Instructores de arte

De EcuRed
Instructores de Arte
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
260px
Siglas o Acrónimo:IA
Fundación:1961 de 2000
País:Bandera de Cuba Cuba

Instructores de Arte. Son jóvenes graduados de la Escuela Nacional de Instructores de Arte creada por Fidel Castro en el mes de mayo de 1961, dotados de una vocación artística transmitiendo así sus conocimientos a la población de Cuba en el campo y la ciudad, haciendo que la cultura llegue a cada rincón de Cuba.

Contenido

Surgimiento

Fidel en su idea pidió además encaminar vocación y talento artístico, convencido de que estos podían defender los valores estéticos del pueblo, siendo esta la principal misión de la primera escuela de instructores de arte en Cuba, que efectúa su graduación en septiembre del año 1963.

A partir del año 1967 hasta finales del 1969, el déficit de recursos y las condiciones objetivas del centro no fueron favorables impidiendo la continuación de estudios, lo que trae como consecuencia una urgente graduación integral.

Instructores de Arte
Instructores de Arte

En el año 2000 se retoma la idea de la creación de nuevas escuelas de instructores de arte, una en cada provincia del país, con la misión de extender la cultura a todos los rincones de la isla para maximizarla y convertir a Cuba en el país más culto del mundo con el apoyo de más de 6000 instructores.

Historia

El 14 de abril de 1961 se inaugura la Primera Escuela Nacional de Instructores de Arte en Cuba (ENIA) con una matricula de 4 000 estudiantes, quienes trabajaron en la preparación de 3 000 jóvenes que ingresaron en la Escuela Nacional de Arte (ENA), convirtiéndose estos en la primera generación de artistas formados por la Revolución.

Esta primera ENlA surgió paralelamente a la Campaña Nacional de Alfabetización en medio de la Revolución Cultural que se desató a lo largo y ancho de la Isla. Los graduados de la ENlA debían encauzar las aptitudes y vocación por el arte de estudiantes, trabajadores, campesinos y amas de casa para convertir al pueblo en creador y materializar el pensamiento de Fidel cuando expresó: "El pueblo es el gran creador".

  • En la década del 70 la estrategia a seguir por la Política Cultural de la Revolución alternaba con la apertura de la matrícula de la ENA y la ENlA (según las necesidades del país).
  • En los años 80 Cuba se enfrenta a una realidad adversa, una parte importante de los jóvenes graduados de la ENlA habían abandonado su trabajo como Instructor de Arte, muchos porque se convirtieron en artistas profesionales. Se decidió crear las EPIA (Escuelas Provinciales de Instructores de Arte). Cada provincia trazó su estrategia para graduar la fuerza técnica que necesitaban las Casas de Cultura.

Por ello, durante esta década se producen 3 graduaciones. En el caso de La Habana, en 1983, uno de los titulados como Instructor de Artes Plásticas fue Francisco Martínez Villamil, ejemplo de instructor artista que se graduó en esta noble profesión, recibiendo numerosas distinciones como instructor y como artista (Primer Premio en la Bienal Internacional del Humor).

A finales de los 80 y en parte de la década del 90 surge y se desarrolla la ENIT (Escuela Nacional de Instructores de Teatro).

  • El Periodo Especial en la década del 90, como en tantas esferas, afecta la cultura. Desaparecen las escuelas Formadoras de Instructores, con excepción de la ENIT, esta fuerza técnica recibe un golpe demoledor. El éxodo de instructores graduados que por razones económicas causaron baja del Sistema Nacional de Casas de Cultura afectó uno de los logros más importantes de la Política Cultural de la Revolución Cubana y el más preciado fruto en la labor de los instructores: el Movimiento de Artistas Aficionados. De 400 000 artistas de este sector emplantillados en el país en los años 80, sólo quedaron 63 100 en 1995, atendidos por 531 Instructores de Arte, que a pesar de todo se mantuvieron ejerciendo en las Casas de Cultura.
  • En el año 2000 Fidel Castro, al frente del Grupo de Trabajo de la Batalla de Ideas, aprueba la creación de las nuevas Escuelas de Instructores de Arte y también orienta que de forma paralela en cada provincia se ofrecieran cursos de titulación para Instructores en Ejercicio. Esos técnicos cobraban como Promotores Culturales o eran artistas aficionados de calidad notoria que entraron a las Casas de Cultura en plazas de instructores no titulados.
  • Comienza a revertirse la dramática situación del arte aficionado y en el año 2003 asciende a 98 762 la cifra de artistas de los diferentes sectores poblacionales.
  • En el 2004, para júbilo de quienes trabajan en la orientación de los procesos de creación y apreciación del Arte y la Literatura, se produce la Primera Graduación de las EIA y simultáneamente también se gradúan los Instructores en ejercicio de teatro, danza y artes plásticas. Los de música se titulan un año después por ser más extenso el plan de estudios de esta especialidad.
  • Con la llegada de los instructores de arte, en Cuba, se consolida la escuela como institución cultural más importante de la comunidad, pues los resultados de su labor se reflejan en el seno de la familia y en toda la sociedad y el trabajo de estos profesionales se proyecta más allá de la institución escolar, dependiendo del vínculo con el resto de las instituciones culturales y sociales.

Diversos autores afirman que con la presencia responsable del instructor de arte, en la institución educativa se enriquece el sistema de trabajo con los niños, adolescentes y jóvenes. El camino que abren hacia la formación de la sensibilidad, la apreciación y la creación de las artes entre los más jóvenes, coincide con el propósito de crear una cultura general integral masiva en el pueblo de Cuba.

Objetivos fundamentales

En los momentos actuales los objetivos principales son impartir talleres de apreciación-creación en escuelas primarias, secundarias básicas, politécnicos de informática, escuela de conductas y pre-universitarios con el fin de convertirlas en los Palacios de Pioneros de la comunidad transformando su entorno sociocultural y creando un estilo propio donde se integre lo artístico, lo humano y lo patriótico para propiciar la asimilación de juicios críticos y gustos estéticos correctos desde la más temprana edad.
Música
Música

Los cincos objetivos fundamentales de los Instructores de Arte en las escuelas son:

  • 1.El desarrollo de Talleres de Apreciación y Creación con todos los alumnos del centro escolar.
  • 2. La atención a grupos y unidades artísticas de aficionados.
  • 3. Preparación técnica-metodológica del personal docente.
  • 4. La labor promocional de la cultura artística en la escuela.
  • 5. El mejoramiento del entorno sonoro visual de la escuela

La funciones del instructor de arte

La función docente del actual instructor de arte no minimiza su condición como conductor de procesos de creación artística ni se contradice con su papel como activista de la promoción cultural artística. Por el contrario, existe una relación muy estrecha entre estas tres facetas que se le reconocen a la profesión: la de educador, la de creador y la de promotor. Pero debe aceptarse que ejercer la docencia directa en el aula implica para los jóvenes instructores un extraordinario reto, atendiendo a su inexperiencia en este campo y a las propias exigencias que plantea la pedagogía del arte en cualquiera de sus variantes. Posee sus propios modos de actuación, campos de acción y esferas de influencia.

Modos de actuación

  • La dirección de la apreciación de las manifestaciones artísticas y la creación artística con aficionados
  • La promoción y la investigación sociocultural.

Campos de acción

  • Apreciación de las manifestaciones artísticas
  • Creación artística con aficionados
  • Cultura popular y tradicional
  • Promoción cultural

Esferas de influencia

  • Escuelas de todos los niveles de educación
  • Casas de Cultura
  • Otras instituciones y espacios para el trabajo cultural comunitario.

Los aspectos antes referidos permiten afirmar que: en esta profesión confluyen, coexisten y se complementan rasgos y dominios teóricos y prácticos presentes en otras profesiones como:

  • las del artista
  • el maestro de artes
  • el educador artístico
  • el promotor cultural
  • el investigador sociocultural

Elementos que caracterizan la labor del instructor de arte como conductor de talleres docentes, de apreciación y creación, con todos los alumnos del centro escolar

  • Exige una especial sensibilidad para asumir la preparación de públicos en el disfrute y la práctica de las artes.
  • Exige el dominio y aplicación de conocimientos psico– pedagógicos para el desarrollo del diagnóstico psicopedagógico y sociocultural que permita dar respuesta a determinadas necesidades educativas y culturales.
  • Demanda capacidad creativa y flexibilidad constantes para propiciar un ambiente afectivo donde se reconozcan los roles propios de la dinámica grupal, como espacio interactivo, de construcción conjunta, en el que se estimula el intercambio de saberes y de la expresión de las formas de sentir, pensar, decir y actuar.
  • Reclama una adecuada conducción del proceso apreciativo en el que se logre una coherente interacción entre los lenguajes específicos de las artes y el análisis del contexto histórico, político, social y artístico del autor y su obra.

Elementos que caracterizan la naturaleza de la labor del instructor de arte como conductor de procesos de creación artística con aficionados

  • Es una labor que se enfoca al mismo tiempo hacia: el adiestramiento técnico, el estímulo a la creatividad personal / grupal y el desarrollo de la sensibilidad y el interés real por el arte.
  • Su propósito es despertar y/o encauzar una afición, transformando la inclinación primaria o espontánea por un arte en la práctica sistemática de ese lenguaje artístico.
  • Se sirve de referentes artísticos y procedimientos ya establecidos por la práctica profesional artística o por la de instructores de otras generaciones.
  • Demanda un alto grado de iniciativa creadora, un instinto renovador y un ímpetu elaborativo.
  • Exige el dominio y aplicación psico– pedagógicos para enfrentar las disímiles situaciones que se presentan en el tratamiento de las individualidades o colectividades creadoras.
  • Es una labor en la que se concreta la afirmación de potencialidades creadoras del instructor y la de los aficionados.

El instructor de arte: un singular promotor de la cultura

  • Ejerce la promoción por distintas vías o formas que interactúan: (animación, creación, enseñanza, divulgación, investigación, programación, educación artística)
  • Ejerce la promoción por distintas vías o formas que interactúan: (animación, creación, enseñanza, divulgación, investigación, programación, educación artística)
  • Investiga, defiende y preserva la cultural artística y la cultura general, las tradiciones y los valores culturales.
  • Actúa en diferentes escenarios o contextos: escuelas, barrios, casas de cultura, otras instituciones sociales o económicas, espacios públicos, festivales, eventos científico– prácticos, cruzadas, campañas, concursos y espacios de difusión.
  • Es el profesional de la promoción cultural que de forma más directa, activa y sistemática trabaja en la formación de públicos.
  • La iniciativa creadora y promocional de los instructores de arte debe vincularse en los distintos contextos con otros entes o figuras de potencial fuerza cultural como: líderes comunitarios, maestros, bibliotecarios, creadores, promotores, padres, trabajadores sociales, presidentes de Consejos Populares, educadores populares.

La comprensión de las peculiaridades de esta profesión permite concebir su formación inicial y permanente de un modo más coherente y contextualizada a las demandas de este profesional para cumplir con su encargo social, en la que debe expresarse la necesaria armonía entre su proyección artístico-creadora y la social-pedagógica del instructor de arte.

Brigada José Martí

La brigada surge por la necesidad de agrupar a los instructores en una organización orientada políticamente por la UJC para responder al llamado de la Revolución.

Brigada José Martí
Brigada José Martí

La Brigada José Martí queda constituida el 20 de octubre del 2004 por Fidel Castro Ruz, en el acto nacional de graduación del primer Ejército de Instructores de Arte, celebrado en Villa Clara, graduándose en la primera graduación 256 estudiantes, en la segunda graduación 206 y en la tercera graduación 290 para un total de 752 instructores distribuidos por las siguientes especialidades:

El segundo proceso político más importante para la Brigada fue la firma del Código de Ética el 19 de mayo del 2005, que se realizó en todos los municipios de la provincia y en lugares de gran significación histórica.

Principales Actividades

  • Impartir talleres de apreciación- creación en las diferentes manifestaciones del arte.
    Artes Plásticas
    Artes Plásticas
  • Conformar unidades artísticas dónde los estudiantes con vocación artística tienen la posibilidad de desarrollar su talento.
  • Participación en festivales de OPJM, FEEM, FEU.
  • La inserción del instructor de arte en todas las comunidades para de esta manera llevar la cultura a nuestro pueblo.
  • Inserción de los instructores de arte como Artistas aficionados en todo el movimiento cultural de la provincia.
  • Atención a los centros penitenciarios.
  • Espectáculos infantiles con las unidades artísticas.
  • Acciones e intercambios de experiencias entre la Brigada "José Martí" y la EIA.
  • Atención a Círculos infantiles y Círculos de abuelos.
  • Presentaciones del Destacamento de Vanguardia por diferentes escuelas primarias con actividades infantiles.
  • Presentación de espectáculos para el Proyecto Esperanza en la Escuela Formadora de Trabajadores Sociales.
  • Talleres de intercambio de experiencias a nivel de distrito, municipio, provincia y nacional.
  • Jornadas científicas a nivel de distrito, municipio y provincia.
  • Festivales de los instructores de arte como artistas aficionados.
  • Encuentros con diferentes proyectos culturales.

Responsabilidad de un instructor

La responsabilidad de cada instructor de arte se explicita en el respeto a la autoridad y a las atribuciones que le corresponden a quienes los dirigen, perfeccionándose profesionalmente, responsabilizándose con la programación y la ejecución no solo de los talleres sino además de las actividades artísticas en las instituciones educativas.

Labor de instructores de Guantánamo
Labor de instructores de Guantánamo

Fidel Castro los define:

Que los instructores de arte tienen una tarea muy importante que cumplir con la Revolución, que los ha preparado para ella y que no los encadena por toda la vida, el autor considera que son artistas formadores de patriotas, formadores de revolucionarios y formadores de excelencias en el arte, en eso consiste su tarea, aunque es importante precisar que con las excepcionales cualidades que tienen algunos, pueden llegar a ser grandes artistas.¨

Fuentes

Bibliografía


--Octavio.cult 12:23 23 feb 2012 (CST)