Desarrollo sostenible

De EcuRed
Desarrollo sostenible
Información sobre la plantilla
Concepto:Es el desarrollo que debe responder a las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

Desarrollo sostenible. Hace referencia a un crecimiento económico susceptible de satisfacer necesidades de la sociedad en términos de bienestar, a corto, medio y largo plazo. Por otra parte establece la hipótesis que el desarrollo debe responder a las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

Contenido

Historia

El término desarrollo sostenible, fue formalizado por primera vez en el documento conocido como Informe Brundtland (1987), fruto de los trabajos de la Comisión Mundial de Medio ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas, creada en Asamblea de las Naciones Unidas en 1983. En apoyo a esto, varios textos de las Naciones Unidas, incluyendo el documento final de la Cumbre Mundial 2005 se refieren a los tres componentes del desarrollo sostenible, que son:

  • El desarrollo económico.
  • El desarrollo social.
  • Protección del medio ambiente, como "pilares interdependientes que se refuerzan mutuamente".

La Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural (Unesco, 2001) profundiza aún más en el concepto al afirmar que:

"la Diversidad cultural es tan necesaria para el género humano como la Diversidad biológica para los organismos vivos"

Lo cual propone una visión más abarcadora al incluir al individuo como ser intelectual, afectivo, moral y espiritual.

La crisis ambiental

El planeta está más amenazado que nunca. Las amenazas provienen de la actitud del hombre al considerarse el amo del planeta Tierra, lo cual se traduce en los efectos negativos en el contexto actual de dominio que ha provocado el crecimiento acelerado de dos parámetros: la degradación del planeta y el desarrollo de la tecnología con fines hegemónicos. Lo que ha llevado a una profunda crisis ambiental, sin dudas la más seria amenaza que enfrenta la humanidad, más peligrosa aún que la amenaza nuclear, ya que esta dependía de una acción, apretar el botón, esta solo depende de la indeferencia.

La humanidad ha estado sometido a constantes crisis: económicas (en las que se centra todo el esfuerzo), la permanente crisis social (que no parece tener solución) y la olvidada crisis espiritual (en una sociedad aferrada al tener ya nadie se acuerda del ser). A partir del siglo XX una nueva crisis ha comenzado, la crisis ambiental que ha traído como consecuencia la degradación del planeta y las amenazas que ello conlleva. Pero las crisis no terminan ahí y durante el transcurso del siglo XXI enfrentaremos una nueva crisis tan mortal como la anterior: la crisis tecnológica. Si la ambiental nos lleva a la destrucción de la naturaleza y con ello a la extinción de la especie humana, la crisis tecnológica nos puede llevar directamente a la extinción de la condición humana.

Tal vez se está acercando a la convergencia de todas las crisis y con ello a la crisis perfecta. Y es que mientras los problemas económicos, sociales y religiosos, han permanecido durante siglos sin que hayan habido grandes cambios o sucesos y pueden permanecer durante otros siglos más. Ahora se enfrentan dos nuevos problemas que por su magnitud ponen en riesgo el planeta y la vida humana: la degradación del planeta y la aceleración tecnológica.

Cuando se habla de degradación nos referimos a que el planeta está dejando de ser un entorno natural para convertirse en un entorno cada vez más artificial producto del uso de las tecnologías con fines de enriquecimiento. En el futuro tampoco escapará la naturaleza humana a convertirse en algo cada vez más artificial. La degradación del planeta como amenaza

  1. Contaminación ambiental sin fronteras con graves secuelas.
  2. Agotamiento y destrucción de los recursos naturales.
  3. Urbanización creciente y desordenada.
  4. Degradación de los ecosistemas.
  5. Incremento de desastres.
  6. Pérdida de biodiversidad.
  7. Destrucción de la diversidad cultural.
  8. Pobreza, hambre y pandemias.
  9. Desertización.
  10. Crecimiento incontrolado de la población mundial.
  11. Desequilibrios insostenibles.
  12. Conflictos destructivos.
  13. Acelerado cambio climático.

Un desarrollo económico y social respetuoso con el medio ambiente

El objetivo del desarrollo sostenible es definir proyectos viables y reconciliar los aspectos económico, social, y ambiental de las actividades humanas; "tres pilares" que deben tenerse en cuenta por parte de las comunidades, tanto empresas como personas:

  • Sostenibilidad económica: se da cuando la actividad que se mueve hacia la sostenibilidad ambiental y social es financieramente posible y rentable.
  • Sostenibilidad social: basada en el mantenimiento de la cohesión social y de su habilidad para trabajar en la persecución de objetivos comunes. Supondría, tomando el ejemplo de una empresa, tener en cuenta las consecuencias sociales de la actividad de la misma en todos los niveles: los trabajadores (condiciones de trabajo, nivel salarial, etc.), los proveedores, los clientes, las comunidades locales y la sociedad en general.
  • Sostenibilidad ambiental: compatibilidad entre la actividad considerada y la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas, evitando la degradación de las funciones fuente y sumidero. Incluye un análisis de los impactos derivados de la actividad considerada en términos de flujos, consumo de recursos difícil o lentamente renovables, así como en términos de generación de residuos y emisiones. Este último pilar es necesario para que los otros dos sean estables. Oñate, J. J., Pereira, D., Suárez, F., Rodríguez, J. J., & Cachón, J. (2002). Evaluación Ambiental Estratégica: la evaluación ambiental de Políticas, Planes y Programas. Madrid: Ediciones Mundi-Prensa.

Justificación del desarrollo sostenible

La justificación del desarrollo sostenible proviene tanto del hecho de tener unos recursos naturales limitados (nutrientes en el suelo, agua potable, minerales, etc.), susceptibles de agotarse, como del hecho de que una creciente actividad económica sin más criterio que el económico produce, tanto a escala local como planetaria, graves problemas medioambientales que pueden llegar a ser irreversibles.

Condiciones para el desarrollo sostenible

Los límites de los recursos naturales sugieren tres reglas básicas en relación con los ritmos de desarrollo sostenibles.

  1. Ningún recurso renovable deberá utilizarse a un ritmo superior al de su generación.
  2. Ningún contaminante deberá producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado, neutralizado o absorbido por el medio ambiente.
  3. Ningún recurso no renovable deberá aprovecharse a mayor velocidad de la necesaria para sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible.

Según algunos autores, estas tres reglas están forzosamente supeditadas a la inexistencia de un crecimiento demográfico. Bartlett, Albert Allen (1999) Reflexiones sobre sostenibilidad, crecimiento de la población y medio ambiente en Focus, Vol. 9, nº 1, 1999. Págs. 49-68. Traducido por Gabriel Tobar el 26 de marzo de 2007. Con acceso el 11 de diciembre de 2007.

Se llama desarrollo sostenible a aquél desarrollo que es capaz de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones. Intuitivamente una actividad sostenible es aquélla que se puede mantener. Por ejemplo, cortar árboles de un bosque asegurando la repoblación es una actividad sostenible. Por contra, consumir petróleo no es sostenible con los conocimientos actuales, ya que no se conoce ningún sistema para crear petróleo a partir de la biomasa. Hoy sabemos que una buena parte de las actividades humanas no son sostenibles a medio y largo plazo tal y como hoy en día están planteadas.

Debate sobre el desarrollo sostenible

En el Informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Comisión Brundtland): Nuestro Futuro Común se da la siguiente definición sobre desarrollo sostenible: Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.

Esta definición ha sufrido fuertes críticas, por estar limitada al desarrollo y las necesidades que este genera. Son muchos los que piensan que esta definición debe ser mas abarcadora entre ellos Fidel Castro Díaz-Balart, cuando afirma:

"La sostenibilidad está muy relacionada con muchos otros aspectos del desarrollo y la sociedad: el poder económico, la energía, el agua, la desertificación, los cambios climáticos y otros fenómenos ambientales, y de la seguridad alimentaría del planeta. Pero también, aunque menos interiorizados por no corresponder al mundo material, el desarrollo sostenible debe entenderse raigalmente vinculado, a otros asociados a la Espiritualidad y Bienestar del hombre y su Desarrollo humano. Así, sin cuestionar el concepto comúnmente aceptado de desarrollo sostenible, considero, más abarcador y justo que este, además de incluir el económico, los recursos naturales y prioridades ambientales de la sociedad, tome en cuenta, el desarrollo humano equivalente, en el que la educación, la salud, la cultura y el conocimiento, sean los valores principales del futuro"

De una parte las Ideologías Liberales sostienen que el mercado puede resolver todos los problemas, incluso, los ecológicos y no ven a la degradación del planeta como un problema, asumen que nada escapa al poder regulador de la ley de mercado; al agotarse los recursos, escasean los productos y al estos escasear suben los precios y con ello disminuye el consumo. Así de fácil, lo malo es que los que dejan de consumir son los pobres, que si antes no le alcanzaba el dinero, ahora sencillamente carecerán de toda forma de sustento, en cambio los ricos pueden pagar cualquier aumento de precio. Esto producirá un desequilibrio mundial; incapaz de resolver la crisis ambiental, pero muy capaz de incrementar hasta límites insostenible la crisis social.

Otra actitud menos liberal que la anterior hace énfasis en la posibilidad de compatibilizar el crecimiento económico con la preservación ambiental mediante el aumento de la productividad: producir más, consumiendo menos recursos y generando menos residuos.

En cambio las ideologías Ecologistas se enfocan hacia el Decrecimiento económico, los más radicales proponen un Crecimiento cero pero no se puede ignorar que el crecimiento económico cada vez se hace más dependiente del crecimiento tecnológico, por lo que la cuestión radica, también, en un control del desarrollo tecnológico de ahí la necesidad de aplicar el principio de precaución para evitar la aplicación apresurada de una tecnología cuando, cuando aún no se ha investigado suficientemente sus posibles repercusiones.

Los ecologistas cuestionan la capacidad del modelo de vida moderno para producir bienestar. Asumiendo que el reto estaría en vivir mejor con menos. Y como mismo, la crisis social y sus injusticias fueron alimentadas por el sistema capitalista, la crisis ambiental es otro producto del capitalismo y su afán te tener. Lo cual ha llevado al consumismo y al agotamiento de los recursos naturales. El consumismo de una quinta parte de la humanidad, la cual consume más del 80 por ciento de los recursos naturales, y una explosión demográfica que continúa se traducen en desequilibrios insostenibles. Por eso no es de extrañar que en nuestros tiempos se este produciendo una coalición entre socialistas y ecologistas: El Ecosocialismo, como oposición a la creciente Tecnocracia capitalista con su poder destructor, nunca antes alcanzado en la historia.

Las acciones

El orden mundial se basa en el crecimiento del desarrollo económico en detrimento de los demás sistemas (ecológico, social y espiritual). Por lo que hay que enfrentar tres crisis (amenazas latentes):

  • Crisis ambiental: lucha por los recursos.
  • Crisis social: injusticia social.
  • Crisis espiritual: filosofía del tener.

Esto unido a las recaídas del sistema capitalista y sus crisis económicas producto de la competencia por el enriquecimiento a toda costa y el crecimiento acelerado, lo cual puede llevar a una recaída profunda e irreversible que lleve a la debacle del sistema socioeconómico actual.

Se concentran todos los esfuerzos en el sistema económico y se cree que es el único que puede llevar a la felicidad basada en el tener, no se ve la interrelación que hay entre todos los sistemas, los cuales han quedado estancados al estar subordinados al mercado.

Es necesario llegar a un sistema global que represente un orden mundial en equilibrio que ponga fin a la injusticia, desenfrenos, ambiciones y con ello el fin de las amenazas latentes, que proteja la naturaleza, que favorezca la humanización (crecimiento espiritual) y el progreso social, económico y tecnológico e incluya el funcionamiento armónico de todos los sistemas. En el que se lleven a cabo medidas científico tecnológica, educativas y políticas.

Medidas educativas Contribuir a una correcta percepción de la situación del mundo, sus causas y medidas que se requiere adoptar.

  1. Consumo responsable.
  2. Comercio justo.
  3. Activismo ciudadano ilustrado que remite a las medidas políticas.
  4. Formación sobre principios éticos universales desde una ética global.
  5. Educar a las nuevas generaciones para formar hombres y mujeres más capacitados para lograr preservar las conquistas en lo que al tema se refiere.

Medidas políticas La necesidad de medidas políticas que permitan impulsar instituciones políticas que eviten la imposición de valores e intereses particulares nocivos para la población o generaciones futuras para lograr un nuevo orden mundial, una autentica globalización basada en:

  1. La cooperación y la solidaridad.
  2. El rechazo del uní lateralismo.
  3. El respeto y la promoción de la diversidad.
  4. Universalizar los Derechos humanos.

Medidas científico tecnológicas ¿Qué investigaciones e innovaciones tecnocientíficas promover?

  1. Dar prioridad a tecnologías orientadas a la satisfacción de necesidades básicas y que contribuyan a la reducción de las desigualdades, como, por ejemplo: fuentes de energía limpia (solar, geotérmica, eólica, fotovoltaica, hidráulica, mareas…); incremento de la eficiencia para el ahorro energético (bombillas de bajo consumo…); gestión sostenible del agua; obtención de alimentos con procedimientos sostenibles (agriculturas biológicas); prevención y tratamiento de enfermedades; logro de una maternidad y paternidad responsable; regeneración de entornos; reducción de desastres…
  2. Aplicar el Principio de Precaución (también conocido como de Cautela o de Prudencia), para evitar la aplicación apresurada de una tecnología, cuando aún no se ha investigado suficientemente sus posibles repercusiones, como ocurre con el uso de los transgénicos.
  3. Saber que no basta con la tecnología. Los debates en torno a la energía nuclear, los Productos transgénicos, etc., no tienen una respuesta exclusivamente tecnocientífica sino que implican decisiones éticas y a medidas educativas que preparen a las nuevas generaciones para que sean capaces de tomar las decisiones que le competen a ellos. Desde hoy tenemos que saber cuales decisiones podemos tomar y cuales debemos dejárselas a los que vienen detrás.
  4. Impulso de desarrollos tecnocientíficos favorecedores de la integración armónica de las tecnologías al contexto humano (Sostenibilidad tecnológica). El desarrollo sostenible al no estar enfocado dentro del paradigma de las Tecnologías convergentes (nano, bio, info, cogno) y su impacto, ignora un tema esencial: la relación entre humanos y tecnologías, para un futuro sostenible. Es necesario investigar el impacto que tendrán las tecnologías y su creciente aceleración y tomar conciencia que las tecnologías están dejando de ser una infraestructura para convertirse en una superestructura que pudiera incluso, dado el orden mundial actual, crear desigualdades aun mayores que podrían producir cambios radicales en la propia Condición humana.

Referencias

Véase también

Enlaces externos