José Lecticio Salcines

De EcuRed
José Leticio Salcines Morlote
Información sobre la plantilla
Nacimiento7 de mayo de 1889
Guantánamo, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento1974
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónArquitecto e Ingeniero
Obras destacadasPalacio de Salcines, Plaza del Mercado, el Colegio Sagrado Corazón de Jesús (hoy La Salle)
José Lecticio Salcines Morlote. Graduado de Arquitecto, Ingeniero Civil y Eléctrico en 1913 en la Universidad de La Habana, es el profesional a quien se deben las más relevantes obras arquitectónicas de la provincia de Guantánamo.

Contenido

Síntesis biográfica

El 7 de mayo de 1889, nace en Guantánamo primogénito del matrimonio integrado por Florentino y Dolores, quien pocos años después se convertiría, en una figura excepcional que sobrepasó las fronteras de su país.

Poseedor de una aguda inteligencia, Salcines matricula en la Universidad de La Habana la carrera de Arquitectura, vinculada entonces a la Ingeniería Eléctrica y Civil, lo que le permitió, una vez concluidos sus altos estudios, manifestarse en diversos campos.

Trayectoria profesional

Entre los años 1914 y 1919, realiza obras monumentales en el estilo ecléctico, tales como el Palacio de Salcines, un bello y cómodo castillo que utilizó como vivienda; la Plaza del Mercado, el edificio de la Guantánamo Sugar Company, frente al Parque 24 de febrero, y el colegio Sagrado Corazón de Jesús, actualmente la secundaria Pedro A. Pérez, obras que podemos admirar que resaltan por su calidad constructiva.

En 1916 es designado Arquitecto e Ingeniero Municipal y presenta su proyecto de alumbrado eléctrico de la ciudad de Guantánamo y el poblado de la Localidad de Jamaica, en combinación. Para 1922 expone un proyecto de aprovechamiento hidráulico del Río Yateras con fines sociales y a partir del mismo se construye el primer acueducto para abastecer a la ilegal base naval que el gobierno norteamericano mantiene a la fuerza en territorio guantanamero. Aunque no fueron ejecutados, proyectó el ferrocarril de Baracoa en 1925, y la construcción de represas e hidroeléctricas en los ríos Yateras, Jaibo, Guantánamo y Baconao, para suministrar agua a Santiago de Cuba y al valle de Guantánamo, obras consideradas de gran valor.

Lo nombran Presidente del Comité de Salubridad Pública y Mejoramiento de Guantánamo en 1938, y durante la década del 40 realiza varios viajes al extranjero. En 1947 es designado subdirector del Patronato.

En su trabajo arquitectónico de los años 1940-1945, emplea el Estilo art-decó en obras como la Casa Parroquial y el Hotel Rossevelt, actualmente Hotel Brasil, sometido a un profundo programa reconstructivo.

Participa en el IV Congreso de Ingeniería de Cuba, celebrado en La Habana en julio de 1949, donde presentó su “Proyecto de Uso Múltiple”, recibiendo elogios de reconocidos ingenieros hidráulicos. Luego lo expuso en el I Congreso de Ingeniería efectuado en Río de Janeiro, Brasil, donde fue aprobado y premiado.

A principios de 1960 se traslada a La Habana, donde continúa sus trabajos arquitectónicos, imparte conferencias en la Universidad y dirige nacionalmente la sección hidráulica del Ministerio de Obras Públicas. Luego se convierte en asesor del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Su obra se resume en más de 300 proyectos de arquitectura para la ciudad durante cuatro décadas de trabajo; su formación como arquitecto bajo los cánones del “Beaux Arts” le permitió desarrollar sus mejores proyectos en el periodo conocido como ecléctico, donde fundió con sorprendente coherencia sus obras con la escultura, utilizando para ello a maestros de obras catalanes que llegaron a la ciudad desde los primeros años del Siglo XX.

Etapas de su obra

Sus obras eclécticas han sido divididas en dos etapas, una denominada como Eclecticismo mayor, donde aparecen sus obras monumentales como el propio Palacio familiar, la Plaza del Mercado y otras que han servido de hitos en la imagen urbana de la ciudad. Una segunda, denominada Eclecticismo menor en que Salcines trató con profundidad el tema de la vivienda, la persistencia de valores tradicionales cubanos como el patio interior en las “nuevas” viviendas eclécticas y la adaptabilidad de estas al antiguo perfil urbano. Admirador y amigo personal del arquitecto santiaguero Joaquín Segrera, perteneció al grupo de profesionales que cultivaron en las primeras décadas de la república naciente los monumentos eclécticos.

Trascendencia

La obra general de este importante arquitecto trascendió el Eclecticismo, el Art-Decó y tuvo no pocas realizaciones dentro del movimiento racionalista en la ciudad, entre las que se encuentran cines, hoteles de ciudad, laboratorios médicos e innumerables viviendas. Algunas de estas obras son ejemplos en la ciudad, otras no pudieron ser ejecutadas, pero su documentación es testigo de los importantes valores arquitectónicos que poseían.

Si importante para la ciudad de Guantánamo fue su trabajo como arquitecto, preocupado además por elaborar regulaciones urbanas que no deterioraran la imagen de la ciudad ante la explosión demográfica que se venía experimentando, su vasta obra ingenieril lo destacaron como reconocido hidráulico.

Falleció en La Habana en 1974, al servicio de la Revolución.

Fuentes