Saltar a: navegación, buscar

Holden Hernández

Holden Hernández Carmenate
Información sobre la plantilla
Holden Hernandez.jpg
Destacado ajedrecista güinero.
NombreHolden Hernández Carmenate
Nacimiento10 de agosto de 1984
Güines, Mayabeque, Bandera de Cuba Cuba

Holden Hernández. Destacado ajedrecista güinero. Desde 2005 se consagró como Gran Maestro, la máxima calificación que otorga la Federación Internacional de Ajedrez.

Datos biográficos

Holden nació en el municipio de Güines, provincia Mayabeque, el 10 de agosto de 1984. Las personas que lo conocen hoy en día dicen que posee cualidades extraordinarias además de ser un muchacho serio y muy callado (guerrero del silencio.) así lo llamaríamos. Quienes le conocen bien saben de su sentido del humor y sus picardías.

Inicios en el ajedrez

Aprendió a mover las piezas en la casa, a los cinco años. Se aficiono al juego, aunque entonces no era su gran pasión. Su hermano iba todos los días a la Academia del pueblo y competía con éxito en las categorías escolares, o a veces él iba a verlo con su papá.

Por el embullo de su hermano comenzó todo. El primer entrenador que tuvo fue Dagoberto Díaz a quien le agradece mucho, pero no solo a él; a mucha gente lo ha ayudado desde el principio. Además, siempre ha tenido el apoyo de toda la familia, en especial de sus padres.

Participó en competencias provinciales, en juegos escolares y juveniles, pero siempre la escuela era lo más importante. Se volvió esa pasión mas seria cuando pidió licencia en la Universidad para dedicarse por entero a entrenar ajedrez. Entonces ya se volvió algo más profesional.

Con apenas 24 años de edad, Holden_Hernández Carmenate es un trebejista de éxito. Desde 2005 se consagró como Gran Maestro, la máxima calificación que otorga la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) y en la última Olimpíada Mundial de la especialidad, desde 2008. Defendió el cuarto tablero del elenco nacional.

Hobbys

Además del ajedrez, le gustan los juegos de computadora, los deportes acuáticos, el fútbol, correr, salir los fines de semana con sus amigos, jugar dominó y bailar, aunque advierte que con los pies no se desenvuelve igual que en el tablero.

De no haber sido ajedrecista, tal vez tocaría algún instrumento y hubiera estudiado Medicina. Durante algún tiempo compartió su interés entre el universo de los trebejos y el mundo de las rimas, y quiso hasta ser poeta. Definitivamente optó por el ajedrez y hasta hoy no lamenta su elección.

Cita del Gran Maestro

“El ajedrez me entretiene, algo que he logrado con el tiempo, porque al principio era muy competitivo. Lo que más me gustaba era ganar. Ahora trato de jugar relajado y eso me ayuda, porque tengo menos presión en las partidas, arriesgo más en las posiciones y lo disfruto sin pensar tanto en el resultado. Al final, es solo un juego”.

Influencia de otros campeones

Sobre los ajedrecistas que más influyen en él, dice haber estudiado a todos los campeones del mundo y respetarlos en su conjunto, porque en su época jugaban por encima del nivel de los demás. Sin embargo, siente predilección por el ruso, ya retirado, Anatoli Karpov, y admira al ucraniano Vassily Ivanchuk entre los que están en activo. También reconoce la genialidad de Garry Kasparov, conocido en el argot ajedrecístico como el Ogro de Bakú.

Estos gustos tienen mucho que ver con el estilo del joven de la villa del Mayabeque. Caracteriza su juego como bastante agresivo, porque siempre trata, desde la apertura, de complicar al máximo las posiciones.

Fuente