Casa del Arabe en Cuba

De EcuRed
Casa del Arabe en Cuba
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba

Institución cultural, su principal objetivo es divulgar los valores del mundo árabe a partir de sus costumbres
Fundación:16 de noviembre de 1983
País:Bandera de Cuba Cuba

Casa del Arabe en Cuba. Como institución cultural, su principal objetivo es divulgar los valores del mundo árabe a partir de sus costumbres

Contenido

Historia

Ubicada en una antigua construcción de finales del siglo XVIII y principios del XIX, la Casa de los Árabes se inauguró el 16 de noviembre de 1983 como parte del proyecto de restauración integral rectorado por la Oficina del historiador de la ciudad en el Centro Histórico de La Habana.

Se conoce que uno de sus primeros propietarios fue el hacendado Ambrosio Marcos Zayas Bazán, quien vendió el inmueble al abogado Santiago Cancio Bello. La profesión del dueño y la posterior ubicación de oficinas de escribanías en los entresuelos del lugar hizo que se le conociera como la casa de los notarios.

Refuncionalizada como institución cultural, su principal objetivo es divulgar los valores del mundo árabe a partir de sus costumbres, tradiciones, arte, arquitectura y el estudio de la presencia árabe en Cuba, desde los primeros contactos que propició la colonización española, y posteriormente el movimiento migratorio que se produjo entre el siglo XIX y el XX.

Programación cultural y educativa

Dentro de su programación cultural y educativa, la Casa de los árabes ofrece visitas dirigidas, exposiciones, conciertos, conferencias, espectáculos danzarios, encuentros poéticos, presentaciones de libros, exposiciones de vestuarios tradicionales, degustación de platos típicos, cursos de post-grados, y atención social al adulto mayor y a niños de la comunidad.

Su biblioteca Ibn Jaldun, posee importantes colecciones de temas árabes e islámicos, especialmente ediciones de crónicas históricas del siglo XIX, ensayos sobre el Islam y textos de historia y arte árabe e islamita contemporáneo.

Los árabes en Cuba

En la actualidad no existe una comunidad árabe en nuestro país sino una colectividad cubano-árabe con un segmento asociado a la Unión Árabe de Cuba, que protagoniza actos de solidaridad con la patria de sus ancestros», comenta en su texto el Dr. Rigoberto Menéndez. En la imagen, la Casa de los Árabes,fundada el 16 de noviembre de 1983 con sede en La Habana.

La presencia árabe en Cuba ha sido un tema poco abordado en la historiografía cubana, aunque desde el punto de vista numérico es una presencia bastante escasa, no podemos obviar que los árabes (moros) desempeñaron un papel destacado en la vida económica, social y cultural del país.

Salas de exposición permanentes

En las salas se presentan artículos que nos dan una panoramica de las tradiciones y forma de vida de los árabes.

Sala modos de vida

Piezas relacionadas con los modos de vida del hombre en el mundo árabe. Determinados e influenciados por elementos como el desierto, el mar, la fauna y el agua.

Estos modos están representados etnológicamente en espacios ambientados con elementos de la vida cotidiana.

Sala de armas

Armas con características estilísticas y técnicas propias de la armería islámica de diversas zonas del mundo árabe.

Sala El Zoco mercado

Sala que intenta presentar la diversidad e interrelación dentro de la unidad en que esta enmarcado el mundo árabe-islámico a partir de la reproducción de un mercado árabe con espacios dedicados al vestuario, las alfombras, objetos de metal y otros materiales, junto a ambientes creados con escenas dedicadas al café y a la venta de productos. Muchas de estas piezas fueron donadas por personalidades del mundo árabe islámico, por diplomáticos de la Isla, y por el presidente cubano Fidel Castro.

Sala Romántica

Sala del Inmigrante árabe

Documentos, fotos y objetos personales de estos emigrantes que patentizan en esta sala la huella del más simple de los comerciantes, jornaleros y vendedores ambulantes hasta aquellos hombres de la cultura, de la ciencia, la política y la historia que siendo nacidos en el mundo árabe o descendientes de aquellos emigrantes llamados cariñosamente "moros" contribuyeron significativamente con la nación cubana como lo fueron el comandante de la guerra de independencia Felipe Elías Tumas, los doctores Juan y Pedro Kouri, el innovador de la guayabera Said Selman Hussein, la pianista Ñola Sahig y el ministro de justicia 1959-1973, Alfredo Yabur.

Sala de Oraciones

Única en su tipo en Cuba recrean su ambiente interior tapices, alfombras y elementos decorativos del Islam. En ella permanece el Mihrab nicho que indica la Quibla, la cual orienta hacia donde esta la Meca y a la cual deben dirigir sus plegarias los musulmanes y el Minbar (púlpito desde el cual generalmente el Iman dirige la oración. Además de cumplir sus funciones como sala del museo, brinda su espacio para la reunión de los fieles musulmanes árabes asiáticos y africanos que radican en Cuba.

Sala hispano-árabe

Presenta piezas que constituyen huellas materiales de la influencia árabe en la cultura hispana, que llegaron a Cuba por diversas vías. Se destaca la colección de muebles que datan de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX realizados en su mayoría en España, bajo el influjo del arte geométrico musulmán reflejado en la técnica de la taracea incrustación de maderas preciosas, combinadas con nácar, marfil, hueso, pastas coloreadas y metal.

Fuentes