Saltar a: navegación, buscar

Dermatitis

Dermatitis
Información sobre la plantilla
Dermatitis.jpg
Agente transmisor:Se produce cuando la piel entra en contacto con sustancias irritantes.
Región de origen:Piel

Dermatitis. Proviene de la palabra griega dermos, es un término médico que puede referirse a distintas afecciones de la Piel, una reacción inflamatoria que se produce cuando la piel entra en contacto con sustancias irritantes contenidas en Plantas, tintes para cabello, cosméticos, desodorantes, perfumes, jabones, detergentes, fibras sintéticas, productos para depilar, metales de las joyas, así como por la acción de un medicamentos o alimento. Se considera un padecimiento crónico y periódico caracterizado por enrojecimiento, ampollas, resequedad, descamación y comezón difícil de controlar. Asimismo, provoca que la Piel sea susceptible a infecciones producidas por Hongos. Existen diferentes tipos de dermatitis que presentan los mismos síntomas, pero que tienen causas distintas.

Tipos

  • Dermatitis de Pañal: erupción de pequeñas ronchas e inflamación que aparece en la zona de la piel cubierta por el pañal (abdomen, genitales, nalgas y la parte superior de los muslos). Es muy común en bebés, aunque también llega a observarse en adultos que padecen incontinencia urinaria (no pueden controlar la expulsión de orina) y usan protectores o calzones desechables.
  • Dermatitis de Contacto: se origina por tocar una sustancia irritante.
  • Dermatitis xfoliativa: se produce como reacción a un medicamento.
  • Dermatitis de Sensibilización o Atópica: es producto de una alergia.
  • Dermatitis Crónica de Manos y Pies: la que afecta las manos se produce cuando una persona tiene contacto con sustancias químicas. En cambio, la de pies se origina por el calor y humedad que producen calcetines y zapatos.
  • Dermatitis Seborreica: aparece en el cuero cabelludo produciendo escamas y se debe al exceso de sebo o grasa, falta de higiene, uso de fijadores para el cabello, deficiencia de zinc o cambios hormonales en la adolescencia.
  • Dermatitis Traumática: aparece como resultado de una lesión.
  • Dermatitis Varicosa: se debe a la inflamación de las venas de las piernas o várices.

Causas

  • Contacto con alguna sustancia irritante o a la que una persona es alérgica.
  • Puede producirse como reacción a algún fármaco o alimento.
  • Las lesiones cutáneas favorecen su aparición.
  • Resequedad en la piel.
  • Permanecer con el pañal húmedo durante periodos prolongados.
  • Factores genéticos.
  • El estrés o nerviosismo pueden agravar o generar dermatitis.
  • Exceso de sudor y roce con ropa áspera.
  • Várices.

Síntomas

  • Inflamación y enrojecimiento.
  • La piel se siente granulosa al tacto.
  • Comezón.
  • Puede haber descamación.
  • Aparición de pequeñas ampollas.
  • En ocasiones hay dolor.
  • Engrosamiento y endurecimiento de la piel.

Diagnóstico

  • El especialista interroga al paciente para conocer sus síntomas, la fecha en la que aparecieron las molestias e indaga sobre las posibles causas que llevaron al padecimiento.
  • Posteriormente, examina la piel lesionada para evaluar la magnitud del daño.

Prevención

  • Evitar el contacto con sustancias irritantes o con aquellas a las que se es alérgico.
  • Tener precaución ante posibles riesgos de lesión.
  • Mantener la piel humectada; puede recurrirse a cremas hidratantes.
  • Cambio constante del pañal, lo que evita que la piel sufra rozaduras que puedan derivar en dermatitis. En estos casos, la piel puede protegerse con pomadas.
  • No vestir por tiempo prolongado ropa que esté impregnada de sudor.
  • Si un medicamento produce alguna reacción en la piel, debe suspenderse y consultarse al médico para evitar que el problema se agrave.

Tratamiento

  • Se sugiere la aplicación de pomadas y ungüentos indicados para tratar dermatitis.
  • Se recomienda el uso de cremas, lociones y aceites que humectan la piel, las cuales evitan que siga lesionándose.
  • Si se trata de una reacción alérgica, es recomendable tomar un antihistamínico.
  • Como en ocasiones hay dolor, éste puede aliviarse con analgésicos.
  • Si el problema es ocasionado por várices se recomienda tomar medicamentos indicados para este problema, los cuales mejoran la circulación y alivian la hinchazón.
  • En caso de que sea producto del estrés, puede recurrirse a tranquilizantes naturales que son de libre acceso.
  • Cuando hay anormalidades en el sistema inmunológico (aquel que nos protege del ataque de virus y bacterias) se requiere la ayuda de un especialista, quien podrá recomendar análisis clínicos y tratamientos más agresivos.

Fuentes