Saltar a: navegación, buscar

Dimetrodon

Dimetrodon
Información sobre la plantilla
Dimetrodon M.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Clase:Reptiles
Orden:Pelicosaurios
Familia:Esfenacodóntidos

Dimetrodon, género de pelicosaurio depredador, terápsido o reptil parecido a un mamífero, que se propagó por el norte de América en el periodo pérmico inferior iniciado hace unos 280 millones de años. El Dimetrodon tenía una vela en el dorso. Era más largo que un hipopótamo moderno y más pesado que un tigre.

Historia

El dimetrodón fue descubierto por primera vez en Texas, Estados Unidos, por Edward Drinker Cope. Una reconstrucción a partir de fósiles de Edaphosaurus y Dimetrodon (ambos hallados en estratos pérmicos de Texas) fue expuesta en 1907 en el Museo Americano de Historia Natural (Nueva York), presentado por el director de paleontología de vertebrados Henry Fairfield Osborn e ilustrado en las páginas de Scientific American como «Naosaurus», por el gran ilustrador científico Charles R. Knight.

Descripción

El Dimetrodon tenía los dientes variados de un mamífero y la piel escamosa de un reptil. Pertenece al grupo de los reptiles mamiferoides, antepasados de los verdaderos mamíferos. El Dimetrodon era un pelicosaurio (reptil con vela), un tipo de animal que surgió hace unos 280 millones de años y se extinguió 80 millones de años después. Por lo tanto, es anterior a los dinosaurios

Taxonomía

Dimetrodon es un miembro avanzado de la familia Sphenacodontidae perteneciente al orden de los pelicosaurios y la clase Synapsida. Pudo haber evolucionado de una forma primitiva de la familia, probablemente de Sphenacodon ferox durante el Carbonífero Superior o el Pérmico Inferior (Gzheliano-Asseliano).[] En el ámbito popular con frecuencia se hace referencia a Dimetrodon como a un dinosaurios, pero dista mucho de pertenecer a este grupo, puesto que desapareció 80 millones de años antes de que el primer dinosaurio evolucionara. Incluso se encuentra más emparentado con los mamíferos que con cualquiera de los reptiles existentes y los dinosaurios.[2] Sin embargo para los académicos este concepto es familiar desde la segunda mitad del siglo XIX, tras la publicación de Cope en 1878.[3] La clase Synapsida a la cual pertenece el género, también incluye a todos los mamíferos vivientes y extintos. La clase apareció más de 80 millones de años antes que el primer mamífero evolucionara y durante este tiempo evolucionaron a especies con variadas formas y tamaños, siendo una de estas la que dio finalmente origen a los mamíferos modernos.[2] Los restos fósiles del Dimetrodon alcanzan hasta los 3,5 m de longitud y se distinguen por su cola larga y por la presencia de una gran vela o aleta dorsal. Ésta, sostenida por púas que salían de las vértebras dorsales, era una membrana rica en vasos sanguíneos que la usaría para regular la temperatura de su cuerpo. De tal manera, que el animal ejercería un control muy preciso sobre las ganancias y las pérdidas de su calor corporal, por medio de la aleta que movería respecto al sol, la sombra y el viento.

Picadora de carne

Como indica su nombre, el Dimetrodon tenía dos tipos de dientes. Era un feroz depredador que usaba dos pares de afilados caninos puntiagudos para desgarrar la piel de sus víctimas. Con las mandíbulas cerradas, el Dimetrodon parecía estar sonriendo, pero cuando abría y mostraba su ancha boca, su aspecto no era en absoluto amistoso. Sus mandíbulas eran tan grandes que probablemente podía devorar animales de su mismo tamaño.

Vela espectacular

La característica dominante del Dimetrodon era la gran vela vertical de su dorso. Esta vela de piel estaba sostenida por espinas en forma de abanico, como una cometa, y quizá fuera de vivos colores.

El cráneo

El cráneo y morfología era similar a géneros contemporáneos como Sphenacodon y Ctenospondylus. Sin embargo, se diferenciaban en la estructura de las espinas de la aleta, en estos últimos tenía forma de aplanada como una hoja de espada, mientras las de Dimetrodon tenían una forma redondeada en la sección trasversal.

Ejercicio matinal

Los expertos creen que la vela del Dimetrodon le ayudaba en la caza. Los atletas conocen la importancia de un buen calentamiento antes de una carrera: cuando el cuerpo está frío, se mueve más despacio. Cuando el Dimetrodon se ponía al sol, a primera hora de la mañana, su vela absorbía el calor y aumentaba su temperatura corporal. Así, el animal estaba activo más temprano que sus presas, de sangre fría y movimientos más lentos. Los expertos han calculado que un Dimetrodon de tamaño mediano podía aumentar su calor corporal 8 ºC en 2 horas. Un reptil sin vela necesitaría 4 horas para alcanzar la misma temperatura.

Enfriamiento

El Dimetrodon también se enfriaba con rapidez poniéndose a la sombra, donde su vela disipaba el exceso de calor. Esta capacidad de controlar la temperatura corporal rápidamente era una gran ventaja.

Presa mortal

Como en los carnosaurios, el cráneo del Dimetrodon era muy voluminoso, comparado con el resto de su cuerpo. El peso del animal estaba sostenido por cuatro patas, extendidas hacia los lados y provistas de garras. Cuando avanzaba arrastrándose sus garras se afianzaban en el terreno para conseguir una mayor estabilidad. También eran armas muy eficaces: los animales pequeños quedaban atrapados mientras las feroces mandíbulas del Dimetrodon se cernían sobre ellos.

Espesies

D.angelensis

  • Dimetrodon angelensis, descrita por Olson en 1962.[7]
  • Dimetrodon booneorum, descrita por Romer en 1937.[8]
  • Dimetrodon dollovianus, descrita por Cope en 1888.
  • Dimetrodon fritillus, descrita por Cope en 1878.
  • Dimetrodon giganhomogenes, descrita por Case en 1907.
  • Dimetrodon gigas, descrita por Sternberg en 1942.
  • Dimetrodon grandis, descrita por Case en 1907.
  • Dimetrodon limbatus, descrita por Cope en 1877.
  • Dimetrodon loomisi, descrita por Romer en 1937.
  • Dimetrodon macrospondylus, descrita por Cope en 1884.
  • Dimetrodon milleri, descrita por Romer en 1937.
  • Dimetrodon natalis, descrita por Cope en 1877.
  • Dimetrodon occidentalis, descrita por Berman en 1977. Fue descubierto en el estado de Nuevo México (EE.UU) y descrito a partir de un esqueleto parcial. También fue el primero en ser hallado fuera de los estratos del Pérmico de los estados de Texas y Oklahoma (EE.UU). Se distingue de las otras especies por diferencias en el tamaño de las vertebras dorsales y las apófisis espinosas. Su tamaño era similar al de D. milleri.[9]
  • Dimetrodon platycentrus, descrita por Case en 1907.
  • Dimetrodon teutonis, descrita por Berman, Reisz, Martens & Henrici en 2001. Es la primer integrante del género descubierto fuera de Norteamérica y se encontró en el estado de Turingia, Alemania. Se trata de la especie más pequeña del género, con un peso estimado de 14 kg, menos de la mitad que la menor conocida hasta su descubrimiento D. natalis. El tamaño es explicable posiblemente a la ausencia de grandes depredadores en su área de distribución.[6]

Fuente