Saltar a: navegación, buscar

Árbol

(Redirigido desde «Árboles»)
Árboles
Información sobre la plantilla
Ärboles.jpg
Nombre Científico:'
Reino:Plantae
Hábitat:Los árboles son el hogar de muchos animales. Cuando no existe ramificación, como en el caso de las palmeras, que sólo tienen un penacho de grandes hojas en su extremo superior, no se habla de tronco sino de estipe.

Los Árboles. Son los seres vivientes más viejos, grandes y altos en la Tierra. Son los símbolos perdurables y poderosos de la vida. Son diferentes a las otras plantas por sus troncos. Un tronco leñoso sale de la tierra y se divide en una serie de ramas. Los árboles evolucionaron porque algunas plantas necesitaban un tronco que las sostuviera para crecer lo suficiente y alcanzar la luz del sol.

Los árboles cumplen con muchas funciones en los bosques: proporcionan un lugar a muchos tipos de organismos, realizan la fotosíntesis (con lo que le otorgan oxígeno al ambiente) y son una fuente de energía para el ecosistema. Como todas las plantas, los árboles necesitan sol, dióxido mueve por el tronco, ramas y hojas. El exceso de agua se elimina por las hojas y regresa al aire.

Los árboles viejos mueren con los años y cuando esto sucede cumplen con casi todas las mismas funciones que tenía cuando estaba vivo. Los troncos caídos se descomponen y poco a poco sus nutrientes regresan a la tierra para que otras plantas florezcan.

Función de los árboles

Los bosques proporcionan un hábitat a una gran cantidad de plantas y animales y cumplen otras muchas funciones que afectan a los seres humanos. Ya los mismos árboles proporcionan un lugar a muchos tipos de organismos. Además, realizan la fotosíntesis, el proceso químico mediante el cual las hojas usan la luz del sol y el dióxido de carbono para producir azúcares que proporcionan energía al árbol; durante el proceso, el follaje de los árboles libera oxígeno, necesario para la respiración.

Los bosques y los propios árboles impiden la erosión, el desgaste del suelo por el viento y la lluvia. En parajes desnudos con poca o ninguna vegetación, las fuertes lluvias que caen sobre grandes áreas pueden arrastrar el suelo hasta ríos y arroyos, provocando corrimientos de tierra e inundaciones. En áreas boscosas la bóveda de hojas (la copa de los árboles) intercepta y redistribuye gradualmente la precipitación, que de otro modo podría causar inundaciones y erosión –una parte de la precipitación fluye por la corteza de los troncos; el resto se filtra a través de las ramas y el follaje. Esa distribución más lenta y poco uniforme de la lluvia asegura que el suelo y el agua no sean arrastrados de forma inmediata. Además, las raíces de los árboles y las otras plantas sujetan el suelo e impiden inundaciones y el enturbamiento de ríos y arroyos.

Los bosques también pueden aumentar la capacidad de la tierra para capturar y almacenar reservas de agua. La bóveda de hojas es especialmente eficiente para capturar agua procedente de la niebla -vapor de agua condensado, en forma de nube que distribuye, como precipitación, en la vegetación y el suelo. El agua almacenada en las raíces de los árboles, los troncos, los tallos, el follaje y el suelo del terreno forestal, permite a los bosques mantener un flujo constante de agua en ríos y arroyos en tiempos de fuertes precipitaciones o sequías.

Otras funciones de los árboles

Fotosíntesis: introduce importantes modificaciones en la cantidad de CO2, reduciéndolo. Los bosques fijan 2,5 toneladas de CO2 por hectárea y por año y liberan 6,67 toneladas de O2 (Oxígeno) por hectárea y por año. Mientras más productivo y saludable sea el bosque más eficaz será la liberación de Oxígeno. Es decir, que un árbol bien cuidado producirá más Oxígeno que un árbol debilitado por ataque de plagas y enfermedades, etc.

Rehidratación de la atmósfera: los árboles (y todas las plantas) transpiran. Mediante este proceso, las plantas entregan vapor de agua a la atmósfera a través de aberturas en la epidermis de las hojas (los estomas). Además, el agua de lluvia retenida por las copas de los árboles se evapora y puede representar un 20 % del volumen de las precipitaciones.

Refrescamiento del aire: Las plantas toman del aire el calor necesario para llevar el agua del estado líquido al gaseoso y así evaporarlo al aire mediante la transpiración. Esto puede llegar a disminuir 6ºC la temperatura ambiental en una zona cubierta por la vegetación. Si la cubierta vegetal es de un 30% la disminución de la temperatura puede llegar a 4º C.

Intercepción de la radiación solar: Los árboles interceptan la radiación solar en cantidades que dependen en verano, del tipo de copa (ligera, densa, extra densa) y, en invierno, de la condición de desnudez de la misma.

La mayoría de los árboles y arbustos en las ciudades se plantan para dar belleza y sombra. Esto es una buena razón, sin embargo, los árboles sirven para muchos otros propósitos y funciones. Los beneficios de los árboles se pueden agrupar en categorías sociales y/o medioambiental.

Beneficios Sociales

La presencia de árboles alrededor hace que la vida sea mas agradable. Nos hace sentir serenos , sosegados, descansados y tranquilos. La fuerte relación entre personas y árboles es muy evidente, se puede ver por ejemplo cuando observamos a los distintos grupos de personas esforzándose por salvar los árboles que se encuentran a punto de ser talados para diferentes propósitos.

Debido a su potencial de vida larga, los árboles, con frecuencia se plantan como monumento vivos. Muchas veces nos sentimos unidos de manera personal a aquellos árboles que han sido plantados por nuestros antepasados.

Beneficios Medioambientales

Los árboles aparte de tener beneficios sociales, posee lo que llamamos beneficios medioambientales. Estos que están en las distintas ciudades , aparte de ser plantados para darle una cierta serenidad y belleza a las ciudades , están allí por que son los generadores de lo mas importante para la vida, el oxigeno. Por esto es necesario que halla una cierta cantidad de plantaciones en cada ciudad.

La importancia de los bosques

Estos espacios tan valiosos, además de sostener las economías de varias naciones, cumplen un papel mucho más importante, que la mayoría de nosotros desconociendo en su propia fuente de energía: la glucosa, y también, liberan oxígeno a la atmósfera, y gracias a ese proceso, podemos respirar y realizar todas nuestras actividades.

Las plantas constituyen la base de todas las cadenas alimentarias, ya que producen su propio alimento. Entre otras de las importancias de los árboles, encontramos que estos albergan y protegen a una variada cantidad de animales, y otras plantas. Las raíces sujetan los suelos, mientras que las copas, impiden la erosión que producen los fuertes vientos, y distribuyendo las precipitaciones de manera lenta y uniforme, para no dañarlos. De esta forma, por ejemplo, se evitan inundaciones. Los bosques también almacenan reservas de agua, en sus hojas, en el tronco, etc.

Otro beneficio: las plantas nos han dejado combustibles fósiles como el petróleo, de los que se obtienen otros productos derivados, que son de suma importancia para las sociedades actuales, como la nafta, con la que funcionan la mayoría de los medios de transporte.

Por esto, debemos concientizarnos de la importancia de nuestros bosques, e impedir los incendios forestales y que los talen indiscriminadamente para producir algunos muebles, entre otras cosas, ya que de esta manera, se libera menos oxígeno, matamos la biodiversidad del lugar, se erosionan los suelos desnudos, y hasta se podrían ocasionar futuras inundaciones y cambios en el clima de un lugar, lo que nos afectaría negativamente, produciendo enfermedades y epidemias.

Árboles exóticos

Además de los árboles y arbustos nativos, aquellos que son propios del territorio chileno, en nuestro país también hay muchas especies introducidas. Estas fueron traídas desde el extranjero con fines productivos, para la obtención de papel, madera y frutos, entre otros productos, o con propósitos ornamentales. Las principales especies introducidas con fines productivos son el pino insigne, eucalipto, álamo, encina, aromo, pino oregón, nogal, olivo y el ciprés macrocarpa. Entre los árboles que se trajeron con fines ornamentales están: el abedul, abeto, arce, cedro, jacarandá, sauce llorón, magnolia, paulonia, plátano oriental, tulipanero, tejo o taxus, perno, ginkgo, liquidámbar, laurel de comer y falsa acacia.


Fuentes


Categorías: