Saltar a: navegación, buscar

Martillo Crepuscular

Twilight Hammer
Información sobre la plantilla
Raza de World of Warcraft
TwilightsHammer.jpg
Estandarte del Clan Twilight Hammer
Creador (es):Blizzard Entertainment
Características
Hábitat:Ahn'Qiraj, Blackrock Mountain, Grim Batol, Ulduar, Ahn'kahet: El Antiguo Reino
Forma de gobierno:Horda
Raza a la que pertenece:Orco (WoW)
Personajes clave:Cho'gall el Ogro-Mago

Martillo Crepuscular (Twilight Hammer) (también conocido como el Culto Crepuscular o el Culto del Martillo Crepuscular) es una organización creada durante la Segunda Guerra cuyo objetivo es provocar el fin del mundo. En este sentido, siguen unos preceptos muy parecidos a los del Culto de los Malditos.

Historia

Error al crear miniatura: Falta archivo
Twilight's Hammer
La historia del Clan Martillo Crepuscular se empieza a forjar con Cho’gall, el primer ogro mago. Este ogro se hizo con el poder de un antiguo clan orco después de que su predecesor fuera ejecutado por desobediencia a manos del Consejo de las Sombras. El nombre del clan paso a ser Martillo Crepuscular, censurando y eliminando toda referencia al antiguo nombre y al anteriormente “destituido” señor del clan. Ya bajo el mandato de Cho’gall, una visión nihilista y destructiva sobre toda la creación fue apoderándose del clan.

Durante la Segunda Guerra, obsesionado con la creencia de que la Horda seria el presagio de un destino apocalíptico que asolaría todas las tierras, el Martillo Crepuscular sintió una profana satisfacción por la destrucción que podrían llevar a cabo. Gracias a la astucia del ogro mago Cho’gall, el clan había tejido unos fuertes lazos con Gul’dan y su clan, los Cuervotormenta. Aun así su lealtad a la Horda nunca llegaría a ser tan fuerte como la devoción que tenían en su misión apocalíptica de llevar al mundo al olvido.

Tras llegar a Azeroth el clan Martillo Crepuscular, junto al clan Vacío Sangrante bajo el mando de Kilrogg Ojomuerto, lideró las hordas orcas en el primer ataque a las murallas de Ventormenta. La batalla fue desastrosa, la Horda no era consciente de la resistente persistencia con la que se encontraron. Ambos líderes se culparon mutuamente, puede que fuera posible que Kilrogg Ojomuerto planeara ese primero asalto para intentar librarse del clan rival (una practica común en la primitiva Horda).

Cho’gall sobrevivió a la llegada y caída de poder de Manonega, y a la destrucción del Consejo de las Sombras por parte de Orgrim Martillo maldito. El ogro cumplió la voluntad de Martillomaldito la cual, junto a Gul’dan, le mandaba a reclutar ogros y traerlos a través del Portal para reforzar la relación entre los clanes. Después Cho’gall y su clan fue relevado de la primera linea de batalla a la vigilancia de las refinerias de aceite en Tol Barad.

Cuando Gul’dan descubrió la Tumba de Sargeras, Cho’gall creyó que era el principio del tan deseado Armagedón, que aparecería con la apertura de los secretos que la tumba guardaba. Considerando esta acción como un acto de traición, Orgrim Martillomaldito ordeno destruir todos los clanes implicados. Los ejecutores nunca llegaron a matar al ogro mago, ya que supuestamente murió en una dura batalla, pero en verdad había escapado junto a sus mas leales sirvientes para reagruparse en espera de su hora. Después de la purga, aquellos adeptos del Martillo Crepuscular, Cuervotormenta y Rocanegra que perecieron en la batalla, fueron levantados de nuevo como no-muertos y estuvieron vagando hasta que Maiev Cantosombrío los mandó de nuevo a la tumba.

Actividades en la actualidad

Mientras la verdad sobre el cómo paso todo se mantiene en el misterio, el Martillo Crepuscular moderno mantiene la naturaleza destructiva del clan de Cho’gall, pero no mucho mas. A parte del inamovible afán por destruir todo lo viviente, los adeptos de este culto proscrito parece que les ha afectado la influencia reptante de los Antiguos Dioses.

De alguna manera, alguno de los Antiguos Dioses ha conseguido hacer del clan su estandarte, y desde entonces, las filas y el poder del clan se han incrementado preocupantemente. Incluso humanos y otros miembros de la Alianza cayeron al servicio de los señores elementales y ayudar a la causa que ellos representan, la destrucción de todo Azeroth. Los grupos mas numerosos del Martillo Crepuscular ahora campan por los lugares donde ellos creen que los Antiguos Dioses y sus sirvientes fueron sellados. Muchos fueron los que esperaron para despertar a C’thun en Silithus, y otros sirvieron a Ragnaros en su reinado en las profundidades de Rocanegra. Los demás grupos del culto se pueden encontrar repartidos por todas las partes del mundo relacionadas de alguna manera con los Antiguos Dioses. Así podemos encontrarlos en la Costa Oscura, donde la gran Guja se mantiene atravesada en el cráneo de un Antiguo Dios muerto. En Vallefresno su presencia se concentra las Cavernas de Brazanegra, donde adoran a la antigua bestia Aki’mai, una de las mascotas de los Antiguos Dioses. O en Azjol-Nerub, en el viejo reino de Ahn’kahet, adorando a Yogg-Saron y sus fieles Ignotos.

En la expansión La Ira del Rey Lich, podemos ver que el culto ha quedado un poco olvidado, pero con la llegada del Cataclismo el fervor vuelve a hervir en los corazones de sus discípulos. Parece que ahora se estan volviendo a ver grandes reuniones del culto Martillo Crepuscular en Infralar y las Tierras Crepusculares (la zona anteriormente conocida por Grim Batol). Estas dos zonas cojeran gran importancia con el futuro despertar de Alamuerte, puesto que son donde reside el Vuelo Negro.

Segunda Guerra

Error al crear miniatura: Falta archivo
Martillo
Obsesionada con la idea de que la Horda era quien traería el apocalipsis a las tierras por donde pasara, el Martillo Crepuscular sintió una gran satisfacción con toda la destrucción que le rodeaba. Liderados por el astuto Mago ogro Cho'gall, el Martillo Crepuscular había fortalecido los lazos con Gul'dan y el Stormreaver clan. Su lealtad a la Horda pues, no era tan fuerte como sus creencias en su misión de destrucción.


Tras llegar a Azeroth, el Martillo Crepuscular junto al Bleeding Hollow clan bajo la comandancia de su lider Kilrogg Deadeye, participaron en el primer ataque contra la fortaleza de la ciudad humana de Ventormenta. Los resultados fueron decepcionates para la Horda que no esperaba una resistencia militar y sufrió una severa derrota de la que Kilrogg y Cho'gall se culparon mutuamente.

Cho'gall sobrevivió a la llegada y caída de Blackhand, y a la destrucción del Consejo de la sombra. Sirvió con utilidad a Orgrim Doomhammer que, al igual que Gul'dan, deseaba traer a los ogros a través del Portal Oscuro para reforzar el civismo entre los clanes orcos. Cho'gall fue destinado a Tol Barad donde recibió la tarea de supervisar las refinerías de combustible. Cuando Gul'dan descubrió la Tumba de Sargeras, Cho'gall pensó que podía ser el heraldo del Apocalipsis y se apresuró a descubrir sus secretos dejando sola a la Horda que se encontraba en esos momentos en Lordaeron. Orgrim ordenó que los clanes traidores fueran destruidos y mientras se pensaba que Cho'gall había muerto en la batalla posterior, más tarde se supo que había escapado con lo que quedaba de su ejército para escronderse y ganar tiempo.

World of Warcraft

Mientras no se aclaraba la verdad sobre lo sucedido con los líderes del clan, lo que quedó del Martillo Crepuscular siguió aplicando las enseñanzas destructivas de Cho'gall. Su número se ha incrementado drásticamente y sus miembros se dividen entre los que esperan la llegada de C'Thun en Silithus y los que sirven a Ragnaros en las Profundidades de Roca Negra junto a los Enanos Hierro Negro. Todos esperan que la llegada de su señor destruya Azeroth y les ayudan para conseguirlo. El Martillo Crepuscular también tiene presencia en otros lugares con menos peligro aparente para el fin del mundo como Maraudon o las Cavernas Brazanegra donde se encuentra Aku'mai una hidra que sirve a los Dioses Antiguos. No lejos de allí, en Costa Oscura, el culto se puede encontrar en la Espada del Maestro, junto al esqueleto de un Dios Antiguo muerto hace siglos. Han enviado emisarios a muchos lugares con el fin de propagar su religión esperando captar adeptos de cualquier raza para emplearlos en sus numerosas clases, desde simples guerreros a magos de las sombras.

Las ciudades principales de Azeroth tampoco están a salvo de la presencia del Martillo Crepuscular. En Forjaz, Gerrig Agarrahueso presta ayuda a los miembros del culto, ayudándolos a encontrar a la Princesa Myzrael, mientras que el Vigilante Bel'dugur en Entrañas trabaja en secreto para la secta.

Wrath of the Lich King

World of Warcraft: Wrath of the  Lich  KingEl Martillo Crepuscular tiene preencia en Rasganorte donde se pueden localizar a miembros del culto en Ahn'kahet liderados por Jedoga Shadowseeker y Ulduar bajo las órdenes de Descent into Madness, movidos por la presencia del Dios Antiguo Yogg-Saron ayudados por los ignotos. Su emblema también se ha visto en el Santuario Rubí.

Cataclysm

Tras la derrota de C'thun en Ahn'Qiraj por parte de los aventureros mortales de Azeroth ayudados por miembros de los vuelos Rojo, Azul y Verde, Cho'gall se instaló en el Templo de Ahn'Qiraj donde trató de devolver a la vida al Dios Antiguo. Sin embargo fue descubierto y derrotado por Med'an y el Concilio de Tirisfal.

Cuando Alamuerte entro en escena desde Infralar, el Martillo Crepuscular vio una nueva oportunidad para servir al Aspecto de la Muerte y ayudarlo a destruir Azeroth. Tras establecerse en la antigua fortaleza enana de Grim Batol y los alrededores de las Tierras Altas Crepusculares, se plegaron a las órdenes de Cho'gall provocando todo el caos que les fue posible. Para ello no dudaron en asociarse con otras organizaciones cuyos intereses estaban lejos de desear la paz. Por una parte acogieron al peligroso Vuelo Crepuscular entre sus filas y por otro ayudaron a los naga en su conflicto contra Neptulon además de intentar sabotear la reconstrucción del Pilar del Mundo. Los emplazamientos clásicos del culto como la Montaña Rocanegra, han fortalecido la presencia de cultores en las Cavernas Rocanegra donde algunos han sido transformados en dragonantes y otras nuevas zonas como Uldum también han aparecido con presencia del Martillo Crepuscular, reconfigurando junto a los tol'vir el interior de la pirámide del Bancal del Hacedor para convertirla en una superarma capaz de destruir toda la vida de Azeroth.

Las acciones del Martillo Crepuscular no solo tratan de ejercer mal por ellas mismas sino también realizando saboaje y sacando provecho del enfrentamiento entre facciones enemigas. Varios sucesos acaecidos en Vallefresno no fueron sino una estrategia muy estudiada para enfrntar a la Alianza y la Horda. Tras la muerte de Cho'gall, una enigmática figura conocida como el Padre Crepuscular ha tomado las riendas de la organización.

Fuerza Militar

Toda la carencia de entrenamiento militar del Martillo Crepuscular lo compensa con el fervor de sus fieles. Cada miembro está dispuesto a morir por el culto, creyendo ferviertemente que los Dioses Antiguos les recompensarán por su sacrificio. Los miembros de los escalafones más inferiores son en su mayoría bárbaros, pícaros y guerreros sin poder mágico. A medida que se asciende de rango en la organización se ve que los lanzadores de hechizos es la clase más común con un poder que aumenta hasta llegar al de los señores crepusculares. La mayoría de lanzadores de hechizos son arcanistas y especialmente elementalistas.

La estructura piramidal de la organización protege a aquellos que se encuentran en su cima. A medida que un miembro va superando etapas y sus acciones heroicas suponen grandes beneficios para el culto, va pasando de iniciado de más bajo nivel a las zonas más secretas del templo. En lo más profundo del mismo, los líderes del círculo de poder pueden elegir no participar en la lucha si la secta no está bajo una amenaza mortal. En otras palabras, preservan su propia vida y metas. Si un intruso llegar al interior del templo, sus fuerzas estarían mermadas por la gran cantidad de cultores a los que se habría tenido que enfrentar y, en teoría, sería una presa fácil para el señor crepuscular se ocupara de él, impresionando de paso a sus seguidores. En el caso de que el Martillo Crepuscular decidiera atacar a otra organización, sus tacticas ofensivas diferirían de las defensivas.

Los miembros de más bajo nivel serían usados como exploradores mientras que la fuerza bruta iría dirigida en oleadas incrementando el poder de ataque hasta que el enemigo quedara exháusto y entrara en escena el señor crepuscular o alguien que actuara en su nombre - para reclamar la victoria final. El Martillo Crepuscular rara vez usa tácticas tan abiertas de ataque ya que prefire extorsionar y amedrentar a quien se cruce en su camino usando para ello tácticas de sabotaje, secuestro, asesinato ya sea de manera sutil o bien dejando claro quien es el responsable.

Líderes y aliados

  • Cho'gall Líder del Martillo Crepuscular y sirviente de C'Thun.
  • Skullcrusher the Mountain la mano derecha de Cho'gall y tras él, el que ostenta mayor rango en el clan.
  • El Padre Crepuscular, toma las riendas del culto tras la muerte de Cho'gall.
  • El Profeta Crepuscular, una misteriosa persona que ordenó la muerte de Thrall.
  • Señor del Concilio Crepuscular
  • Vyral the Vile líder del Martillo Crepuscular en Silithus y presumiblemente el segundo comandante del clan.
  • Jedoga Shadowseeker líder del Martillo Crepuscular en Rasganorte (Ahn'kahet y Ulduar) y sirviente de Yogg-Saron
  • Twilight Lord Kelris comandante del Martillo Crepuscular en las Cavernas de Brazanegra.
  • Gor'kresh es un discípulo de Cho'gall y líder de los ogros Mo'grosh, vasallos del culto.
  • Fandral Corzocelada líder de los Druidas del Fuego, una secta de elfos de la noche fieles a Ragnaros.

Miembros importantes

El Martillo Crepuscular aparece en el WoW clásico para reaparecer en Cataclysm, dos expansiones después. Debido a la diferencia de importancia y nivel de sus miembros se procede a separarlos bajo esta clasificación.

Fuentes