Saltar a: navegación, buscar

Eritroplasia

Eritroplasia
Información sobre la plantilla
Eritroplasia.jpg
Clasificación:Lesión premaligna
Agente transmisor:no posee
Región más común:mucosa bucal
 
Eritroplasia. Es una enfermedad considerada premaligna, que originalmente fue descrita en 1911, como una lesión que se presento en el glande del pene de un paciente sifilítico, aunque ya hoy se sabe que la sífilis no guarda relación directa con esta enfermedad, y si desde entonces se han descrito lesiones similares en la vulva y en la mucosa oral, siendo esta última zona de mayor asiento de dicha lesión, y a su vez de más alta evolución hacia la malignidad en comparación con otras lesiones premalignas de la cavidad bucal. Es importante el diagnóstico de estas lesiones porque presentan una elevada frecuencia de displasia epitelial (91 % son carcinomas in situ invasores) y ausencia de los signos clínicos específicos de la malignización.

Descripción del término

El término eritroplasia fue introducido por Queyrat en 1911 cuando describió las lesiones sifilíticas genitales, pues esta entidad clínica resultaba inespecífica en cuanto a la valoración de su causa.

OMS

Tanto la OMSy algunos otros autores la definen, como una lesión de la mucosa oral que aparece en forma de placas rojas, aterciopeladas, de bordes irregulares, aunque bien definidos que no pueden ser caracterizados ni clínica ni histológicamente consecuente con ninguna otra enfermedad del complejo bucal.

Clasificación

Shear clasificó las eritroplasias en 3 grupos: eritroplasia homogénea (presenta coloración rojiza y son más circunscritas y delimitadas), eritroplasia "moteada" (son sobreelevadas) y la eritroleucoplasia plana y lisa (alternan focos lesionales rojizos y blanquecinos). Al respecto, la eritroplasia es una lesión preneoplásica, que aparece como una mancha o placa eritematosa (roja), aislada, de superficie lisa y aterciopelada, cuyo desarrollo no responde a un trastorno sistémico con manifestación bucal.

Etiopatogenia

Es desconocida ya que se carecen de estudios epidemiológicos y evolutivos fehacientes acerca de la misma, aunque se plantea que en este tipo de lesiones la etiología es multifactorial, en su mayoría y dentro de estas se encuentran combinación de factores predisponentes y causales exógenos y endógenos.

Exógenos

  • El consumo de alcohol y de tabaco son hábitos que elevan el riesgo en las personas.
  • Prótesis dentale mal ajustada, que provoca fricción sostenida sobre la mucosa comportándose como un irritante.

Endógenos

  • Predisposición genética.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Mal nutrición.
  • Factores humorales.
  • El virus del Herpes simple (HSV-1) tipo 1.
  • Infecciones sistémicas como la sífilis.

La eritroplasia es asintomática, pero por estar asociada al consumo de tabaco y ser, en muchas ocasiones, una de las condiciones iniciadoras en este vicio, puede presentar síntomas como ardentía y sequedad bucal, producidos por el abuso de este nocivo hábito[1].

Epidemiologia

La misma no presenta una predilección importante por uno de los sexos y se presenta más frecuentemente en la sexta y séptima década de vida.

Características clínicas

Lesión premaligna.

Presenta un color rojo intenso, aterciopelada de bordes irregulares aunque bien definido. Se plantea también que es la contrapartida roja de la leucoplasia y debe tratarse estrictamente con el significado de su sentido clínico es decir simplemente una placa roja. Puede existir una zona focal de enrojecimiento sola o acompañada de zona leucoplásica, cuando se superponen placas blancas queratósicas, multifocales sobre una base eritematosa denominada leucoplasia moteada. Deforma general los cambios originados en el epitelio mucoso pueden estar influenciados a la acción de la hoja del tabaco, y el calor causado durante su combustión o por las sustancias químicas incluidas.

Localización más frecuente

Esta afección tiende a situarse profundamente en las superficies epiteliales, en cualquier sitio de la mucosa oral, y posee bordes bien circunscritos o definidos, con una extensión que varía desde milímetros a varios centímetros. Las lesiones aparecen en ambos sexo, pero muestran mayor incidencia en los hombres y en las edades comprendidas entre 40 y 60 años. La más común de estas lesiones es en labio inferior, borde lateral de la lengua, suelo de boca, el trígono retromolar de la encía  inferior y la zona de transición entre el borde posterior de la lengua y el suelo de la boca.

Histología

Son histológicamente carcinomas epidermoides invasivos, carcinomas in situ o displasia epiteliales en el momento de la biopsia de la lesión ya sea leve, grave o moderada, por tanto sus características histológicas también coinciden con la de los mismos, con marcada diferenciación celular desde menos a bien diferenciados. Dicha displasia epitelial se observa a través de todo el grosor del epitelio sin que se presente invasión dentro del tejido conectivo subyacente, con una falta importante de paraqueratina y ortoqueratina superficial, cuando mucho y mas una capa muy delgada, que facilita al color rojo de la lesión.

Diagnóstico diferencial

En la mucosa oral se pueden manifestar, como áreas rojas inflamadas asociadas a infecciones focales, con relación a estomatitis asociadas, al uso de prótesis desajustadas, infecciones por hongos y carcinomas insipientes entre otras lesiones. Por lo que se deben de terner en cuenta las siguientes afecciones[2]:

Tratamiento y evolución

Pequeñas lesiones eritematosas.

Una vez diagnosticada la lesión, clínica e histológicamente, el tratamiento es quirúrgico bastante traumático en muchos de los casos, para poder  alargar la vida del  pacientes.

Como se ha dicho hasta ahora debido a los cambios epiteliales de estas lesiones, incurren en un riesgo mucho mayor de transformación maligna que la leucoplasia, por lo que tienen gran tendencia a desarrollar con gran frecuencia carcinomas in situs.como la displasia epitelial

Consideraciones

La eritroplasia como lesión premaligna, aunque poco frecuente, tiene una elevada tasa de malignización. Dentro de los principales factores de riesgo se identifican los exógenos, como el hábito de fumar, la ingestión de bebidas alcohólicas, el consumo de alimentos calientes de forma asidua y el uso de prótesis mal ajustadas. Todos los autores revisados coinciden en la necesidad de un diagnóstico certero y temprano de estas lesiones para evitar su malignización. Es una entidad que a pesar de haber sido muy estudiada, todavía persisten campos en los que es necesario profundizar.

Referencias

Fuentes

Referencias Bibliográficas

  • Bouquet JE, Perros H. Eritroplasia: La Mucosa roja peligrosa; The pract Periodontics Aesthet, 1998, agosto; 7 (6): 59-67.
  • Bouquet JE. La Leucoplasia y la Eritroplasia oral. Una revisión y actualización. The Pract Periodontics Aesthet, 1997, agosto; 6 (6): 9-17.
  • De Vitta VT jr, Rosemberg S.A, Hellman S: Cancer. Principios en práctica de oncologías. Quinta edición. España: Editorial Medica Panamericana, 1997; 772-773.
  • Emilio G, Langdon JD, Speight P, La Perdiz M. Las Tachaduras del gen frecuentes en las lesiones orales potencialmente malignas. Br J cáncer, 1999, marzo; 73 (6): 809-13.
  • Eversole Lewis R: Patología bucal. Diagnostico y tratamiento. Edición en español. España: Editorial Científico Técnica, 1983: 333-34.
  • Glez Moles MA. Lesiones precancerosas de la mucosa bucal. RCOE, 1997, octubre; 2 (8), 599-617.
  • Hashibe M, Mathew B, Kuruvilla B, Thomas G, Sankaravallanan R, Parkin DM, Zhang ZF. El tabaco de mascar, alcohol y el riesgo de eritroplasia. Cáncer The Epidemiology Biomarkers Prev, 2000, julio; 9 (7): 639-45.
  • Herranz Glez –Botas J. Cáncer de Cavidad Oral. Diagnostico precoz del cáncer de cavidad oral, 2002, febrero.
  • León ME, Romero Sánchez MC, Ferner Herrera I y Fatjo Cruz M. pesquizaje de lesiones premalignas y malignas de la cavidad bucal. Revista cubana Med Gen Integr, 1996; 12 (3).
  • Lumerman H, Liberto P, Kerpel S. Displasia del epitelio oral. Radiology Oral Endod, 1997, marzo; 79 (3): 321-9. *Madej J, Basta UN, Madej JG, Strama M. El Modelo contemporáneo para el tratamiento de la eritroplasia. Przegl Lek, 1999; 58 (1): 5-13. (El Articulo en Polaco).
  • Melrose RJ. Premalignidad de las enfermedades de la mucosa bucal. Lesiones precancerosas de la mucosa bucal, 2001, abril; 102 (2): 77-108. *Mora Alpizar MC, Monte Negro Valera I, Pérez Martell T y Rodríguez Hernández AL. Programa del pesquizaje del cáncer bucal. Su impacto en un área de salud. Revista cubana Med Gen Integr, 2001; 17 (3), 240-3.
  • Murphy Gerald P, md, Lawrence W jr, md, Lenhand RE jr, md: Oncologia Clínica. Manual de la American Cáncer Society. Segunda edición. EUA: American Cáncer Society, 1996; 45 y 399.
  • Oliver RJ, Macdonald DG. Lesiones precancerosas. Pathol Med oral, 2000, octubre; 29 (9): 426-31. Pindborg JJ: Cáncer y  Precáncer bucal. Edición revolucionaria. Cuba: Editorial Científico Técnica, 1984: 120-121 y 144-145.
  • Quin G Z, Parque JV, Chen SY, Lazarus P. Un predominio alto de mutaciones del p-53 en la eritroplasia oral. Int J Cáncer, 1999, enero; 80 (3): 345-8.
  • Robbins: Patología estructural y funcional. Sexta edición. España: MC GRAW-HILL Interamericana en España S.A.U, 2000: 792-93.
  • Shafer Wiliam G: Tratado de patología bucal. Cuarta edición ilustrada. México: Nueva Editorial Interamericana S.A de C.V, 1986: 107-109.
  • Santana Garay JC: Atlas de Patología del Complejo Bucal. Cuba: Editorial Científico Técnica, 1985: 201.
  • Seoane J, Lapi de Varela, Centelles, Diz Dios P, Suárez Quintanilla JM, Aguedo. El estudio de la intervención experimental sobre reconocimiento de la eritroplasia por los estudiantes de estomatología. Int Dent, 1999, octubre; 49 (5): 275-78.
  • Talamini R, Cancer of the oral cavity and in nondrinkers who smoke tobacco. J Nati Cancer inst, 1998; 90 (24): 1901-3.
  • Visscher JG. Epidemiology of Cancer of the lip in the Netherlands. Oral oncol, 1998; 34 (5): 421-26.
  • La leucoplasia oral. Su implicación como lesión precancerosa (en línea).Consultado: 29 de mayo de 2012. Disponible en: scielo.isciii.es
  • Lesiones premalignas o preneoplásicas (en línea).Consultado: 29 de mayo de 2012. Disponible en: www.cpicmha.sld.cu
  • Eritroplasia de Queyrat (en línea).Consultado: 29 de mayo de 2012. Disponible en: www.nlm.nih.gov
  • Erythroplasia of Queyrat: Coinfection with Cutaneous Carcinogenic Human Papillomavirus Type 8 and Genital Papillomaviruses in a Carcinoma In Situ (en línea).Consultado: 29 de mayo de 2012. Disponible en: www.nature.com
  • Erythroplasia of Queyrat (Bowen Disease of the Glans Penis) (en línea).Consultado: 29 de mayo de 2012. Disponible en: emedicine.medscape.com