Saltar a: navegación, buscar

Josip Broz

(Redirigido desde «Josip Broz Tito»)
Para otros usos de este término, véase Tito (desambiguación).
Josip Broz
Información sobre la plantilla
Mariscal tito.jpg
Nacimiento7 de mayo de 1892
Zagorje, Bandera de Croacia Croacia
Fallecimiento8 de mayo de 1980

Mariscal Tito (Josip Broz). Político y militar de origen croata. Líder de la Liga de los comunistas y de la República Federativa de Yugoeslavia hasta su muerte.

Síntesis biográfica

Nació el 7 de mayo de 1892 en Kumrovec, Croacia, por entonces parte del Imperio Austrohúngaro, en un área llamada Zagorje. Fue el séptimo hijo de Franjo Brozovic y Marija Javeršek. Su padre era croata, mientras que su madre era eslovena. Después de pasar sus primeros años con su abuela materna en Podsreda (actualmente Eslovenia), entró en la escuela de primaria de Kumrovec, la cual dejó en 1905.

Trayectoria laboral

En 1907, fuera del ambiente rural, empezó a trabajar como aprendiz de cerrajero en la ciudad de Sisak. Allí comenzó a interesarse por el movimiento obrero y celebró su primer Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo del 1970.

En 1910, se incorporó a la Unión de Trabajadores de la Metalurgia y al Partido Socialdemócrata de Croacia y Eslovenia. Entre 1911 y 1913, Broz trabajó por breves periodos en Kamnik, Eslovenia, Cenkovo, Bohemia, Múnich y Mannheim, las dos en Alemania, donde trabajó para la fábrica de automóviles Benz. Más tarde fue a Viena donde trabajó en Daimler como conductor de pruebas.

En todos estos trabajos demuestra interés por el mundo sindical, acudiendo a manifestaciones y formando parte de huelgas por los derechos de los trabajadores. Se cree que con 20 años se casa con Marusa Novakova y tienen un hijo, Leopard Novakov, pero este hecho no está plenamente comprobado.

Trayectoria militar

En otoño de 1913 entra a formar parte de la Armada Imperial Austrohúngara. Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial es enviado a Roma. Lo arrestaron en la prisión de Petrovaradin por realizar propaganda contra la guerra. En 1915 es destinado a Galicia, en Europa central, para luchar contra Rusia. Estando en Bukovina un proyectil de un obús le hiere el omóplato.

En abril los rusos capturan a todo su batallón. Broz pasa unos meses en un hospital a causa de su herida, y luego es trasladado a un campo de trabajo en los Montes Urales. Organizó manifestaciones entre los prisioneros de guerra, lo que le valió volver a ser arrestado. Más tarde escapó y se alistó al Ejército Rojo en Omsk, Siberia. Al año siguiente ingresa en el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, que más tarde se transformaría en el Partido Comunista de la Unión Soviética.

En los siguientes años Tito organiza distintas manifestaciones y discursos, lo que le costó estar en la cárcel desde 1928 a 1933. En 1936, cuando se encontraba en París, organizó una oficina de reclutamiento en la rue Lafayette, para las Brigadas Internacionales que apoyaron a la Segunda República Española durante la Guerra Civil.

En 1937 fue nombrado secretario general del Partido Comunista de Yugoslavia. En este periodo continuó la política del Komintern de Stalin, criticando el fascismo en Italia y el nazismo germánico. Al estallar la II Guerra Mundial, Josip Broz, conocido ya como Tito, organizó el NOVIPOJ (Ejército Popular de Liberación y Separación Partisana de Yugoslavia), con el que combatió al III Reich y al estado títere de la Croacia Ustachá.

En 1945, tras la liberación de Yugoslavia de la opresión nazi, Tito ejerció el cargo de Mariscal de Yugoslavia y dirigió el Estado hasta su muerte en 1980. Durante sus 35 años de mandato son conocidas sus discrepancias con el gobierno Soviético y su política de no-alineamiento, fu fundador del Movimiento de Países no Alineados.

Muerte

Su funeral, el 8 de mayo de 1980, en Liubliana, Eslovenia, atrajo muchos estadistas del mundo. Entre ellos cuatro reyes, treinta y un presidentes, seis príncipes, veinte y dos primeros ministros, y cuarenta y siete Ministros de Relaciones Exteriores.


En el momento de su muerte, la especulación comenzó sobre si sus sucesores podrían manteniendo unida Yugoslavia. Las divisiones étnicas alentadas por Occidente hicieron estallar en una serie de guerras en Yugoslavia una década después de su muerte.

Fuentes