Agentes patógenos

De EcuRed
Agentes patógenos
Información sobre la plantilla
Concepto:Es toda aquella entidad biológica capaz de producir enfermedades o daños a la biología de un huésped.

Agentes patógenos. Agente biológico patógeno es aquel elemento o medio capaz de producir algún tipo de enfermedad o daño en el cuerpo de un animal, un ser humano o un vegetal, cuyas condiciones estén predispuestas a las ocasiones mencionadas.

Contenido

Organismos patógenos

Los agentes que causan enfermedades en las plantas se caracterizan por ser infecciosos (bióticos o vivos) y no infecciosos (abióticos o no vivos). Los agentes infecciosos incluyen las bacterias, hongos, micoplasmas, nemátodos y virus. Los agentes no infecciosos incluyen, desbalances nutricionales, estrés ambiental y toxicidad química causada por plaguicidas y contaminantes del aire.

Los agentes patógenos más comunes en las plantas son los hongos, aunque las bacterias y los nemátodos también son importantes. Las enfermedades causadas por micoplasmas y virus no se registran a menudo, mayormente porque son muy difíciles de detectar.

Hongos

Los hongos son organismos filamentosos simples. No tienen clorofila y dependen de una planta hospedera para obtener su alimento. Son más grandes que las bacterias y se identifican más fácilmente. Algunas de las estructuras que producen se pueden ver a simple vista y sirven en su identificación.

Los hongos atacan las plantas hospederas susceptibles a través del movimiento de sus estructuras reproductivas, como lo son los esclerocios y las esporas. Las esporas se diseminan fácilmente por medios mecánicos y en el viento y el agua. En adición, los hongos se transfieren fácilmente en tiestos con suelo contaminado y en plantas o partes de estas que tienen el patógeno.

Los fungicidas se utilizan para el control de enfermedades causadas por hongos, los hay específicos y de amplio espectro, de contacto y sistémicos (se traslocan por el interior de la planta). También se debe manejar la nutrición del hospedero, la temperatura, la humedad y el uso seguro de plaguicidas, para realizar un acercamiento a un control integrado de las enfermedades.

Bacterias

Las bacterias fitopatógenas son unicelulares, microscópicas y no producen esporas. No pueden producir su energía y dependen de una planta hospedera para su sostenimiento. Hay cinco géneros principales: Agrobacterium, Corynebacterium, Erwinia, Pseudomonas y Xanthomonas. La mayoría de las enfermedades en plantas son causadas por las tres últimas.

Las bacterias entran a las plantas por aberturas naturales como las estomas y los hidatodos o por heridas. Estas sobreviven en el Tejido vegetal por cierto tiempo de forma inactiva y afectan la planta cuando las condiciones ambientales son favorables.
Las bacterias se transfieren de una planta a otra por medios mecánicos (en las manos y en los instrumentos de corte) y son comúnmente diseminadas en el agua de salpicado ("splashing water"). Algunas pueden ser diseminadas por nemátodos e insectos.

Una característica importante de las enfermedades causadas por bacterias es que necesitan la presencia de humedad en la superficie de la planta para comenzar el proceso de infección y desarrollo de la enfermedad.
El uso de bactericidas disponibles comercialmente para el control de enfermedades en plantas es generalmente moderado, y pueden ser fitotóxicos en algunos cultivos. Por lo tanto, el control cultural es muy importante en el manejo de las enfermedades bacterianas.

Virus

Los virus son los organismos más pequeños conocidos como patógenos de plantas. Son muy simples en su estructura y usualmente consisten de una hebra de ADN (ácido deoxirribonucleico) o ARN (ácido ribonucleico) con una cubierta de proteína.

No son capaces de desarrollarse fuera de la planta hospedera y actúan interfiriendo con la producción normal de materiales en el núcleo de las células del hospedero. Los virus se propagan mayormente por medios mecánicos e insectos y se diseminan en propágulos de plantas que están infectadas. No hay químicos efectivos comercialmente para controlar las enfermedades causadas por virus. El control se debe basar en saneamiento, eliminación de las plantas enfermas y control de los insectos vectores.

Nemátodos

Los nemátodos son los organismos más grandes causando enfermedades en plantas. Son gusanitos redondos no segmentados y usualmente microscópicos, aunque algunos pueden observarse a simple vista. Los nemátodos se mueven hacia las raíces de la planta o pueden ser diseminados en tiestos, en el suelo o en el agua y en partes de la planta que estén contaminadas.

La mayoría de los nemátodos fitopatógenos se alimentan de las plantas penetrando la superficie de la raíz y absorbiendo el contenido celular. Algunos viajan de un lugar a otro de la raíz para alimentarse, mientras que otros, como los nemátodos noduladores se fijan a un lugar específico de la raíz permanentemente y allí se alimentan y reproducen. Se han desarrollado muchos insecticidas-nematicidas para ayudar en el control de los nemátodos fitoparasíticos.

Identificación y diagnóstico

Hay muchos factores que influencian el desarrollo de enfermedades. Sin embargo, las enfermedades no pueden ocurrir a menos que estén presentes los siguientes elementos: una planta susceptible, un patógeno y un ambiente favorable. Algunas enfermedades no ocurren si no hay un vector que las transmita, lo que es común en las enfermedades causadas por virus, las cuales pueden transmitirse por insectos o nemátodos.

El diagnóstico de enfermedades no puede hacerse basándose solamente en los síntomas, aunque pueden hacerse algunas generalizaciones. Los síntomas causados por agentes infecciosos hongos, bacterias, virus, nemátodos) y no infecciosos (deficiencias nutricionales, toxicidades, exceso o escasez de agua, contaminantes ambientales, acidez o alcalinidad del suelo) son similares.
Un diagnóstico preciso solo puede hacerse luego de evaluar la planta afectada por observación directa o cultivar los patógenos en medios específicos.

Véase también

Fuente