Campylobacteriosis genital bovina

De EcuRed
Campylobacteriosis genital bovina
Información sobre la plantilla

Campylobacteriosis genital bovina: (CGB), conocida como Vibriosis, es una enfermedad infecto-contagiosa del aparato reproductor, de transmisión sexual asociada a infertilidad, repetición de celos y ocasionales abortos. Es de transmisión venérea y afecta al ganado lechero y de carne. El agente etiológico es el Campylobacter fetus subespecie venerealis, produce lo que se conoce como infertilidad enzootica. Otra subespecie muy similar y que sólo se diferencia por estudios bioquímicos es el Camylobacter fetus subespecie fetus, que puede eventualmente encontrarse en el tracto intestinal del bovino y que provoca abortos esporádicos en los animales afectados.

Contenido

Etiología

Campilobacter fetus, bacilo gamnegativo sensible a la exposición al calor y a los niveles atmosféricos de oxigeno. El microorganismo es transmitido durante el coito y puede ser difundido durante las practicas de palpación e inseminación.

Síntomas

El toro es el portador asintomático de la enfermedad, no afectándose su capacidad reproductiva. Campylobacter fetus habita en las criptas prepuciales del toro. En los toros adultos estas criptas son mayores en número y en medida por lo que contendrían un número importante de bacterias en su interior. El toro juega un rol importante en la transmisión de la enfermedad asociado al factor etáreo. En la hembra se manifiesta por ciclos astrales largos, repeticiones de celo, disminución del porcentaje de preñez, debida a mortalidad embrionaria y abortos que no suelen superar el 10 %. Campylobacter fetus habita en la hembra en las mucosas del útero, cérvix y vagina. La infertilidad en la hembra está relacionada con la restricción de O2 que provoca el ingreso de C. fetus en el útero, la acción de la mucinasa que despolimeriza el mucus vaginal y por la endometritis mucopurulenta subaguda.

Diagnostico

Archivo:Vibrosis genital bovina.jpeg. Estas enfermedades pueden ser diagnosticadas en los toros, vacas y vaquillonas, o fetos mediante análisis de laboratorio. El análisis más común es el que se efectúa en los toros mediante la toma de muestra prepucial empleando distintos métodos diagnósticos de rutina (por raspaje, aspiración o por lavaje prepucial. El no de muestreos necesarios a realizar en los toros tiene mucho que ver con los antecedentes sanitarios y reproductivos y la situación actual del rodeo

Control

Los toros positivos pueden eliminarse o tratarse con antibióticos. Ante esta última alternativa se deberá efectuar 4 controles raspajes prepuciales posteriores para verificar el éxito del tratamiento. Si el tratamiento con antibióticos tuvo éxito se procederá a la vacunación. Este sería un esquema de trabajo. Sin embargo, otra metodología apunta solamente a vacunar con doble dosis a aquellos toros que son portadores. En este caso también habrá que realizar los 4 raspajes posteriores. Los toros que no responden al tratamiento con antibióticos deben ser eliminados. También deberán eliminarse las vacas vacías al tacto.

Tratamiento

Vacunación con antibióticos a vacas y toros al ser diagnósticada la enfermedad.

Aislamiento y descarte de vaca portadoras.

Tratamiento local y sistémico de animales infectados con dihidroestreptomicina acuosa.

Vacunación

Para campylobacteriosis las vacunas deben incluir las 2 subespecies con una óptima concentración de bacterias y las cepas empleadas deben ser indígenas y conservadas correctamente. Para el caso de trichomoniasis hay vacunas disponibles en el mercado Se recomienda vacunar previo al servicio a todos los bovinos adultos machos y hembras empleando la dosis recomendada y con un intervalo de 30 a 45 días con aplicación de la segunda dosis 20 días antes del servicio para lograr un nivel de protección adecuado.

Fuentes