Saltar a: navegación, buscar

Oscar Silva Muñoz y del Canto

(Redirigido desde «Oscar Silva Muñoz del Canto»)
Oscar Silva y Muñoz del Canto
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Nacimiento31 de octubre de 1876
Caracas, Venezuela
Fallecimiento18 enero de 1950
Camaguey Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CónyugeLutgarda Garcini

Oscar Silva y Muñoz del Canto. Capitán del Ejército Libertador Cubano, escritor, poeta, excelente conferencista e Historiador de la Ciudad de Camagüey.

Primeros pasos del venezolano circunstancial

Oscar Silva y Muñoz del Canto nació el 31 de octubre de 1876 en la ciudad de Caracas, Venezuela, cuando sus padres, Fermín Silva Castellanos y Blanca Muñoz del Canto Guerra, realizaban una gira teatral por varios países de América. Este circunstancial venezolano vivió también en la República Dominicana, donde residían sus padres en calidad de refugiados.

Cuando contaba dos años de edad la familia decidió volver a Cuba y establecerse, provisionalmente en San Juan de los Remedios, donde su padre llegó a presidir la Sección de Declamación de la Sociedad La Tertulia, como actor teatral y amante de la oratoria por lo que ejerció significativa influencia en el pequeño Oscar. A los 14 años fue a vivir al batey del recién instalado Central Lugareño en la provincia de Camagüey y allí aprendió el oficio de sastre que le permitió trabajar más tarde en la sastrería El vapor, de José Álvarez Flores, en la ciudad de Camagüey

Incorporación al Ejército Libertador Cubano

La propia situación de Cuba en aquellos momentos, las ansias de libertad de los cubanos y la formación recibida, rebelde de nacimiento y con ideas propias que sabía defender con elegancia, hicieron que se inclinara por la poesía comprometida. Era una época en que se conspiraba contra el dominio colonial español y los ideales de libertad se acrecentaban vertiginosamente. En los años 1893 y 1894 frecuentaba el comedor de la fonda del cubano Aurelio Vasconcellos, donde se reunían trabajadores del ingenio en franca tertulia, personas muy conocidas en la época por sus ideas, como Mola, Varona, Boza, Bernal, Agüero y Recio.

En defensa de sus ideas el 10 de diciembre de 1895 se incorporó como soldado al Tercer Cuerpo del Ejército Libertador Cubano, donde su participación le hizo ganar ascensos consecutivos hasta alcanzar el grado de capitán. En la manigua conoció a Máximo Gómez, de cuyos encuentros guardaba gratos recuerdos. Fue testigo de la Asamblea Constituyente de La Yaya, en 1897 y se emocionaba al recordar cómo aquel poblado lucía en días de grandes fiestas. El 30 de noviembre de 1898 entró a la ciudad de Camagüey, integrando el victorioso ejército mambí, comandado por el mayor general Lope Recio y Loynaz.

En defensa de su formación patriótica

En la ciudad de Camagüey contrajo matrimonio con Lutgarda Garcini, de cuya unión le nacieron siete hijos: Oscar, Adelaida, Ernesto, Piedad, Laura, Parmenia y Diana. Entre 1903 y 1909 ocupó diferentes cargos y responsabilidades en la administración de correos y desarrolló su vacación teatral como miembro de la Sección de Declamación de la Benemérita Sociedad Popular de Santa Cecilia; en esos años integró una compañía teatral con el comandante del Ejército Libertador Enrique recio Agüero y otros amigos, con cuyas actuaciones recaudarían fondos destinados a erigir un monumento a Ignacio Agramonte y Loynaz, en el parque central de la ciudad, apoyando así la iniciativa Raúl Lamar Salomón, presidente de la Sociedad Popular.

Militó en el Partido Liberal desde 1903 y ante el triunfo electoral del Partido Conservador, decidió trasladarse al poblado de Mayarí, en la provincia de Oriente, donde se desempeñó como Tenedor de Libros en una compañía consignataria de vapores(4); allí siguió sus actividades literarias y artísticas, fundó el periódico El Clarín y en sus editoriales criticó la política del momento, razón por la que fue procesado y multado en varias oportunidades. Participó directa y abiertamente en el movimiento armado conocido como la Chambelona, en febrero de 1917, el fracaso de este alzamiento hizo que no regresara a Mayarí, se estableció en el poblado de Tacajó y dejó las actividades políticas por un tiempo, para dedicarse a sus ensueños como poeta.

Ocupó diferentes cargos en la United Fruit Company, en Tacajó y Banes, sin abandonar sus inquietudes literarias. En 1924 publicó el libro de versos Intermitencias y en 1928 Perlas Orientales. Posteriormente se estableció en Santiago de Cuba donde fue uno de los promotores y presidente de la comisión organizadora, de la expedición conocida como La Senda del Apóstol, que llevó a un grupo masones veteranos, empleados públicos, maestros y estudiantes, a seguir la trayectoria de Martí, desde Playitas hasta Dos Ríos, en 1930(5).

Regreso a Camagüey

Una vez recibido su retiro civil, en 1923, decidió regresar con su familia a Camaguey, donde colaboró con los principales periódicos locales. Sus dotes como orador brillaron en la Sección de Declamación de la Benemérita Sociedad Popular de Santa Cecilia y sus ideales cívicos lo llevaron a destacarse en la vida social camagüeyana; en 1932 fundó el programa Teatro Sintético del Aire en la emisora radial CMJK.

Libró una intensa actividad a fin de rescatar el edificio de la casa natal de Ignacio Agramonte y Loynaz y convertirlo en una institución de servicio social. Las múltiples actividades cívicas que realizó, sumadas a sus valores patrióticos, literarios y humanos, lo hicieron merecedor de título de Historiador de la Ciudad de Camaguey, hasta 1950, año de su fallecimiento

Su amplia cultura y el amor por la literatura y el teatro lo convirtieron en un diletante por antonomasia, enamorado de las glorias y costumbres lugareñas y de la tradición histórica y legendaria, a las que dedicó centenares de cuartillas, conferencias y disertaciones en cada una de las fechas conmemorativas de la historia; se le podía encontrar, lo mismo en las sesiones del Ayuntamiento, que en la Sociedad Popular de Santa Cecilia, en el Centro Territorial de Veteranos, en las emisoras radiales o en el Cementerio General, despidiendo el duelo de un veterano. Fue un promotor cultural y cívico incansable, martiano a toda prueba y desempeñó sus responsabilidades como:

  • Vicepresidente del Consejo Territorial de Veteranos de la Independencia.
  • Socio de Honor de la Unión Sindical de Músicos.
  • Presidente de la Federación Nacional de Pdres, Vecinos y Maestros.
  • Miembro de la Alta Cámara de la Masonería.
  • Presidente del Patronato de la Orquesta Sinfónica.
  • Presidente de honor del Colegio de Periodistas y escritores.
  • Presidente de la Federación de Artistas.
  • Secretario del Patronato del Museo y Biblioteca Ignacio Agramonte.
  • l Historiador de la Ciudad de Camaguey, valioso hijo cubano, nacido en Venezuela por obra de la casualidad, falleció el 18 de enero de 1950.

Referencias

  • Testimonio personal de Parmenia Silva Garcini, hija de Don Oscar Silva.
  • Carlos Rolof. Índice alfabético y de defunciones del Ejército Libertador de Cuba. Guerra de Independencia del 95 al 98, p.872
  • Oscar Silva Muñoz del Canto. op. cit.,p. IV.
  • Oscar Silva Muñoz del Canto. op. cit.,p. VII.
  • José T. de Oñate. La Senda del Apóstol, 1930, p.99
  • Oscar R. Viñas Ortiz. La Radio en Camaguey. 1922-1940, p.99

Fuentes

  • Cento Gómez, E. Cuadernos de historia principeña, Ed. Ácana, Camagüey, 2002
  • Oficina del Historiador de la Ciudad de Camaguey.
  • Viñas Ortiz, O. Cuadernos de historia principeña. Ed. Ácana, Camagüey, 2002Ed.