actitudes se clasifican, atendiendo al elemento interno que surge como producto de la contradicción externa entre el individuo y el medio en concreta- abstracta y en social-individual. Las referidas a las condiciones internas se clasifican en centralizada - periférica, rígida - flexible y en positiva - negativa.

Condiciones externas

En lo adelante se explicará más detalladamente en qué consisten cada una de estas.

  • Concretas: nos referimos a ellas cuando el objeto de actitud sea un objeto propiamente dicho, un fenómeno o una situación en específico.
  • Abstractas: se refiere a los conceptos.
  • Sociales: determinadas por la base económica de la clase social a que pertenece el sujeto. El medio en que se desenvuelve el sujeto creará en él determinadas actitudes sociales en función de su personalidad. Ej. Actitudes políticas, actitudes hacia las normas sociales.
  • Individuales: Están referidas a cuestiones de interés particular aunque también influye la base económica de la clase social. Ej. Actitud hacia sí mismo, hacia una persona en particular.

Condiciones internas

Por el significado del objeto o la determinación de la conducta

  • Centralizadas: determinan principalmente la conducta, matizan y determinan la actividad del sujeto. Está determinada por las necesidades relacionadas con el objeto. Las más centralizadas, se ligan, por ende, a los aspectos más estables de la personalidad, por ejemplo, el carácter. Constituyen la esencia del individuo.
  • Periféricas: pueden determinar la conducta en momentos y situaciones específica. No reflejan la esencia del individuo.

Por su resistencia al cambio

  • Rígidas: tiene altamente reforzada su fijación, lo cual implica que esta no varía ante la nueva información que llega al sujeto. Casos de conductas determinadas por actitudes rígidas se observan en los prejuicios, las predisposiciones y la terquedad.
  • Flexible: Cambia a medida que la información varíe, tomando en cuenta el tiempo de resistencia al cambio normal.

Por las vivencias afectivas

  • Positivas: determinan procesos afectivos que producen vivencias agradables.
  • Negativas: determinan procesos afectivos que producen vivencias desagradables.

Las actitudes pueden encontrarse al mismo tiempo en un punto de cada par que a continuación se describen, así, por ejemplo, una actitud determinada puede ser positiva, rígida y social.

Caracterización desde la perspectiva educativa

  • Trascienden los argumentos derivados de los estudios medioambientales y de educación energética acerca de la importancia de formar actitudes positivas hacia esos fenómenos, al fundamentar, desde la perspectiva psicológica, qué es la actitud y su proceso de formación. Ello ha permitido una comprensión integradora de la importancia del estudio de las actitudes con fines educativos.
  • Revelan en su esencia la actitud como fenómeno psicológico y sus componentes principales (elementos activos participantes). Ello permite comprender, en una primera aproximación, la relación que guardan con los procesos afectivos, cognitivos y conativos y sus productos.
  • El aspecto anterior ha permitido estructurar acciones de corte pedagógico, fundamentadas desde la perspectiva psicológica, encaminadas a formar las actitudes medioambientales y energéticas deseadas.
  • En el orden del contenido de las actitudes, destacan pero no desarrollan, desde la perspectiva teórica, la relación que ellas tienen con los conocimientos cotidianos y las creencias de los estudiantes.

Actitudes como Educación energética

  • Disposición positiva hacia el ahorro de energía.
  • Disposición positiva para enfrentar los problemas de generación y uso no eficiente de la energía a su alcance.
  • Disposición positiva para la obtención de información acerca de los problemas energéticos globales y locales.
  • Disposición positiva para buscar recursos pedagógicos y didácticos para lograr en los demás las actitudes de los incisos anteriores.

La disposición que adopta el individuo ante los objetos de la realidad (objetos concretos, situaciones, ideas, fenómenos sociales), depende de la relación que tiene la personalidad con los mismos, percibiéndose estos de manera favorable o desfavorable en la expresión emocional del sujeto; en la valoración que hace de dichos objetos a partir del conocimiento que posee sobre los mismos y en su comportamiento.

En su relación dialéctica con los objetos de la realidad están determinadas por la situación existente y la experiencia previa. Esta disposición se fija en la psiquis, actuando sobre las posteriores reacciones y puede ser traducida o no en conducta.

Componentes

  1. Cognoscitivo: Formado por las percepciones y creencias hacia un objeto, así como por la información que tenemos sobre el mismo.
  2. Afectivo: El sentimiento en favor o en contra de un objeto social.
  3. Conductual: Tendencia a reaccionar hacia los objetos de cierta manera.

Como motivación

La actitud es más bien una motivación social antes que una motivación biológica. Es una predisposición aprendida para responder de un modo consistente a un objeto social. Por eso la Psicología Social analiza las actitudes para predecir conductas.

Bibliografía

  • Domínguez, Z. C. (2008) Las actitudes y los conocimientos como contenidos interrelacionados de la educación energética: fundamentos teóricos y acciones para la práctica. CD-ROM GEA 2010 Mayo 2010.

Fuentes