Estalagmitas

De EcuRed
Estalagmitas
Información sobre la plantilla
Concepto:Formaciones minerales que se encuentran frecuentemente en cuevas

Estalagmitas. Son concreciones calcáreas que han ido formando, poco a poco, las aguas de infiltración. Durante sus desplazamientos subterráneos, el agua disuelve el carbonato de calcio de las rocas sedimentarias y se filtra por las grietas de las bóvedas de las grutas. Al entrar en contacto con el aire y el gas carbónico, se forma un precipitado que se sedimenta y se solidifica, colgando por la bóveda de la gruta; estas son las estalactitas. Abajo de ellas, el agua que gotea forma una estalagmita. Cuando se juntan una y otra, se forma una columna calcárea; pero para ello deben transcurrir varios siglos.

La voz estalagmita también procede del griego "stalagmós' (goteo). Las gotas de agua al caer al suelo originan las estalagmitas. Generalmente son más anchas que las estalactitas, y con el extremo menos puntiagudo. Presentan una enorme variedad de formas, resultado de diversos factores como el ritmo del goteo y su altura de caída, evaporación, etc. Por ejemplo, mientras mayor sea la altura de goteo menos altura tendrá la estalagmita y su parte superior irá variando de convexo a cóncavo. Si la estalactita y la estalagmita crecen hasta unirse se convierten en una columna.

Contenido

Características

Los ritmos de crecimiento de estas formaciones son variables y muy irregulares, pudiendo sufrir largas interrupciones. En algunos casos se han medido velocidades, obteniéndose valores de hasta 1 cm. en 2 años; aunque no pueden ser generalidades. Además de estalagmitas, los goteos producen una variedad de concreciones cuando caen sobre sedimentos detríticos. Así, la formación de un orificio por erosión y la precipitación de calcita en las paredes del mismo, da lugar a antiestalagmitas o conulitos. En el proceso de formación de las antiestalagmitas, la calcita se va precipitando dentro del sedimento y cuando éste se erosiona quedan al descubierto las concreciones. Los conulitos tienen un origen similar al antes descripto para la antiestalagmita pero la diferencia está en la forma que adoptan.

Generalmente las estalagmitas son más anchas que las estalactitas, y con el extremo menos puntiagudo. Presentan una enorme variedad de formas, resultado de diversos factores como el ritmo del goteo y su altura de caída, evaporación, etc. Por ejemplo, mientras mayor sea la altura de goteo, menos altura tendrá la estalagmita y su parte superior irá variando de convexo a cóncavo: esto se debe a que el agua cae con más fuerza y por tanto se dispersa más al golpear. Hay muchos factores que influyen en la formación de las estalagmitas y estalactitas. Entre ellos se encuentran la temperatura, la concentración del CO2 del aire de la cueva, el caudal de agua que gotea o la humedad relativa del aire.

Proceso de formación

Las estalagmitas se forman por la caliza disuelta en las gotas de agua que caen al suelo. La mayoría, por tanto, aparece debajo de las estalactitas, a las que acaban por unirse, dando lugar con el tiempo a una columna.

De manera más detallada: El agua de lluvia toma una cierta cantidad de dióxido de carbono directamente de la [[atmósfera, así como del suelo a partir del aporte producido por la descomposición de la materia orgánica.Archivo:Esquema Formación Estalagmitas.jpg

Cuando las aguas se infiltran por las grietas y fisuras de un [[terreno cársico, ya sea en un [[mogote ó en una [[llanura, y llegan a una cavidad subterránea, pueden ocurrir procesos de disolución de las rocas ó simplemente procesos de precipitación de [[carbonato de calcio, en el caso que se trate de un substrato de [[rocas calizas. Cuando existen las condiciones naturales adecuadas para la deposición del carbonato de calcio, que ha sido previamente disuelto de la roca por las aguas, el dióxido de carbono se libera en el aire de la cueva y el carbonato de calcio contenido en el goteo de las aguas de infiltración precipita y se reparte, formándose producto del goteo las estalactitas en el techo de la cueva y las estalagmitas en el piso de la cueva, las cuales pueden unirse a medida que van creciendo para formar una columna.

Mayores estalagmitas del mundo

La   cueva Krásnohorská Jaskyna tiene una de las mayores formaciones de   Europa
La cueva Krásnohorská Jaskyna tiene una de las mayores formaciones de Europa
La cueva San Martín   Infierno tiene una pinta preciosa.
La cueva San Martín Infierno tiene una pinta preciosa.

La quinta mayor estalagmita está en Eslovaquia, en la cueva Krásnohorská Jaskyna. Esta cueva fue descubierta en 1964 y desde ese año apareció en el Libro Guinness de los Records por poseer la mayor estalagmita del mundo con 32′6 metros.

La cuarta mayor estalagmita y la mayor de Europa está en Italia, en la cueva Ispinigoli, en Cerdeña. Esta estalagmita cuenta con 38 metros de altura. La cueva en general es de tamaño medio, con 15 kilómetros explorados y en su parte inicial tiene una zona turística dónde los visitantes pueden ver la sala a 50 metros de profundidad dónde se encuentra la mayor estalagmita de Europa.

La tercera mayor estalagmita es cubana. Se encuentra en una cueva del karst de las montañas de San Martín, una cueva cerrada al público y poco conocida. En ella se encuentra una estalagmita tallada en 63 metros. A poca distancia de esta, en la misma área karstica se encuentra la cueva San Martín-Infierno. Allí está la mayor estalagmita reconocida por la comunidad científica, con 67′2 metros.

Sin embargo, la mayor estalagmitas está en China, en la cueva Zhi Jin, una cueva de impresionantes dimensiones a pesar de contar con sólo 12 kilómetros explorados. Sus pasadizos y salas son tan grandes que abruman, imposible ver dos paredes a la vez, la sensación de desorientación es constante allí dentro. Una pasillo típico mide entre 60 y 100 metros de anchura y alcanza hasta 175 metros de altura. En esas condiciones es normal encontrar una estalagmita de 70 metros de altura, aunque abundan también estalagmitas de 40 metros. Sin embargo el record no ha sido todavía corroborado por la comunidad científica internacional, así que oficialmente todavía no es la mayor.

Espeleotemas

Las estalagmitas y las estalactitas no son las únicas maravillas que crecen en los jardines de piedra subterráneos. Siguiendo el mismo proceso básico de precipitación del carbonato, pero con otras condiciones diferentes, se obtienen formas muy variadas. Por ejemplo, cuando una estalactita y una estalagmita acaban por unirse se forma una columna. En general, todos estas formas resultantes de un depósito mineral secundario, formado por una reacción físico-química a partir de un mineral primario, en el interior del medio ambiente subterráneo, reciben el nombre de espeleotemas.

Etimológicamente, el término espeleotema está compuesto de los vocablos griegos “spelaion” que significa cueva y “thema” que significa depósito.


El término espeleotema se refiere a la forma en que está depositado o “al parecido de algo”, y no a su composición química o mineralógica.

Helictitas

Son espeleotemas que crecen en cualquier dirección, desafiando a la gravedad. Pueden tomar muchas formas, desde finos hilos hasta cuernos. El proceso de formación es el mismo que para las estalactitas: el agua que pasa por un conducto central deja su carbonato, formando anillos que se superponen. Para que el agua pueda ir en contra de la gravedad, la explicación está en que su conducto central es muy estrecho, lo que se denomina un capilar. La fuerza que tira del agua por este tubo es la presión hidrostática, que hace que cuando el agua del final del tubo se evapora “tire” del agua que está en el capilar: cada una de estas gotas dejará su carbonato antes de partir.

Conulitos

Cuando las gotas caen sobre un terreno suelto, como por ejemplo arena, pueden formar un orificio por erosión. En las paredes de este agujero y en los granos de mineral del terreno precipita la calcita, dando lugar a un cráter calcificado llamado conulito. Muchas veces el destino de los conulitos es servir de base a una estalagmita, ya que su orificio central acaba por llenarse de calcita.

Perlas

Las perlas tienen formas esféricas, cúbicas o irregulares. Se forman en acumulaciones de agua de poca profundidad, donde el carbonato precipita en torno a núcleos de crecimiento (granos de arena, huesos o trozos de roca), creciendo de forma concéntrica. Como el agua se ve agitada por el goteo, las canicas no se pegan entre ellas ni al fondo. En la Cueva de las Canicas, en México, el suelo está cubierto por millones de estas perlas.

Estalagmitas y cambios climáticos

Las estalagmitas son uno de los más importantes paleoregistros naturales y pueden considerarse un archivo natural de excepcional valor para el estudio de los cambios climáticos y la variabilidad del clima en el pasado geológico. Las bandas de crecimiento anual de las estalagmitas constituyen registros paleoclimáticos de alta resolución. En sentido general puede afirmarse que las estalagmitas, contienen una detallada información sobre los cambios climáticos y medioambientales en el pasado. En las últimas décadas, los estudios isotópicos han brindado una importante contribución al conocimiento de las edades absolutas de las espeleotemas y las paleotemperaturas de formación de los anillos o bandas de crecimiento, lo cual ha posibilitado establecer las cronologías de importantes procesos paleoclimáticos y paleoambientales durante el Pleistoceno-Holoceno, en áreas del planeta con diferentes regímenes climáticos.

Una estalagmita especial: Cuba Grande

En Cuba se han desarrollado estudios paleoclimáticos a partir de estalagmitas. Una de las estalagmitas estudiadas fue denominada Cuba Grande.

Los resultados científicos obtenidos en el estudio de esta estalagmita, constituyen una relevante contribución para entender mejor los cambios climáticos pasados ocurridos en el área del Caribe y particularmente en Cuba.

La estalagmita Cuba Grande (CG) creció en el Salón de la Cimitarra de la Cueva Dos Anas, una de las cuevas que forma parte del Sistema Cavernario Majaguas-Cantera que se encuentra ubicado en la Sierra de San Carlos. Esta Sierra, a su vez, forma parte del sistema de mogotes de la Sierra de los Órganos, provincia de Pinar del Rio , Cuba.

CG tiene 720 mm de longitud y está constituida por calcita pura extremadamente blanca.

Este espeleotema está localizado a 1.5 km de la entrada de la cueva, se formó a 100 m de altura sobre el nivel del mar y a 150 m debajo de la superficie topográfica de la Sierra de San Carlos. En este lugar, se aprecia una gruesa capa de suelo y una exuberante vegetación de mogotes.

CG tiene una edad de 1 370 ± 10 años, con una velocidad promedio de crecimiento de 543 µm/año.

Los resultados científicos obtenidos en el estudio de esta estalagmita, constituyen una relevante contribución para entender mejor los cambios climáticos pasados ocurridos en el área del Caribe y particularmente en Cuba.

Paleontemperaturas para el área de montaña de Cuba occidental en los últimos 18 mil años como resultados del estudio de estalagmitas

Las investigaciones paleoclimáticas fueron desarrolladas a partir del estudio de tres estalagmitas de cuevas cubanas (Las estalagmitas Cuba Grande (CG) y Cuba Pequeño (CP), originadas en la Cueva Dos Anas, una de las cuevas que forma parte del Sistema Cavernario Majaguas-Cantera, el cual se encuentra ubicado en la Sierra de San Carlos y forma parte del sistema de mogotes de la Sierra de los Órganos, provincia de Pinar del Rio, Cuba. La estalagmita Cuba Medio (CM), la cual creció en la Galería Incógnita de la Cueva Antorcha, una de las cuevas que forma parte del Sistema Cavernario Santo Tomás, el cual se encuentra ubicado en la Sierra de Quemados, que forma parte del sistema de mogotes de la Sierra de los Órganos, provincia de Pinar del Rio, Cuba). CG tiene 720 mm de longitud y fue datada en 1 370 ± 10 años A.P. (Antes del Presente). CP tiene 420 mm de longitud y fue datada en 16 347 ± 10 años A.P. (Antes del Presente), aunque el registro más intensamente estudiado comprende 12 500 ± 10 años A.P. CM fue datada en 82 367 ± 1197 años A.P. (Antes del Presente), aunque el registro más intensamente estudiado comprende 35 477 ± 0.553 años A.P.



Enlaces externos

Fuentes