Armas de pedernal

De EcuRed
Armas de pedernal
Información sobre la plantilla

Pistola antigua, con mecanismo de llave de pedernal (chispa, o sílex) completo.
TipoArma de fuego antigua
Armas de pedernal (Chispa). Armas antiguas, cuyo funcionamiento es mediante el mecanismo de llave de chispa, pedernal o sílex. En este sistema, la ignición de la pólvora se encuentra situada en la cazoleta y se provoca por las chispas producidas al golpear la piedra contra una pieza metálica, que alberga entre sus quijadas un trozo de pedernal, que choca contra la batería, o rastrillo. La llave de sílex fue el mecanismo que más tiempo estuvo en uso, aproximadamente unos tres siglos, existiendo diferentes tipos la misma.

Contenido

Mecanismos de llave de chispa

Llave de Sapance o Chenapan

Es el primer modelo de llave de pedernal, el cual fue reemplazando paulatinamente al de llave de rueda (su antecesor), a partir de mediados del siglo XVI, pudiéndose determinar su aparición en la década de 1540 a 1550 en la zona de los Países Bajos. Su nombre deriva de los vocablos holan­deses Snap-Han («gallina que picotea»), debido a la similitud existente entre dicho acto y el movimiento que describe el gatillo al disparar el arma. Curiosamente, esta llave gozó de gran aceptación en el área norteafricana del Magreb, donde se siguió fabricando hasta el siglo XIX, y se puede considerar como un auténtico fósil viviente.

Llave a la francesa

Su denominación hace referencia a su probable lugar de origen, concretamente en Lisieux (Normandía) por Marín le Bourgeoys a principios del siglo XVII. Se trata de una llave mucho más funcional que la anteriormen­te descrita y que, con ciertas mejoras, llegó hasta el siglo XIX y se difundió ampliamente por todo el mundo. En ella, la batería y la tapadera de la cazoleta se funden en una sola pieza con forma de L curva, denominada rastrillo, y la pletina queda más al descubierto, admitiendo gran cantidad de ornato. Con esta clase de llave iban dotadas las armas que aún perduran en el recuerdo como protagonistas de gestas, así el rifle norteamericano de Kentucky, el célebre fúsil británico Brown Bass y varios modelos militares españoles como los fusiles modelos 1757, 1790, 1828, etc.

Llave a la española (de patilla o miquelete)

El nombre de miquelete proviene de la voz catalana miquelet, con la que se conocía a los cuerpos de voluntarios reclutados, en época de guerra en aquella zona, y que iban dotados generalmente de armas con mecanismo de patilla y cuyo nombre fue recogido por buena parte de los autores. Parece ser que la invención de esta llave, tan arraigada en Portugal, algunas zonas de Italia y en otros países ribereños del Mediterráneo y los Balcanes, vio la luz en el taller de Simón Marcuarte (hijo) hacia 1580, fabricándose ininterrumpidamente hasta el siglo XIX.

La llave de patilla consta de un muelle principal o real situado al exterior de la pletina; el gatillo, similar al de la llave descrita anteriormente, poseía el tornillo pedrero rematado por una argolla de forma más o menos elipsoidal; la batería y la tapa de la cazoleta se fundían formando el rastrillo, que solía ser estriado por la cara destinada a la fricción con el pedernal, a diferencia del modelo francés que solía ser liso. La retención del gatillo, al montar el arma en las dos posiciones que poseía –de seguro y de disparo– se realizaba por medio de unas pie­dras que atravesaban la pletina, denominadas calcos.

Debido a la reducción del número de piezas y a la situación externa de los elementos principales necesarios para su funcionamiento, podemos considerar a esta llave como un modelo muy ventajoso que sufrió escasas mutaciones durante casi trescientos años, durante los cuales, se empleaba en la gran mayoría de las armas españolas, exceptuando las salidas de las armerías madrileñas.

Llave de caja

Con este mecanismo se construyeron la mayor parte de las pistolas de bolsillo en Bélgica, Francia e Inglaterra entre el último cuarto del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, no habiendo sido adoptado por los armeros de las diversas regiones de España.

El gatillo se encontraba situado entre las dos pletinas laterales, estando por tanto, todo el mecanismo en el interior de un compartimento rectangular situado inmediatamente posterior al cañón.

El número de cañones de estas pistolas de bolsillo, llamadas en España y en nuestro país cachorrillos, solía ser de uno o dos –superpuestos o yuxtapuestos al mismo nivel– aunque existen ciertos modelos con mayor número de ellos. En cualquier caso, los cañones podían ser fijos o desenrroscables. Las armas con cañón a rosca son conocidas en España por armas de semirretrocarga, ya que para efectuar su carga, era necesario quitar el cañón, rellenar la recámara de pólvora y colocar sobre ésta la bala. Generalmente presentaban cañón estriado.

Tipología

Las armas de fuego antiguan se fabricaron con diferentes modelos y tipologías, entre las que se encuentran el arcabuz, el mosquete, la pistola, el trabuco y la escopeta. Muchos ejemplares de estas armas antiguas, son exhibidos en importantes museos del mundo, en Cuba se pueden encontrar en instituciones museísticas que exponen en su temática aspectos vinculados con armas de fuego antiguas, tal es el caso del Museo Castillo del Morro San Pedro de la Roca, ubicado en Santiago de Cuba.

Enlaces relacionados

Fuentes

  • Muñoz López, Ana Rebeca; Laborde Suárez, Niurka. Estudio de las armas de pedernal que forman parte de la colección de armas del fuego del Museo Castillo del Morro San Pedro de la Roca. Investigación concluída en enero de 2012.