Saltar a: navegación, buscar

Rafael Leónidas Trujillo

Para otros usos de este término, véase Trujillo (desambiguación).
Rafael Leónidas Trujillo
Información sobre la plantilla
Molinaa.JPG
Escudo de República Dominicana
Presidente de República Dominicana
1930 - 1961
PredecesorHoracio Vásquez Lajara
SucesorHéctor Bienvenido Trujillo
Datos Personales
NombreRafael Leónidas Trujillo Molina
Nacimiento24 de octubre de 1891
San Cristóbal, Bandera de la República Dominicana República Dominicana
Fallecimiento30 de mayo de 1961
San Cristóbal, Bandera de la República Dominicana República Dominicana
Causa de la muerteAmetrallado en una emboscada.
OcupaciónMilitar y político
Partido políticoPartido Dominicano
HijosRafael Leónidas Trujillo Martínez
PadreJosé Trujillo Valdez
MadreAltagracia Julia Molina Chevalier

Rafael Leónidas Trujillo. Fue un militar y político dominicano. Dictador del país como generalísimo del Ejército, gobernó primero desde 1930 hasta 1934 y de facto, hasta ser asesinado en 1961. Ejerció la presidencia de la República Dominicana entre 1930 y 1938, y entre 1942 y 1952.

Síntesis biográfica

Nació en la provincia de San Cristóbal el 24 de octubre de 1891, hijo de José Trujillo Valdez, pequeño comerciante descendiente de un sargento (posiblemente de origen canario), del Cuerpo de Sanidad Militar del Ejército Español que llegó al país en 1861, y Altagracia Julia Molina Chevalier, hija de Pedro Molina, campesino dominicano, y de Luisa Ercina Chevalier, hija a la vez de un oficial haitiano de los tiempos de la ocupación de 1822. La abuela Diyeta Chevalier también era de origen afro-haitiano.

Tuvo ocho hermanos y hermanas, al igual que él casi todos hicieron carrera militar, Héctor B. Trujillo, Pedro Vetilio Trujillo, José A. Trujillo, Amable R. Trujillo, Luís R. Trujillo y Aníbal Trujillo Molina, y sus hermanas Ofelia Japonesa, Nieves Luisa y Marina Trujillo Molina. También tuvo hermanos por parte de padre, de origen fue humilde, los hermanos con excepción de Amable Romeo fueron generales y coroneles del Ejército Dominicano bajo la dictadura de Trujillo, Héctor fue nombrado generalísimo en 1959.

A los 16 años de edad, Trujillo obtuvo un empleo como telegrafista, actividad que ejerció durante 3 años. Concluido este tiempo se dedicó junto a su hermano José Arismendi (llamado "Petán") al cuatrerismo, a la falsificación de cheques y al robo postal, siendo encontrado culpable y encarcelado algunos meses por estos delitos. A los 22 años se casó con Aminta Ledesma, la hija de un campesino proveniente de San Cristóbal. De esta unión nace la hija Flor de Oro.

En 1916 de nuevo se dedica a actividades criminales, liderando a la banda de asaltantes llamada La 42, temida por su violencia, dedicándose el resto del tiempo a actividades diversas.

Carrera militar

Se beneficia con la ocupación norteamericana (19161924). En 1918 se integra a la recién fundada Guardia Nacional, en donde emprende una vertiginosa carrera como oficial. Se había desempeñado en el oficio de guardia campestre, ingresó en el ejército dominicano el 18 de diciembre de 1918. Fue ascendido rápidamente a segundo teniente, prestando juramento el 11 de enero de 1919.

Trujillo se convirtió en el teniente número quince de los dieciséis que existían entonces en la Guardia Nacional. Ingresó en el ejército con el propósito de realizar una carrera militar y ascender. Fue recogida una frase que pronunció antes de ingresar a las filas del ejército:

"Voy a entrar en el ejército y no me detendré hasta ser su jefe".

Ascendió rápidamente en la escala jerárquica de la Guardia Nacional, atropellando, en El Seibo, a sus compatriotas que se levantaban contra la intervención estadounidense. En 1921 ingresó en una Academia Militar fundada por el Ejército de Ocupación norteamericano en Haina y el 22 de diciembre de ese mismo año fue designado para ocupar la jefatura de la Guarnición de San Pedro de Macorís. Fue trasladado al Cibao en 1922 y, mientras se encontraba en San Francisco de Macorís fue ascendido a capitán sin pasar por el grado de primer teniente, algo irregular en el escalafón militar, pero explicable debido a los "servicios" prestados por Rafael Leónidas al ocupante estadounidense. Este ascenso fue acompañado por la reorganización de la Guardia Nacional, que se convirtió en la Policía Nacional Dominicana, en la que ocupó muy poco tiempo después el mando de la 10ª Compañía.

También ahí fue elogiado por sus servicios y en mayo y agosto de 1923, antes de su nombramiento como inspector del primer distrito militar, participó como estudiante en la Escuela de Oficiales del Departamento del Norte. En esta época, a pesar de su formación militar, comenzaron a manifestarse sus inclinaciones políticas.

Al llegar 1924, fue promovido en forma temporal al mando de la Guarnición del departamento del Norte, y en septiembre de ese mismo año recibió el nombramiento definitivo, siendo ascendido al rango de mayor. Mientras estuvo en el ejército fue muy popular y trató de hacer de la policía un ejército nuevo; conservó las enseñanzas recibidas de los militares estadounidenses pero muchas cosas las aprendió por sí solo.

La enseñanza militar lo llevó rápido a ocupar puestos de alto mando en la Guardia Nacional transformada en Policía Nacional Dominicana. Con rango de mayor, dirigió el Departamento Norte de esta institución en 1924. Al triunfar Horacio Vásquez en las elecciones que siguieron a la desocupación de las tropas estadounidenses en 1924, Trujillo recibió la petición de permanecer al frente de la Policía Nacional. El 6 de diciembre de ese mismo año el Presidente Vásquez lo ascendió a teniente coronel y lo nombró Jefe de Estado Mayor.

Dictadura

Conocido como "El Jefe", "El Generalísimo", " Chapita" (por su gusto desmedido por las condecoraciones) o "El Chivo" por su exacerbada lujuria, su dictadura estuvo caracterizada por el anticomunismo, la represión de toda oposición y por uno de los más acusados cultos a la personalidad del siglo XX.

Sus defensores destacan como aspectos positivos del régimen la restauración del orden público y el progreso económico del país. Trujillo ordenó el genocidio de miles de haitianos que vivían en la zona fronteriza y luego acordó con el presidente haitiano, indemnizarlo con 30 pesos por cabeza. Más de 30 mil personas perdieron la vida y otros tantos se exiliaron durante su gestión, en la que fueron asesinadas las Hermanas Mirabal mujeres en cuya memoria la ONU instauró el Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer.

Trujillo y la Revolución Cubana

Trujillo acogió en República Dominicana a Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959 cuando este huyó de Cuba y al día siguiente durante una reunión en el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Santo Domingo, propuso crear un "Legión Extranjera" para utilizarla contra Cuba y otros movimientos revolucionarios en América Latina. El gobierno de Estados Unidos dio su aprobación al plan y este comenzó a ejecutarse de inmediato[1].

El 13 de agosto de 1959 Trujillo protagonizó una conspiración con el objetivo de derrocar el poder revolucionario en Cuba. Dicha operación contó con el apoyo de los emigrados contrarrevolucionarios cubanos, así como de elementos militares del antiguo régimen de Fulgencio Batista, retirados y en activo dentro del Ejército Rebelde; jefes del II Frente Nacional de Escambray y el aliento de la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos.

La conspiración falló y el armamento cayó en manos del Comandante Fidel Castro y sus subordinados.

Muerte

El 30 de mayo de 1961, en la carretera Santo Domingo - San Cristóbal, el auto en el que viajaba, fue ametrallado en una emboscada urdida por Modesto Díaz, Salvador Estrella Sadhalá, Antonio de la Maza, Amado García Guerrero, Manuel Cáceres Michel (Tunti), Juan Tomás Díaz, Roberto Pastoriza, Luis Amiama Tió, Antonio Imbert Barrera, Pedro Livio Cedeño y Huáscar Tejeda. Recibió más de 60 impactos de balas de diversos calibres, de los cuales siete dieron en su cuerpo causándole la muerte; su chofer Zacarías de la Cruz recibió varios impactos, pero no perdió la vida, aunque los ajusticiadores lo dieron por muerto.

Algunos analistas mencionan que el interés de Estados Unidos en acabar con Trujillo se debió a que la represión de su gobierno podría traer una revolución a República Dominicana, de forma similar a la Revolución Cubana, consecuencia fundamental del total rechazo del pueblo cubano al gobierno dictatorial del presidente Fulgencio Batista.

Tras su muerte su familia trató de huir con su cuerpo en su barco Angelita, pero fueron capturados. Su funeral, se realizó el 2 de junio del mismo año. Fue el de un estadista, con una larga procesión desde el Palacio Nacional hasta la localidad de San Cristóbal, donde fue enterrado. Miles de personas de todos los estratos sociales desfilaron ante el féretro que contenía sus restos.

Actualmente los restos mortales se encuentran en un cementerio de la pequeña comunidad de El Pardo, a 25 minutos de Madrid en España. Cementerio que está muy por debajo de las características de los demás cementerios madrileños, y una tumba que probablemente no se asemeja en nada a aquella mandada a construir por el dictador en San Cristóbal en los años 1950.

Algunas Condecoraciones

Referencias

Fuentes