Saltar a: navegación, buscar

Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares
Información sobre la plantilla
Jora.jpg
Todo tipo de enfermedades relacionadas con el corazón]] o los vasos sanguíneos, (arterias y venas).

Enfermedades cardiovasculares. El término es usado para referirse a todo tipo de enfermedades relacionadas con el corazón o los vasos sanguíneos, (arterias y venas). Este término describe cualquier enfermedad que afecte al sistema cardiovascular (usado en MeSH), es utilizado comúnmente para referirse a aquellos relacionados con la arteroesclerosis (enfermedades en las arterias). Estas condiciones tienen causas, mecanismos, y tratamiento similares. En la práctica, las enfermedades cardiovasculares son tratadas por cardiólogos, cirujanos torácicos, cirujanos vasculares, neurólogos, y radiólogos de intervención, dependiendo del sistema del órgano tratado. Existe un considerable enlace entre estas especialidades, y es común para ciertos procesos que estén diferentes especialistas en el mismo hospital.

Definición

Las enfermedades cardiovasculares son la arteriosclerosis, enfermedad de las arterias coronarias, del corazón, enfermedad valvular, arritmias, insuficiencia cardíaca, hipertensión, hipotensión ortostática, shock, endocarditis, enfermedades de la aorta y sus ramas, los trastornos de la periférica vascular]] del sistema, y la enfermedad cardíaca congénita.

Causas

Causas de un ataque cardiaco

Aunque el término enfermedades cardiovasculares puede usarse para referirse a muchos tipos de problemas del corazón o de los vasos sanguíneos, éste se utiliza frecuentemente para hablar sobre los daños provocados al corazón o a los vasos sanguíneos por la ateroesclerosis, una concentración de sustancias lipídicas en tus arterias. Con el tiempo, la presión en las arterias puede provocar que las paredes se engrosen y se pongan tiesas algunas veces restringiendo el fluido a tus órganos y tejidos. Este proceso se llama aterosclerosis o endurecimiento de las arterias.

La aterosclerosis es la causa más común de las enfermedades cardiovasculares y es provocada por:

  • Una dieta poco saludable.
  • Falta de actividad física.
  • Estar pasado de peso.
  • Fumar.

Síntomas y signos frecuentes de una enfermedad cardiovascular

  • Dolor o molestia en el pecho, brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.
  • Dificultad para respirar.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Mareos.
  • Confusión.
  • Pérdida del habla momentánea.
  • Pérdida de fuerza en alguno de los miembros.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Cosquilleo en alguna parte de la cara.
  • Debilidad.
  • Dolor de cabeza intenso y punzante.
  • Desmayos.

Todos estos síntomas o signos pueden parecer inespecíficos, por eso, ante la presencia de cualquiera de ellos es muy importante recurrir al médico. De esta forma se podrá prevenir y revertir una cardiopatía que puede derivar en una complicación mayor.

Tipos

  • Cardiopatía coronaria: Es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardíaco o miocardio.
  • Cardiopatía reumátic: Son lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas originadas por la fiebre reumática (enfermedad causada por una bacteria llamada estreptococo)
  • Cardiopatías congénitas: Son malformaciones en el corazón presentes desde el nacimiento.
  • Enfermedades cerebrovasculares: Enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Arteriopatías periféricas: Es una enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • Trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: Se producen coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, los cuales pueden desprenderse y tapar los vasos del corazón y pulmones.

Biomarcadores

Algunos biomarcadores están hechos con el propósito de brindar detalladamente los riesgos de una enfermedad cardiovascular. Sin embargo, el valor clínico de estos biomarcadores es cuestionable. Actualmente los biomarcadores que pueden reflejar un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares incluyen:

  • Mayor fibrinógeno y concentraciones de sangre PAI-1.
  • Elevada homocisteína, o incluso nivel más de la mitad
  • Niveles elevados de sangre de dimetil arginina asimétrica.
  • Elevada inflamación medida por el reactivo-C proteína.
  • Niveles elevados de sangre del péptido natriurético cerebral (también conocido como tipo-B) (BNP).

Factores de riesgo

Se pueden dividir en dos tipos:

  • No modificables
  • Edad. A medida que una persona va envejeciendo, su corazón también lo hará. Por este motivo, las personas de edad avanzada son las principales víctimas de la mayor parte de las cardiopatías.
La incidencia de la insuficiencia cardiaca se duplica a partir de los 40-45 años, según señalan desde la Fundación Española del Corazón
  • Sexo. Los hombres tienen más riesgo de tener una patología cardiovascular que las mujeres. Los expertos atribuyen esto a que las hormonas femeninas ejercen un efecto protector. De hecho, con la menopausia se produce un aumento del índice de las enfermedades de corazón en la mujer.
  • Herencia genética. En los últimos años los especialistas han observado que existe cierta concentración de patologías cardiovasculares en algunas familias, por lo que se considera que podría existir un indicio de causa genética.
  • Modificables
  • Hipertensión arterial. Es una enfermedad caracterizada por un incremento de las cifras de presión arterial por encima de 140/90 mmHg y considerada uno de los principales problemas de salud pública en los países desarrollados.
Los individuos con una tensión arterial entre 130/80 y 139/89 tienen el doble de riesgo de desarrollar hipertensión arterial que los individuos con valores menores.
La hipertensión es asintomática y fácil de detectar, sin embargo, cursa con complicaciones graves y letales si no se trata a tiempo. En el 90 por ciento de los casos la causa es desconocida por lo cual se le ha denominado 'hipertensión arterial esencial', la cual presenta una fuerte influencia hereditaria. Asimismo, en la 'hipertensión arterial secundaria', existen causas directamente responsables de la elevación de las cifras tensionales. Esta forma de hipertensión puede servir de alerta para localizar enfermedades más graves.
  • Colesterol. Es uno de los factores de riesgo importantes ya que, si sus niveles se elevan pueden producir hipercolesterolemia. De hecho, las personas con niveles de colesterol en sangre de 240 mg/dl tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto que las que tienen cifras de 200.
Otro motivo importante es que cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol, éste se puede adherir a las paredes de las arterias facilitando el estrechamiento y la formación de la ateroesclerosis.
  • Diabetes Mellitus. Las personas que tienen diabetes mellitus tienen mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, por lo que la prevención de esta patología es clave.
Los motivos son que la glucosa puede elevarse en la sangre, deteriorar los vasos sanguíneos y acelerar la ateroesclerosis. Además, la diabetes mellitus también aumenta el riesgo de desarrollar otras enfermedades como las enfermedades cerebrovasculares.
  • Tabaquismo. Es el factor de riesgo más importante puesto que la incidencia de las patologías cardiovasculares en fumadores es tres veces mayor que en el resto de las personas. Desde la Fundación Española del Corazón señalan que la posibilidad de padecer una enfermedad del corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que mantiene el tabaquismo.
  • Sedentarismo. Los cambios de estilo de vida en las sociedades occidentales han propiciado que el sedentarismo aumente en la población general pese a que se ha relacionado el estilo de vida sedentario con la mortalidad cardiovascular.
Las personas que no realizan ninguna actividad física tienen más riesgo de tener hipertensión, ateroesclerosis y enfermedades respiratorias.
  • Obesidad. Interviene en el desarrollo de muchas patologías. En el caso de las enfermedades cardiovasculares, si la grasa se acumula en el abdomen afectará más riesgo cardiovascular.

Prevención

A pesar del éxito de las investigaciones de Dean Ornish en los años ochenta y noventa, la mayoría de las personas y doctores no creen en las investigaciones realizadas, que demuestran que la reducción del estrés y la dieta pueden prevenir, eliminar, y reducir casi todas los tipos de enfermedades del corazón. A la vez que muchas personas confían en medicamentos (como la aspirina) que pueden disminuir los factores de riesgos como ataques del corazón, pero incrementan otros como la hemorragia y a menudo no tienen impacto alguno en la morbilidad a largo plazo.

Tratamiento

A diferencia de otras condiciones médicas crónicas, las enfermedades cardiovasculares son tratables y reversibles, incluso después de llevar un largo tiempo con la enfermedad. El tratamiento está enfocado en la dieta y la reducción del estrés.

Detección

Complejos de fibrina y de plaquetas pueden ser vistos con la técnica de microscopía de campo oscuro. Son mucho más grandes que los glóbulos rojos y fácilmente pueden bloquear los capilares. Estos complejos son claramente visibles en un campo oscuro, pero no en las muestras de campo teñido brillante porque los diferentes métodos de teñido los opacan. Este método de detección temprana permite identificar a las personas en situación de riesgo y tomar las medidas oportunas.

Diferentes enfermedades cardiovasculares

  • Aneurisma.
  • Angina.
  • Aterosclerosis.
  • Accidente cerebro vascular apoplejía.
  • Enfermedades cerebro vasculares.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Enfermedad de la arteria coronaria.
  • Infarto agudo de miocardio (Ataque de Corazón).
  • Enfermedad vascular periférica.

Investigación

Las causas, prevención y/o tratamiento de todos los tipos de enfermedades cardiovasculares son campos activos de la investigación biomédica, con cientos de artículos científicos publicados semanalmente. Un énfasis reciente es un enlace entre la inflamación de bajo grado y sus posibles intervenciones. La proteína de reactivo-C (CRP) es un marcador inflamable que puede estar presente en pacientes con riesgo a enfermedades cardiovasculares con elevados niveles en la sangre.

Fuentes