Paramecio

De EcuRed
Paramecio
Información sobre la plantilla

Organismo unicelular
Clasificación Científica
Nombre científicoParamecium
Reino:Animalia
Clase:Protozoos

Paramecio. Es un organismo común unicelular perteneciente a los protozoos. Nombre científico Paramecium.

Contenido

Hábitat

Habita en las aguas dulces donde se hallan abundantes sustancias orgánicas en descomposición. Para hacer un cultivo de paramecio y poder observarlos con detenimiento en el microscopio, se debe recoger un poquito de agua de una cañada o laguna a la que agregamos agua de la llave, colocándola en un frasco de boca ancha, con unas hojas de lechuga. Después de unos días, en que las hojas comienzan a podrirse, se puede encontrar en sólo una gota de multitud de estos animales.

Estructura y funciones

El cuerpo del paramecio es alargado, con la porción anterior redondeada y con la posterior en forma cónica, su mayor ancho está situado algo más atrás del centro. Desde la porción anterior se abre un surco o depresión en forma oblicua hacia atrás que llega hasta la parte media del cuerpo y que forma el llamado surco oral en cuyo fondo se abre la boca o citostoma, (cito-célula; estoma-boca). La boca se comunica con un conducto corto o citofaringe que se pone en contacto con el endoplasma. Detrás de la citofaringe y hacia un lado se encuentra una abertura que es el ano o citopigio, poro anal, del animal. Este es observable en el momento en que las partículas de deshecho son expulsadas. El cuerpo del paramecio, está cubierto de una película elástica o membrana, revestida de finos cilios.

Al igual que la Ameba se observa interiormente dos tipos de citoplasma, uno más externo o ectoplasma de aspecto denso que rodea a la masa mayor granulosa que es el endoplasma.

En el ectoplasma se encuentran unas formaciones en uso llamadas triococistos, (trico-pelo; cisto-vesícula), que pueden producir la descarga de finos pelos que sirven para la defensa y la fijación del animal. Existen como en la ameba, situadas en el endoplasma, las vacuolas digestivas, las que contienen partículas en vías de digestión, así como una gran vacuola contráctil, la que además de tener una función excretora sirve para regular el contenido del agua en el organismo. A diferencia del núcleo único de la ameba, el paramecio presenta un núcleo redondeado o micronúcleo, de importancia en a reproducción y que se halla rodeado en parte por un núcleo de mayor tamaño o macronúcleo, que interviene en las funciones de nutrición.

Locomoción

En el paramecio se realiza la locomoción en virtud del movimiento de los cilios. Así cuando
Locomoción del Paramecio
Locomoción del Paramecio
estos se mueven hacia atrás, el organismo se desplaza hacia delante y cuando lo hacen en posición oblicua el animal ejecuta un movimiento de rotación. En general, los cilios del surco oral se agitan con mayor velocidad que los restantes, produciéndose una desviación del movimiento de avance que determina una trayectoria en espiral.

Nutrición

El paramecio se nutre a expensas de pequeñas algas, bacterias, otros protozoos y de partículas orgánicas. El movimiento de los cilios del surco oral hace posible que se produzca una corriente de agua que arrastra hacia el citostoma las partículas de alimentos. Los alimentos, reunidos en la porción superior de la citofaringe forman una vacuola, que después de penetrar constituye una vacuola digestiva. Esta vacuola así formada es seguida por otra y así sucesivamente. Las corrientes del endoplasma conocidas como ciclosis hacen que las vacuolas vayan recorriendo un camino fijo en el interior del organismo. El alimento es atacado por fermentos que el endoplasma segrega y disuelto en parte, es absorbido por el protoplasma celular.

Los restos de alimentos no digeridos que se hallan contenidos en la vacuola, la cual va haciéndose cada vez más pequeña, son expulsados a través del citopigio.

La respiración tiene lugar como en la ameba, es decir, el Oxígeno disuelto en el agua, que constituye su medio natural, penetra a través de la membrana y se difunde por todo el organismo. De igual modo los productos de desecho de las combustiones producidas por el oxígeno, es decir, el anhídrido carbónico, la urea, son arrojados al exterior pasando a través de la membrana.

Reproducción

La reproducción tiene lugar por bipartición, pero en ciertos casos este proceso se interrumpe produciéndose una unión temporal de dos individuos o conjugación, en la que se intercambia los materiales contenidos en el micronúcleo. La bipartición no es tan sencilla como por lo general se explica, pues en el paramecio esta tiene lugar del siguiente modo: primero el micronúcleo se divide por mitosis en dos micronúcleos los que se dirigen hacia los extremos del organismo, después el macronúcleo se divide en dos partes amitósicamente, es decir, sin otras complicaciones que las de estirarse y fusionarse por la porción media. En estas condiciones se desarrolla un nuevo citostoma y aparece una nueva vacuola contráctil; surge ahora un surco transversal que divide el citoplasma en dos porciones iguales y se forman dos paramecios hijos, de igual tamaño.

Comportamiento ante los estímulos

Reacciona ante los estímulos como son los contactos, los cambios de temperatura, la luz, las sustancias químicas. Así actúa en forma positiva ante el ácido acético y negativa ante el cloruro de sodio. En presencia de un contacto reaccione de dos maneras: en forma negativa, es decir, huyendo de él si el estímulo es fuerte, pero si el contacto es ligero, como ocurre cuando nada libremente y roza algún objeto, entonces la reacción es positiva, llegando a quedarse en reposo descansando sus cilios contra el objeto.

Fuente

José F. Wegener, Biología de los Animales, Ministerio de la educación, Editorial Nacional de Cuba, Primera Edición, La Habana 1963.