Saltar a: navegación, buscar

Cinturón del Miembro Superior

Cinturón del Miembro Superior
Información sobre la plantilla
Cinturón del Miembro Superior

El cinturón del miembro superior consta de dos huesos pares: la clavícula y la escápula.


Clavícula

La clavícula es el único hueso que une el miembro superior al esqueleto del tronco. Su importancia funcional es extraordinaria: mantiene la articulación humeral a la distancia debida del tórax, condicionando una mayor libertad de movimientos del miembro. Como ya se indicó anteriormente está bien desarrollada en los mamíferos que poseen movimientos variados en sus miembros anteriores (superiores). Al contrario, en los animales cuyos miembros están especializados en el movimiento en un solo plano (sagital),las clavículas están poco desarrolladas. En el hombre, en los casos de fracturas de clavícula, la articulación humeral se desplaza contra el tórax, por la acción de los músculos, y los movimientos del miembro, como sucede en los animales que no tienen clavícula, Al comparar las clavículas en los diferentes homínidos, se ve como va aumentando gradualmente, presentando su mayor desarrollo en el hombre contemporáneo, lo que tiene relación con su actividad progresiva e trabajo. La clavícula se desarrolla antes que los demás huesos. Este es un hueso de protección que se desplaza hacía el tronco, y por eso se osifica en parte en un medio de tejido conjuntivo (su parte media), y en parte en un medio cartilaginoso (sus extremidades); el núcleo de osificación independiente se origina en una de las epífisis (la esternal) hueso monoepifisario. Según los datos más recientes, la clavícula tiene una osificación peri y endocondral (Koch, 1960). La clavícula pertenece a los huesos tabulares y comprende un cuerpo y dos extremidades, medial y lateral. La extremidad medial engrosada (extremidad esternal) posee una cara articular en silla de montar, para articularse con el esternón. El extremo lateral (extremidad acromial) presenta una cara articular plana, lugar de articulación con el proceso acromial de la escápula. En la cara inferior de la clavícula existe una eminencia, el tubérculo conoideo (huella de inserción de ligamentos). El cuerpo del hueso está encorvado en tal fo rma que su parte medial, más cercana al esternón, es convexa hacía delante y en la parte lateral lo es hacía atrás.


Osificación

La clavícula recibe un punto de osificación con anterioridad a todos los demás huesos, en la 6ta semana de desarrollo intrauterino. Hacía los 16-18 años se origina el núcleo óseo en la extremidad esternal (epífisis), que se fusiona hacía los 20-25 años. Por eso en las radiografías del cinturón del miembro superior del hombre, entre los 16-25 años, pueden descubrirse en la extremidad esternal múltiples islotes de osificación, que fusionándose, se transforman en un disco plano. En el adulto, en la radiografía anterior se distingue claramente toda la clavícula, con los rasgos de un hueso tabular y ligeramente encorvada en forma de S. En la cara inferior de la clavícula, sobre el proceso coracoides de la escápula, se observa con frecuencia el tubérculo conoideo, que puede simular un cuadro de periostitis (inflamación del periostio).


Escápula

La escápula (omóplato) es un hueso plano, triangular, que se aplica a la cara dorsal del tórax en el espacio comprendido entre las segunda y séptimas costillas. De acuerdo con su forma, en la misma se distinguen tres bordes; uno medial, dirigido hacía la columna vertebral (margo medialis); otro lateral (margo lateralis); y un borde supeior (margo superior) en el que se encuentra la incisura escapular (incisura scapulae). Los lados citados convergen formando tres ángulos, de los cuales uno está dirigido hacia abajo (ángulo inferior), y los otros dos (superior y lateral) se encuentran por los extremos del borde superior de la escápula. El ángulo lateral está considerablemente engrosado y contine una cavidad articular poco profunda, situada lateralmente, la cavidad glenoidea (cavitas glenoidalis). El borde de esta cavidad está separado del resto de la escápula por un estrechamiento o cuello (collum scapulae). Sobre el borde supeior de la cavidad glenoidea se encuentra un apequeña eminencia, el tubérculo supraglenoideo (tuberculum supraglenoideo), lugar de inserción del tendón de la cabeza larga del bíceps braquial. En el borde inferior de la cavidad articular se encuentra una eminencia parecida, el tubérculo infraglenoideo (tubérculum infraglenoideo), donde se inicia la porción larga del músculo tríceps braquial. Del borde superior de la escápala, cerca de la cavidad glenoidea, parte el proceso coracoides, que sustituye al antiguo hueso coracoides. La cara anterior (costal) de la escápula, dirigida hacia las costillas, está profundamente excavada constituyendo la fosa subescapular, donde se inserta el músculo subescapular, En la cara posterior de la escápula existe una eminencia triangular, la espina de la escápula, que divide toda la cara posterior (dorsal) en dos fosas de dimensiones desiguales; una por encima de la espina, la fosa supraespinosa (fosa supraspinata), y la otra por debajo, la fosa infraespinosa (fosa infraspinata). La espina escapular se contin úa en su extremo lateral con un proeso voluminoso, el acromion, que se encuentra elevado por atrás y por encima de la cavidad glenoidea. En el acromion se encuentra una faceta oval para articulación con la clavícula, la cara articular del acromión (facies articularias acromii). La escápula, en la radiografía posterior, presenta su forma característica triangular, con tres lados, tres ángulos y los procesos. En el borde superior, en la base del proceso coracoides, a veces se logra distinguir la incisura escapular, que puede ser interpretada equivocadamente como un foco destructivo del hueso, sobre todo en aquellos casos en que, a consecuencia de la calcificación senil del ligamento transverso escapular superior, dicha incisura se convierte en un orificio.


Osificación

En el momento del nacimiento, sólo está compuesto de tejido óseo el cuerpo y la espina de la escápula. Durante el 1er año de vida se distingue en las radiografías el núcleo de osificación del proceso coracoides (la sinostosis a los 16-17 años), y entre los 11 y 18 años, se observan los núcleos de osificación complementarios en el cuerpo, en las epífisis (cavidad glenoidea; acromion), y en los procesos (proceso coracoides, borde medial, ángulo inferior).El ángulo inferior, hasta el momento de su sinostosis, aparece separado del cuerpo por una línea de claridad, que no debe ser confundida con una línea de fractura. El acromion se osifica por múltiples puntos de osificación, uno de los cuales puede persistir toda la vida, en forma de un hueso independiente, el hueso acromial, que puede ser interpretado equivocadamente como un segmento de fractura. La sinostosis completa de todos los núcleos de osificación de la escápula termina entre los 18 y 24 años.

Articulaciones de los huesos del cinturón del miembro superior

  • Articulación esternoclavicular.
  • La articulación acromioclavicular.
  • Ligamentos de la escápula.

Fuente

Prives.M, Lisenkov.N,Burhkovich.V. Anatomía Humana Tomo I Generalidades Aparato Locomotor Esplacnología Organos de Secreción Interna Cuarta Edición. Editorial MIR Moscú 1981