Agapornis personata

Agaponis Personata
Información sobre la plantilla
AgaponisPersonata.JPG
Nativo de las regiones nororientales de Kenia y Tanzania
Clasificación Científica
Nombre científicoAgapornis personatus
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Psittaciformes, Psittacidae
Familia:Agapornis
Género:Agapornis
Hábitat:Natural


Agapornis personata. Nativo de las regiones nororientales de Kenia y Tanzania. Es ampliamente criado en cautiverio como mascota o ave de jaula. Es uno de los inseparables más resistentes y comunes en el mercado de aves, muy atractivo por su sorprendente aspecto.

Hábitat

Criado en cautiverio como mascota o ave de jaula. Nativo de las regiones nororientales de Kenia y Tanzania. Se sabe que su área de distribución limita con la del agapornis fisher o inseparable de Fischer (Agapornis_fischer), aunque ninguna de las dos especies abarca el territorio de la otra.

Su hábitat son los matorrales con acacias y baobabs; sabanas con arbustos y praderas. Se encuentran principalmente en latitudes comprendidas entre los 1.100 m y los 1.800 m. También podemos encontrarlos con cierta regularidad en las sabanas con arbustos espinosos, praderas y similares, así como en zonas de cultivo donde acuden en bandadas de hasta 100 individuos para alimentarse de granos y semillas.

Descripción

Plumaje de color verde; la frente, la coronilla y las mejillas son de color negro con tonos marrones; la parte posterior de la cabeza es de color oliva oscuro; el pecho es amarillo; muchas aves presentan en la parte superior del pecho tonos anaranjados; los lados del cuerpo, abdomen e infracoberteras caudales son amarillo verdosos; la rabadilla es azul; las infracoberteras alares son azul grisáceo y verde; la cola es de color verde, el anillo perioftálmico desprovisto de plumas es blanco; el pico es rojo, el iris marrón y las patas grises.

La hembra es prácticamente igual que el macho, de hecho no existe ningún dimorfismo sexual entre ambos; aun así hay algunos autores que consideran que las hembras de Agapornis personata son de mayor tamaño que los machos, aunque es algo que realmente es muy difícil de distinguir. Un método que es muy efectivo es el de los huesos de la pelvis, estando en las hembras más abiertos que en los machos.

Los jóvenes, generalmente, son de una tonalidad más apagada que los adultos, en especial por la zona de la cabeza, donde el negro es de una tonalidad grisácea. Presenta unas manchas negras cerca de la base de la mandíbula superior, que cuando son muy pequeños ocupan casi todo el pico, y conforme van creciendo va disminuyendo la mancha hacia la base del pico, siendo ésta la característica más distintiva y principal para poder diferenciar a los jóvenes de los adultos.

Alimentación

Principalmente de semillas de Acacia que toman directamente del suelo, y las cuales buscan continuamente, así como de las semillas de Cassia. También se alimentan de bayas, brotes tiernos y frutas, así como hierbas frescas.

Estatus

El inseparable enmascarado no está globalmente amenazado, aunque está incluido en el Apéndice II (Anexo B) del Convenio CITES. Aunque es una especie localmente común en las áreas protegidas, es un ave con un área de distribución muy restringida, y por lo tanto es una especie vulnerable, sobretodo hace algunos años cuando las excesivas capturas de hasta unos 50.000 individuos, diezmaron considerablemente las poblaciones salvajes.

Alimentación

Los agapornis comen una mezcla de semillas similar a la de los periquitos pero que incluye pipas de girasol. También se les puede dar en poca cantidad preparado de huevo, sobre todo en la época de cría, requiere una dieta variada, principalmente de semillas y fruta o vegetales frescos. Los mejores vegetales y frutas para alimentarlos son los de colores verde o amarillo. Verduras de hoja, como la lechuga “romana”, son también extremadamente beneficiosas, aunque no imprescindibles. No conviene alimentarlos con nada salado, lechuga “iceberg”, ni con nada conteniendo cafeína o chocolate. El aguacate (o palta) y algunas otras frutas de esa familia son venenos efectivos para los loros en general excepto para algunos loros de Venezuela.

Requerimientos Sociales

Debido al significado del nombre de este género, se tiende a creer que los inseparables, cuando están en cautiverio, viven mejor formando parejas, lo que no siempre es cierto. Como otros psitácidos, son aves muy sociales que pueden apegarse a compañeros humanos cuando se les brinda mucha atención y cuidado. Como todos los inseparables pueden ser grandes mascotas si su dueño está dispuesto a dedicarles tiempo, y especialmente si son adquiridos y alimentados a mano desde muy temprana edad.

En estas condiciones pueden ser muy interactivos con las personas de su preferencia, y cuando están confortables en su compañía, se posan de buena gana sobre sus hombros o en las manos, se acurrucan a ellas o las acicalan. Esta relación puede extenderse hasta 10 - 20 años que es lo que pueden vivir estas aves. Si están solas en la jaula serán más dependientes de su dueño y requerirán varias horas diarias de interacción. Como son aves extremadamente sociables necesitan interactuar con humanos u otra ave para su bienestar emocional y físico. Si están acompañadas por otra ave le prestarán más atención y tenderán a ignorar más al dueño.

La jaula para un ave sola debe ser al menos de 50 cm por cada lado o se sentirá hacinada si es muy pequeña y le podrá dañar las plumas de la cola al chocar contra los barrotes. Resulta cruel mantenerlas en jaulas donde no puedan volar libremente. Se le deben poner al menos tres juguetes o cosas en la jaula con los que puedan entretenerse y mordisquear mientras el dueño se encuentre ausente o pronto se aburrirá y tendrá problemas de conducta y pérdida de plumas. Le encanta tomar baños diariamente y asolearse para secarse. Es un ave muy activa y le encanta morder cosas.

El inseparable enmascarado es, como todos los inseparables, un ave muy vocalizadora: produce gritos muy intensos y de tono alto, pero no es exageradamente ruidoso. Los inseparables raramente hablan, pero existe la posibilidad de que aprendan a imitar el habla humana si se les enseña desde muy jóvenes. Es importante recordar que nunca se debe tener la expectativa de que un ave pueda hablar. Cuando un ave habla hay que considerar esto como una bendición extra.

Temperamento

Las hembras son más ariscas que los machos, demoran meses y hasta años para tener confianza total en su dueño. En cautividad es conveniente dejarles hojas para que muerdan y rompan haciendo tiras y llevando al nido. Les gusta la música, así que cuando el dueño esta ausente es conveniente dejarles música para habituarse a las palabras, algunos hasta bailan con sonidos que les gustan. Son muy tiernos y un compañero ideal.

No los deje sueltos con ventanas abiertas, porque tal vez ellos no quieran irse pero el instinto o ver otra ave volar los hará partir y al querer volver se pierden y es condenarlos a una muerte segura, porque al estar en cautividad no saben buscar alimento. Cuando no están en etapa de crianza la pasan el mayor tiempo limpiándose y acicalándose. Como cualquier psitácida, deben vivir en pareja con otro Agapornis de su misma especie y sexo contrario (o dos machos, como mal menor, nunca dos hembras, por ser éstas de carácter fuerte y territorial), independientemente de la relación que tengan con el dueño humano (que será más afectuosa si el animal ha sido criado a mano desde polluelo, esto es, si es papillero).

Reproducción

La estación de cría es durante los meses de marzo y abril hasta los meses de junio y agosto; anida principalmente en los baobabs, especialmente en el Kigelia africana, aunque también puede anidar en otros árboles, en pequeñas grietas o en nidos de golondrinas. El nido, al igual que el del A. fischeri, tiene forma de cúpula que construye con ramitas finas y corteza desmenuzada, que la hembra transporta en el pico.

Los agapornis personata son aves activas y resistentes; los ejemplares recién importados son muy susceptibles. Están constantemente desmenuzando la madera por lo que se aconseja suministrarles corteza y ramitas de árboles frutales periódicamente. Son pájaros a los que les encanta darse baños en el agua. En colonias presentan un comportamiento similar al del inseparable de cara de melocotón (Agapornis roseicollis), donde aparecen pequeñas disputas de vez en cuando que rara vez resultan ser realmente violentas.

Estos agapornis son aves muy fáciles de criar y de mantener, y pueden llegar a criar durante casi todo el año si están en unas condiciones óptimas. Para ello es necesario proveerles constantemente de ramas de árboles frutales, sauce llorón, palmera, [pino], etc. para que puedan construir el nido, que tras desmenuzarlos transportarán entre las plumas hasta el nido. La puesta es de 3 a 6 huevos y la incubación dura unos 21 días. Es conveniente suministrarles mineral ya que de lo contrario los jóvenes pueden nacer con deficiencia de plumas.

Nido

El receptáculo para el nido debe ser grande, porque los inseparables enmascarados lo forran continuamente con pedazos de ramas y corteza. Necesitan humedad en el nido, por lo que, si el ambiente es seco, su tronco o caja debe ser mojado externamente.

Fuentes