Saltar a: navegación, buscar

Neumonía

Neumonía
Información sobre la plantilla
Neumonía6.jpeg
Clasificación:enfermedad infecciosa e inflamatoria
Agente transmisor:bacterias, Virus, Hongos

La neumonía, pulmonía o neumonitis es una enfermedad infecciosa e inflamatoria que consiste en la infección de los espacios alveolares de los pulmones.


Trastornos que Causa la neumonía

La neumonía puede afectar a un lóbulo pulmonar completo, a un segmento de lóbulo, a los alvéolos próximos a los bronquios o al tejido intersticial, la neumonía hace que el tejido que forma los pulmones, se vea enrojecido, hinchado y se torne doloroso.

La neumonía puede ser una enfermedad grave si no se detecta a tiempo y puede llegar a ser mortal, especialmente entre personas de edad avanzada y entre los inmunodeprimidos. En particular los pacientes de sida contraen frecuentemente la neumonía por Pneumocystis

Las personas con fibrosis quística tienen también un alto riesgo de padecer neumonía debido a que continuamente se acumula fluido en sus pulmones.
Los enfermos de neumonía infecciosa a menudo presentan una tos que produce un esputo verdoso o amarillo, o flema y una fiebre alta que puede ir acompañada de escalofríos febriles. La disnea también es habitual, al igual que un dolor torácico pleurítico, un dolor agudo o punzante, que aparece o empeora cuando se respira hondo. Los enfermos de neumonía pueden toser sangre, sufrir dolores de cabeza o presentar una piel sudorosa y húmeda. Otros síntomas posibles son falta de apetito, fatiga, piel azul, náuseas, vómitos, cambios de humor y dolores articulares o musculares.

Neumonía en Cuba

En Cuba, a pesar de todos los logros obtenidos en el campo de la salud, las neumonías en su totalidad ocupan la quinta causa de muerte, y la primera entre las enfermedades infecciosas, con tasas que han oscilado entre los 30 y 45 fallecidos por cada 100 000 habitantes anualmente en los últimos 30 años; así mismo, durante el 2001 fue la primera causa de muerte en pacientes ingresados en instituciones de salud con un comportamiento similar tanto la incidencia y mortalidad que lo visto en otros países del mundo.

La habana recientemente creó una novedosa vacuna intramuscular para prevenir infecciones por "Haemophilus influenzae tipo B," una bacteria que ocasiona trastornos en niños menores de cinco años por neumonía y meningitis.
La tecnología principal para crear esta vacuna, elaborada a partir de antígenos sintéticos, fue patentada de manera conjunta en 1999 entre la Universidad de Ottawa, en Canadá, y la Universidad de La Habana.

"Actualmente está en proceso de patentes en otros países y comenzará a ponerse en práctica en enero en Cuba," dijo Vicente Vérez, jefe del Laboratorio de Antígenos Sintéticos de la Facultad de Química de la Universidad de La Habana.
Vérez dijo en conferencia de prensa que existe una vacuna similar contra esta bacteria elaborada por el método convencional, que se importa a la isla desde 1999, pero resulta muy costosa. No precisó las cifras de los costos de importación.

Según el especialista cubano, la bacteria es responsable de casi la mitad de las infecciones bacterianas que padecen los niños menores de cinco años en el mundo y de la muerte anual de cerca de medio millón de infantes.
Para lograr esta vacuna --explicó-- fue necesario reproducir por síntesis química moléculas bioactivas que hasta ahora se obtenían sólo en el mundo mediante cultivos bacterianos.

"Esta vacuna se aplicará en niños de dos, cuatro y seis meses, en tres dosis, y se reactivará a los 18 meses," precisó. La meningitis y la neumonía en los niños pueden provocar trastornos de sordera y retraso mental, así como infecciones generalizadas.
La presentación oficial de la vacuna se hará en un Congreso de Biotecnología a finales de este mes en La Habana. Cuba produce ya vacunas como la meningitis tipo B y medicamentos como el PPG, un fármaco empleado contra el colesterol.

La mayoría de los casos de neumonía puede ser tratada sin hospitalización. Normalmente, los antibióticos orales, reposo, líquidos, y cuidados en el hogar son suficientes para completar la resolución. Sin embargo, las personas con neumonía que están teniendo dificultad para respirar, las personas con otros problemas médicos, y las personas mayores pueden necesitar un tratamiento más avanzado. Si los síntomas empeoran, la neumonía no mejora con tratamiento en el hogar, o se producen complicaciones, la persona a menudo tiene que ser hospitalizada.

Tratamiento para combatir la neumonía

El tratamiento de la neumonía debe estar basada en el microorganismo causal y su sensibilidad a los antibióticos conocidos. En nuestro país los antibiótico comunes más usados son, amoxicilina, eritromicina, en pacientes alérgicos a la penicilina se da la eritromicina en vez de amoxicilina. La duración del tratamiento ha sido tradicionalmente de siete a diez días.

No queremos concluir este artículo sin antes plasmar algunas de las medidas que debemos tomar para prevenir este mal que tanto aqueja a la sociedad.

Medidas para prevenir esta enfermedad

  • Lavar las manos frecuentemente, en especial ir al baño, cambiar pañales y antes de comer o preparar alimentos.
  • No fumar, ya que el tabaco daña la capacidad del pulmón para detener la infección.
  • Utilizar una máscara al limpiar áreas con mucho moho u hongos.
  • Desechar adecuadamente los pañuelos.
  • Cubrirse la boca y la nariz cuando tose o estornuda.

Fuente

  • Libro de Medicina General