Saltar a: navegación, buscar

Fernando Luna Calderón

Fernando Luna Calderón
Información sobre la plantilla
Fernandoluna.jpg
Brillantes antropólogo y probablemente el único paleopatólogo dominicano
Nacimiento23 de noviembre de 1945
Santiago de los Caballeros República Dominicana Bandera de la República Dominicana
Fallecimiento27 de noviembre de 2005
República Dominicana Bandera de la República Dominicana
NacionalidadDominicana
OcupaciónHumanista y antropólogo físico

Fernando Luna Calderón (1945-2005). Humanista y antropólogo físico caribeño.

Síntesis biográfica

Nació el 23 de noviembre de 1945 en Santiago de los Caballeros, República Dominicana. Hijo de Gilberto Calderón y de Mélida Luna. Fue un niño inquieto, y desde temprano colaboró con el movimiento que se enfrentaba a la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo. Se enroló en el Movimiento Popular Dominicano. En abril de 1965 luchó al lado de los constitucionalistas contra la intervención militar de los Estados Unidos en su país. Tuvo dos hijos, Iván, nacido el 6 de noviembre de 1988 y Ninoska, nacida el 6 de abril de 1985.

Inició estudios de medicina en la Universidad Estatal de Santo Domingo, los cuales no terminó para ir a estudiar al Smithsonian Institution, en Washington D.C., donde se formó como antropólogo físico, en la rama de la paleopatología ósea y biología humana. Posteriormente realizó estudios de psicología clínica en universidades dominicanas: Mundial y Colegio Dominicano de Estudios Profesionales.

Maestro por vocación, desde el año 1962 ejerció como profesor de Biología y Anatomía en un liceo de la capital dominicana. Impartió clases de historia dominicana, universal y de antropología en diferentes universidades nacionales. Fue profesor invitado en la Universidad Central de Venezuela en 1981, las universidades de Harvard y Boston en 1982 y la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba en 1996. Instituciones ligadas a la arqueología también le invitaron a compartir sus conocimientos, como el Museo de Quibor; el Museo Arqueológico de Madrid; el Centro Ceremonial de Tibes y el Museo de Ponce, en Puerto Rico. En Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Martinica, Haití y Ecuador desarrolló una labor científica en cementerios y osarios de poblaciones antiguas.

Luna Calderón fue miembro fundador del Museo del Hombre Dominicano en 1973 y de su equipo de investigación. Durante 30 años dirigió el departamento de Antropología. Fue director del Departamento de Historia de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña y en el 2000 fue designado director del Museo de Historia Natural. Participó en seminarios, congresos y talleres nacionales e internacionales. Escribió para revistas científicas y libros especializados. Falleció el 27 de noviembre de 2005.

Labor científica

Hallazgo en la década del sesenta de un atheabenenequen, o sea, enterramiento de un cacique con su mujer principal, en La Cucama, Santo Domingo. Este fue el único sacrificio humano practicado por los taínos del lugar y descrito por las crónicas. En el Soco, San Pedro de Macorís, encontró dos fases de un asentamiento ceramista, con las cuales quedó comprobado que, en la primera fase, los aborígenes no dominaban el parto o nacimiento, pues muchos de los enterramientos correspondían a seres del sexo femenino con sus criaturas en el vientre, mientras que en la segunda, al no encontrarse este tipo de enterramiento, pudo llegarse a la conclusión de que ya los aborígenes habían llegado a dominar este proceso natural.

En 1984, el hallazgo de esqueletos femeninos en La Isabela, primera villa española en América, dio a conocer que hubo mujeres que viajaron como polizontes. En 1985 Luna estudió el esqueleto de un aborigen sepultado en el prebisterio del templo de Pueblo Viejo de Azua, último lugar donde vivió el cacique Enriquillo, lo que sugirió la posibilidad de que la osamenta correspondiera a este personaje que mantuvo durante 14 años a los españoles en guerra.

Los estudios realizados por Fernando Luna sobre los cementerios aborígenes corrobaron la buena salud de esta población, la intensa actividad que se desarrollaba en estas comunidades, sus enfermedades más comunes, como las caries dantales, la artritis y algunas fracturas. A inicios de la década del 80 e inicios de los 90 realizó dos importantes proyectos arqueológicos: el ingenio Diego Caballero de la Rosa y el monasterio de San Francisco, primero de América y donde se construyó el primer acueducto de la ciudad de Santo Domingo.

En 1987 trabajó en el rescate de los héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, quienes viajaron en una expedición desde Cuba para enfrentarse a la dictadura trujillista. 67 osamentas fueron halladas, de las cuales pudieron ser identificadas casi 40. Igualmente Fernando Luna trabajó en otros sitios la identificación de importantes figuras históricas como Enrique Blanco, Concepción Bona y Gastón Fernando Deligne, los héroes de la Restauración de Santiago y los patriotas muertos junto al Padre de la Patria Francisco Sánchez del Rosario en San Juan de la Maguana. Su último trabajo lo realizó en el 2005, en Bayahibe, La Romana, República Dominicana en un enterramiento de un joven.

Fuentes

  • Tavarez, Clenis: Fernando Luna Calderón: humanista y antropólogo físico caribeño. En Gabinete de Arqueología. Boletín No. 5, año 5, 2006