Saltar a: navegación, buscar

Casa del Marqués de Aguas Claras

Casa del Marqués de Aguas Claras
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Vivienda)
1400836111.jpg
Descripción
Tipo:Vivienda
Localización:San Ignacio No. 54, esq. a Empedrado, Plaza de la Catedral, La Habana Vieja, Bandera de Cuba Cuba

Casa del Marqués de Aguas Claras (San Ignacio No. 54). Esta casa, ubicada en la Plaza de la Catedral, cuya construcción duró más de veinte años, se ubica entre las de mayor interés de la arquitectura habanera del siglo XVIII.

Historia

Esta vivienda perteneció originalmente a Sebastián Peñalver y Angulo, quien decidió edificar su vivienda frente a la de su hermano, Diego Peñalver Angulo (Casa del Marqués de Arcos), en el costado opuesto de la entonces Plazuela de San Ignacio. Sin embargo, en 1762, con la ocupación de La Habana por los ingleses, Sebastián fue designado teniente del nuevo gobernador inglés, el conde Albermarle. Esto le causó ser acusado de traidor y enviado como prisionero a la penísula, una vez que la ciudad le fue restituida a los españoles un año después. Sebastián murió en 1770 y su esposa vendió el inmueble aún no terminado al licenciado Antonio Ponce de León y Moroto, abogado de las Reales Audiencias de México y Santo Domingo, quien le concluyó y le añadió los portales. Al finalizar el siglo XVIII, Ponce de León recibió el título de Marques de Aguas Claras en esta vivienda de la plaza.

En 1935 fue adaptada para oficinas bancarias y cubierto su patio interior. Después de la restauración de 1965, se instaló en ella el restaurante El Patio.

Distribución de la casa

El portal, construido con posterioridad al núcleo original de la vivienda, presenta una arcada inusualmente compuesta por cuatro arcos de medio punto y otro, carpanel, ubicado al centro y cuya amplitud permite apreciar la magnífica portada, representativa de un diseño de mayor complejidad en comparación a las de otras casas cercanas, más antiguas.

La casa difiere de las otras en su portada barroca, similar en estilo a la Catedral, pues la vivienda se concluía al unísono del templo, y en la ausencia insólita de zaguán de entrada, al parecer motivada para aprovechar la poca profundidad disponible en la parcela.

140312.jpg

Zaguán

De igual forma es singular la carencia de zaguán, que implica el acceso directo a las galerías alrededor del patio central. Los cuartos de los esclavos se ubican en una construcción posterior sobre la azotea.

Actualidad

En la actualidad ocupa su espacio el restaurante “El Patio”, perteneciente a la compañía Habaguanex S.A, de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Fuentes

http://www.ohch.cu/_menu_3/info.php?cat=Arquitectura%20dom%E9stica&iditem=226&id_Cat=28