Saltar a: navegación, buscar

Kilrogg Mortojo (World of Warcraft)

(Redirigido desde «Kilrogg Deadeye»)
Kilrogg Deadeye
Información sobre la plantilla
Personaje de Ficción
Kilrogg.jpg
CreadorBlizzard Entertainment
Obra a la que perteneceWorld of Warcraft
ResidenciaClan Bleeding Hollow
Otros nombresJefe del clan Bleeding Hollow
OcupaciónGuerrero orco

Kilrogg Mortojo o Kilrogg Deadeye es un personaje de ficción del Mundo de Warcraft (World of Warcraft) creado por la compañía de videojuegos Blizzard Entertainment. Fue un guerrero orco legendario y jefe del poderoso clan Bleeding Hollow. Se le dice Deadeye porque perdió el ojo derecho.

Biografía

Cuando Gul'dan prometió ilimitada fuerza y poder a los jefes de los clanes orcos, Kilrogg fue uno de los primeros en aceptar la oferta, bebiendo la sangre de Mannoroth y llenándose de fuerza e ira demoníaca.

Primera Guerra

Ya mayor, Kilrogg Deadeye estaba más indispuesto a desperdiciar vidas en el combate. En la política orca, los viejos orcos se tornaban más pragmáticos, que erróneamente se tomaba como cobardía por las generaciones jóvenes. Antes de la invasión a Stormwind, Kilrogg había matado a tres de sus hijos y a dos nietos que creyeron que podrían liderar el clan mejor que Kilrogg.

En el inicio de la Primera Guerra, el clan Bleeding Hollow participó en el primer ataque al castillo junto al clan Twilight Hammer de Cho'gall. Este primer ataque fue un desastre para los orcos, y Kilrogg y Cho'gall se echaban la responsabilidad el uno al otro. Una grieta amenazaba con fraccionar la Horda incluso en las primeras acciones de la conquista de Azeroth. Gul'dan intervino rápidamente para sofocar el problema renombrando a Blackhand como Jefe de Guerra de la Horda.

Segunda Guerra

Kilrogg luchó bajo las órdenes de Blackhand, y luego bajo el mandato de Orgrim Doomhammer. En la Segunda Guerra, su clan se estacionó en todo Khaz Modan, donde se controlaban las bases de minería y operaciones de refinación de petróleo de la Horda. Luego de la traición y huida de Gul'dan, Orgrim Doomhammer fue obligado a retroceder a Khaz Modan luego de enviar gran parte de la Horda para asesinar al traidor por el honor de los orcos, Deadeye fue uno de los pocos que aceptó esta decisión.

La guerra culminó con la destrucción del Portal Oscuro y la derrota de los orcos; el viejo Kilrogg se negaba a rendirse, incluso después de la captura de Doomhammer. Kilrogg escapó y evitó ser capturado junto a su clan por las fuerzas de la Alianza.

Invasión de Draenor

Kilrogg no tuvo ningún contacto con la Alianza durante dos años. Al igual que la mayoría de líderes orcos restantes, fue invocado al lugar del Portal Oscuro para descubrir que Teron Gorefiend había vuelto a abrir el portal y la Horda se había unido bajo las órdenes de Ner'zhul. El conocimiento de Kilrogg en cuanto a asuntos de Azeroth permitió a Ner'zhul y a Teron formular un plan para el siguiente movimiento. Kilrogg, junto a sus camaradas Grom Hellscream y Kargath Bladefist, volvieron a Azeroth para robar ciertos objetos de poder necesarios para ayudar a Ner'zhul en su plan.

Mientras se dirigían desde la Ciudadela del Fuego Infernal al Templo Oscuro para iniciar el ritual; Ner'zhul, acompañado por Kilrogg y Teron Gorefiend, se detuvieron en la necrópolis en ruinas de Auchindoun, Kilrogg sentía que algo malo iba a ocurrir ahí. Finalmente, aceptó tomar un descanso en las ruinas antes de dirigirse a su destino en el Valle Sombraluna.

Fue ahí, en las profundidades del Laberinto de las Sombras cuando Kilrogg conoció la muerte en persona. En un duelo con el comandante de la Alianza Danath Trollbane, falleció cuando el comandante le incrustó la espada en la garganta aprovechando que el jefe estaba casi ciego. Aún con la garganta destrozada y abierta, declaró con su sangre que regresaría con sus ancestros y que la Horda viviría. Sus ojos quedaron estáticos y se desplomó en el suelo.
La tenacidad de Kilrogg aún vive en su hijo, el mag'har Jorin.

Fuente