Saltar a: navegación, buscar

Orestes López Valdés

Orestes López Valdés.
Información sobre la plantilla
Orestes Lopez.JPG
Compositor, contrabajista y violoncellista
NombreOrestes López Valdés.
Nacimiento28 de agosto de 1908
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento26 de enero de 1991.
NacionalidadCubana
OcupaciónMúsico
Obras destacadas*Arriba la invasión, Caballeros, coman vianda, Camina Juan Pesca’o

Orestes López Valdés. Compositor y contrabajista. Violoncellista. Fue miembro fundador de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba. Posteriormente creó otra orquesta con la que trabajó como director, compositor y arreglista en sus últimos años.

Síntesis biográfica

Nació en La Habana, Cuba el 28 de agosto de 1908 y muere el 26 de enero de 1991. Con su madre estudió solfeo; con el padre, el contrabajista Pedro López, contrabajo; armonía y piano con Fernando Carnicer.

Trayectoria artística

En 1922 tocó su primer baile en la Sociedad El Pilar; más tarde integró la orquesta de Miguel Vázquez (El Moro), y en 1924 trabajó como contrabajista de la Orquesta Filarmónica de La Habana, que dirigía el español Pedro Sanjuán.

Fue cellista de la Orquesta de Armando Valdespí; contrabajista de los hermanos Contreras y de la orquesta de Armando Romeu, y en 1930 de la de Ernesto Muñoz Justiniani; también fue pianista de la Ideal, de Joseíto Valdés.

A fines de la década del 20 fundó su primera agrupación; en 1933, la orquesta López-Barroso, integrada por:

  • López, (director y piano)
  • Raúl Valdés, (violín)
  • Israel López (Cachao), (contrabajo)
  • Manolo Morales, luego sustituido por Juan Pablo Miranda, (flauta)
  • Abelardo Barroso Dargelez, (cantante)
  • Ángel López, (timbal)
  • Abelardo Valdés, (güiro)

Gozó de gran popularidad en la década del 30, cuando estaba de moda el danzonete y Abelardo Barroso en el apogeo de su carrera artística. A mediados de la década del 30 creó la Orquesta Unión; después, en 1937, integró la orquesta Arcaño y sus Maravillas, hasta su disolución en 1958, cuando pasó definitivamente a la Filarmónica.

En la agrupación de Arcaño contribuyó a crear el danzón de nuevo ritmo. Para Orestes López, mambear quería decir:

«Hacer otro danzón con el mismo ritmo del mambo. La primera parte del danzón era la del clarinete, la segunda la del violín, y, por último, la del mambo. Introduje el ritmo con el propósito de enriquecer los grupos musicales, porque antiguamente tocaban la parte final muy cortica, y no daban oportunidad a que ningún instrumento se luciera, ni a que los bailadores disfrutaran. Con la existencia del mambo ya comenzó un estado de ánimo diferente entre los bailadores: esperaban esa parte contentos de que fuera largo y sacaban pasillos... [...].»

Obras

  • Arriba la invasión
  • Caballeros, coman vianda
  • Camina Juan Pesca’o
  • Catorce de septiembre
  • Carraguao pasan
  • Chifla
  • Arcaño
  • El moro eléctrico
  • El Progreso de Tinguaro
  • El que más goza
  • El truco de Regatillo
  • En el cabildo
  • Esto es crema
  • Flores de mayo
  • Hágase socio
  • Jóvenes de la defensa
  • Las ninfas
  • Los tres chiflados
  • Llegaron los millonarios
  • Mambo, Mape
  • Nace una estrella
  • Nobles y sencillos
  • Pasarán los años
  • Rapsodia en azul
  • Rosa que no se marchita,
  • Silvio al bate
  • Soy matancero

Bibliografía

  • Leonardo Acosta. Del tambor al sintetizador [2da. ed.]. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1989.
  • Orlando Castellanos. «El mambo soy yo». La Gaceta de Cuba (La Habana) (6): 48-49; noviembre-diciembre de [[1997].
  • Erena Hernández. La música en persona. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1986.
  • Ezequiel Rodríguez [compilador]. El danzón. Iconografía, creadores e intérpretes. La Habana, Consejo Nacional de Cultura, 1967.

Fuente

"Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba". Instituto Cubano del Libro. Editorial Letras Cubanas, 2009. Consultada el: 18 de noviembre de 2010.

Otra fuente