Saltar a: navegación, buscar

Calle Empedrado

Calle Empedrado
Información sobre la plantilla
Calle de La Habana, Cuba
Calle Empedrado.jpg
Pasa frente a la Catedral.
Mapa calle Empedrado.jpg
Empieza en la calle Tacón y termina en Monserrate.
TipoCalle
OrientaciónDe Este a Oeste
Nombres anterioresGeneral Riva, Del Empedrado, De lo Empedrado

Calle Empedrado. También conocida a lo largo de la historia como de lo Empedrado, del Empedrado y General Riva. Se encuentra ubicada en el Centro Histórico de La Habana y es una de las más antiguas vías de comunicación de la capital cubana. Corre desde la calle Tacón hasta la calle Monserrate.

En la misma se encuentran ubicados importantes valores patrimoniales de la ciudad como la Catedral de La Habana y la Bodeguita del Medio. En las edificaciones que la circundan confluyen diversos estilos arquitectónicos como el barroco, el art nouveau y el art decó.

Historia

Posee este nombre por haber sido la primera calle que se empedró en La Habana (desde la plaza de la Catedral hasta la de San Juan de Dios), con chinas pelonas que duraron hasta 1838, en que se levantaron para sustituirlas por el actual sistema de adoquines. El historiador Manuel Pérez Beato atribuye la elección de esta calle para iniciar el empedrado de La Habana a la gran corriente de aguas que por la misma bajaba en tiempo de lluvias.

En el comienzo de la calle existió una abertura en la muralla que llevó muchos años el nombre de Boquete simplemente o del Boquete de los Pimienta, por el apellido de una familia, que vivía en sus cercanías en el siglo XVII. También allí estuvo La Pescadería, que en 1836 tuvo un edificio apropiado fabricado bajo el mando del general Miguel Tacón, y la carnicería de los militares en el siglo XVIII durante algunos de sus años.

Según el también historiador José María de la Torre algunas de las casas de la calle sufrieron daños durante el bombardeo inglés a La Habana en 1762:

"en la casa número 13 (de la señora doña María del Carmen Pedroso), existen en el zaguán dos vigas partidas por una bomba, en tiempos de la invasión inglesa."

Gran número de familias de renombre emplazaron en la calle sus viviendas durante la colonia, como los condes de Casa Lombillo o los condes de la Reunión. En Empedrado nació el ilustre médico cubano Tomás Romay, introductor y propagador de la vacuna en Cuba. En esa misma casa tendría, años más tarde, su estudio el pintor Mariano Rodríguez. Allí se editaron los periódicos La Fraternidad y La Igualdad, dirigidos por Juan Gualberto Gómez.

Durante la segunda década la República funcionó en la calle Empedrado el famoso Ring Cuba, ubicado dentro del patio periódico Cuba, primer lugar del país en que se ofrecieron peleas de boxeo abiertas para el público[1].

Actualidad

Importantes valores confluyen en esta calle: desde el punto de vista arquitectónico cuenta con exponentes de variadas épocas, desde antiguas construcciones de finales del siglo XVII o principios del XVIII, con notables exponentes del barroco entre los que destaca la Catedral de La Habana, hasta muestras de la arquitectura del siglo XX, representada con sus diferentes estilos, como el Eclecticismo, el Art nouveau, el Art decó o el movimiento moderno.

En Empedrado se encuentran la famosa Bodeguita del Medio y la Fundación Alejo Carpentier, institución promotora de la obra de este escritor que situó en una casa de la calle a importantes personajes de su novela El siglo de las luces.

Enlaces relacionados

Referencias

Fuentes

  • Andar por la calle Empedrado. Lic. Patricia Andino Díaz
  • Roig de Leuchsenring, Emilio. Las Calles de La Habana. Bases para su denominación. Restitución de nombres antiguos, tradicionales y populares. La Habana: Municipio de La Habana, 1936.
  • Roig de Leuchsenring, Emilio. Habana: apuntes históricos. t. II, Habana: Editora del Consejo Nacional de Cultura, 1963.
  • De la Torre, José María. Lo que fuimos y lo que somos o La Habana Antigua y Moderna. Habana: Imprenta de Spencer y compañía, 1857.
  • Pérez-Beato, Manuel. Habana antigua: apuntes históricos. Habana: Seoane, Fernández y cía., impresores, 1936.